Dante Alighieri

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Dante»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dante Alighieri
«¡Oh gente humana, para volar nacida! ¿porqué al menor soplo caes vencida?».
«¡Oh gente humana, para volar nacida!
¿porqué al menor soplo caes vencida?».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 697 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Dante Alighieri (Florencia, c. 29 de mayo de 1265 – Rávena, 14 de septiembre de 1321) fue un poeta italiano. Su obra maestra, La Divina Comedia, es una de las obras fundamentales de la transición del pensamiento medieval al renacentista. Es considerada la obra maestra de la literatura italiana y una de las cumbres de la literatura universal.

Citas[editar]

De vulgari eloquentia, 1577
  • «La raza humana se encuentra en la mejor situación cuando posee el más alto grado de libertad».
    • Fuente: Monarquía, libro I, capítulo XIV.
  • «Quien sabe de dolor, todo lo sabe». [3]

La Divina Comedia[editar]

  • «Solo aquellas cosas se han de temer
que detentan poder de daño a otro;
de las otras no, que no son temibles».
  • Fuente: Infierno, Canto II, sentencia 88-90.
  • «Antes de mí ninguna cosa fue creada
    sólo las eternas, y yo eternamente duro:
¡Perded toda esperanza los que entráis!».
  • «Y alzando un poco más las cejas
    vi al Maestro de aquellos que saben,
sentado en medio de la filosófica familia.
Todos lo admiran, todos le honran,
allí vi a Sócrates y a Platón,
que más cerca suyo que los otros están».
  • «Amor, que de un corazón gentil presto se adueña».
    • Fuente: Infierno, Canto V, sentencia 100.
  • «En tiempo de los dulces suspiros,
dime pues ¿Cómo amor os permitió
conocer deseos tan peligrosos?
Y ella a mi: No hay mayor dolor,
que, en la miseria recordar
el feliz tiempo, y eso tu Doctor lo sabe».
  • Fuente: Infierno, Canto V, sentencia 123-125.
  • «No menos que saber, dudar me agrada!».
    • Fuente: Infierno, Canto XI, sentencia 93.
  • «¿Quién es más perverso sino a quien
el divino juicio contrista?».
  • Fuente: Infierno, Canto XX, sentencia 29-30.
  • «Es oportuno que abandones ahora la pereza,
dijo el maestro, porque sentado en plumas
a la fama no se llega, ni en descansado lecho;
y quien su vida sin fama consuma
tal vestigio de sí deja en la tierra
como en aire el humo y en agua la espuma».
  • «Considerad vuestra simiente:
hechos no fuisteis para vivir como brutos,
sino para perseguir virtud y conocimiento».
  • «que no se puede absolver al que no se arrepiente,
    ni arrepentirse y querer es posible
pues la contradicción no lo consiente».
  • «Mas la conciencia me asegura,
es buena escolta que hace al hombre franco
bajo el amparo de saberse pura».
  • «Libertad va buscando, que le es tan cara,
como lo sabe quien la vida por ella deja».
  • Fuente: Purgatorio, Canto I, sentencia 71-72.
  • «Sígueme y deja hablar a la gente,
sé como firme torre que su cima
no abate por más que sople el viento».
  • Fuente: Purgatorio, Canto V, sentencia 13-15.
  • «Por ella no poco se comprende
cuanto en la mujer el fuego de amor dura,
si el ojo o el tacto asiduamente no lo enciende».
  • «Vuestra fama es como la flor, que tan pronto brota, muere, y la marchita el mismo sol que la hizo nacer de la tierra ingrata».
    • Fuente: Purgatorio, Canto XI, sentencia 115-117.
  • «¡Oh gente humana, para volar nacida!
¿porqué al menor soplo caes vencida?».
  • Fuente: Purgatorio, Canto XII, sentencia 95-96.
  • «Luz os es dada para bien y para malicia».
  • «Ningún bien que haga al hombre desgraciado
puede llegar a darle dicha cierta;
pues de fruto y raíz está privado».
  • Fuente: Purgatorio, Canto XVII, sentencia 133-135.
  • «El alma para amar ha sido creada,
mas se complace en cosas pasajeras,
cuando por los placeres es llamada.
Vuestra aprehesión convierte en verdaderas
las ilusiones, que al deseo incitan,
y el ánimo seducen placenteras.
Si se recogen los que así se agitan,
inclínase al amor de la natura,
y el amor y el placer juntos palpitan.
Después, cual viva llama que en la altura
se mueve por la esencia que la asciende,
a donde más en su elemento dura,
así el deseo el alma noble enciende,
y en movimiento espiritual se exulta
y en busca de lo amado, vuelo emprende». [4]
  • «Abre la mente a lo que te manifiesto
y aférralo adentro; que no se hace ciencia,
sin retención de lo que se ha entendido».
  • Fuente: Paraíso, Canto V, sentencia 40-42.
  • «Sed, cristianos, a moveros más formales:
no seáis como pluma al viento,
y no creáis que cualquier agua os lave.
Tenéis el viejo y el nuevo testamento,
y el pastor de la Iglesia que os guía:
que ello a vuestra salvación os baste.
Si mala avidez otra cosa os grita,
sed hombres, y no locas ovejas,
¡que el judío, de vosotros, entre vosotros, no se ría!».
  • Fuente: Paraíso, Canto V, sentencia 73-81.
  • «Siempre la confusión de las personas
principio fue del mal de la ciudad,
como al cuerpo la vianda que se añade;
y el ciego toro más pronto cae
que el cordero ciego; y muchas veces corta
mejor y más una que cinco espadas».
  • Fuente: Paraíso, Canto XVI, sentencia 67-72.
  • «Conocerás por experiencia lo salado del pan ajeno, y cuán triste es subir y bajar las escaleras en un piso ajeno».
  • «Y como el hombre más dicha alcanza
obrando el bien, cuando de día en día
en el camino de la virtud avanza». [5]
  • «Mas ¿quién eres tú que sientas cátedra
para juzgar desde lejos a mil millas
con la vista de un palmo corta?».
  • Fuente: Paraíso, Canto XIX, sentencia 79-81.
  • «El parterre que nos hace tan soberbios,
girando yo entre los eternos Gemelos,
entero vi de los montes a las bocas.
Luego volví los ojos a los ojos bellos».

Vida Nueva[editar]

  • «Ecce Deus fortior me, qui veniens dominabitur mihi».
    • Traducción: He aquí (un) Dios, más fuerte que yo, que viniendo me dominará
    • Fuente: Capítulo II.
  • «El color del corazón muestra el aspecto».
    • Fuente: Capítulo XV.
  • «Tan gentil y tan honesta luce
mi dama cuando a alguien saluda,
que toda lengua temblando quédase muda,
y no se atreven los ojos a mirarla».

Referencias[editar]

  1. Citado en Alicia, Misrahi. En la cocina de Afrodita. Ediciones Robinbook, 2008. ISBN 978-84-7927-940-0. p. 63.
  2. Citado en Bol Cecilio; OLLIRUM LEUGIM. Mis conversaciones con ellos. Editor Bubok 2010. ISBN 978-84-90096-34-5. p. 98.
  3. Citado en Antología de pensamientos, apotegmas, proverbios, refranes, reflexiones, parábolas y axiomas de hombres célebres. Editorial Gisbert y Cía., 1988.
  4. Alighieri, Dante. DIVINA COMEDIA 2a. Ed. Volumen 37 de Colección Antares. Editorial Libresa, 1990. ISBN 978-99-78809-85-3. p. 290.
  5. Alighieri, Dante . La Divina Comedia : el infierno, el purgatorio y el paraíso. Editorial FV Éditions, 2015. ISBN 979-10-29901-29-4. p. 452