Christiana Figueres

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Christiana Figueres
Christiana Figueres, 2018
Christiana Figueres, 2018
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Karen Christiana Figueres Olsen (nacida el 7 de agosto de 1956) es una antropóloga,​ economista y analista costarricense. Fue nombrada secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el 17 de mayo de 2010. Ha participado en múltiples negociaciones sobre el cambio climático. Fue propuesta por Costa Rica como secretaria general de la ONU. En el 2016 fue nombrada por la revista Time como uno de los 100 personajes más influyentes del mundo.[sin fuentes]

Citas[editar]

  • «Creo que puedo ser esa líder. Si tengo el honor de ser elegida para servir a las Naciones Unidas bajo la bandera azul, pondré toda mi experiencia, mi determinación y mi decidido optimismo al servicio de esta tarea. Pero para hacer realidad esta visión, debemos de trabajar juntos. [...] Esto fue una decisión conjunta, nunca hubo presiones (...) Luego del acuerdo de París, las voces de entusiasmo se dispararon».
    • Fuente: La Nación.[1]
    • Nota: Hablando sobre la candidatura a secretaria general de la ONU.
  • «El Acuerdo Climático de París no fue un accidente; fue el resultado de una estrategia y una actitud. Fue la culminación de seis años de reconstrucción paciente de un sistema quebrado que había perdido todo tipo de confiabilidad, para transformarlo en un sistema capaz de ingresar a un espiral ascendente de compromiso y ambición».
    • Fuente: La Nación.[1]
  • «El arco de la consolidación de la paz también se extiende sobre los objetivos de acción transformadores e inspiradores que la comunidad internacional acordó en el año 2015, ya que allí se encuentran las semillas de la paz y la prevención de conflictos a largo plazo».
    • Fuente: La Nación.[1]
  • «El punto dos (del Acuerdo de París), es que el Acuerdo marca la trayectoria sobre la cual cada país va a contribuir a la descarbonización, se establece la dirección en la cual se mueve la economía global basada en un imperativo científico, tecnológico y moral. El Acuerdo apunta a una sola dirección común que es la descarbonización de la economía, la dirección en la cual vamos evolucionando»
    • Fuente: Iberoamericana Social.[2]
  • «El punto tres es la meta final, la parte que fue más difícil de negociar. [...] Nuestra meta es la carbono neutralidad global para la segunda mitad del siglo. Además, algo crucial del Acuerdo es que reconoce que los gobiernos nacionales no pueden por sí solos, aunque tienen la mayor responsabilidad porque son las Partes del Acuerdo. Se reconoce por primera vez las acciones del sector privado, las ONG’s, los individuos, se conforma una red de actores que son los que van a hacer la diferencia para alcanzar la meta»
    • Fuente: Iberoamericana Social.[2]
  • «El único punto que yo lamento que no se pudiera incluir en el Acuerdo, pero que si de haberlo incluido probablemente no hubiéramos alcanzado Acuerdo, es la urgencia. La urgencia de la acción en cambio climático es algo difícil de explicar y es muy difícil de ser aceptada especialmente por los países en desarrollo. Si nosotros no llegamos al punto máximo de disminución de la emisiones globales para el año 2020, no vamos a poder llegar a la carbono neutralidad en la segunda parte del siglo a costos manejables. Digamos que seguimos aumentando las emisiones y llegamos a un punto de inflexión tarde, en el 2025 o 2030; ahí vamos a tener que afrontar dos cosas: pérdidas en vidas humanas y costos económicos gigantes, porque vamos a tener que transformar la economía y pujar la tecnología más drásticamente».
    • Fuente: Iberoamericana Social.[2]
  • «Es osado predecir cómo vamos a progresar en el tema de cambio climático pero haciendo uso de mi inquebrantable optimismo, afirmo que vamos a llegar al punto de inflexión en las emisiones globales (su punto máximo) en el año 2020 y a partir de ahí las veremos descender hasta llegar a la descarbonización de la economía en el 2050.
    Lo digo no porque es un sueño esa transformación sino porque es una necesidad para poder evitar los mayores estragos de las catástrofes climáticas».
    • Fuente: BBC Mundo.[3]
  • «Ese sentido de urgencia de llegar a un punto de inflexión para el año 2020 que es lo que nos dice la ciencia no se incluyó en Paris, porque a la primera escucha suena como si fuera una amenaza para los países en desarrollo».
    • Fuente: Iberoamericana Social.[2]
  • «Hay varias cosas que son críticas dentro del Acuerdo de París. Lo primero es que establece la línea de referencia que cada país va a usar como su inicial contribución a este esfuerzo. Se invitó a cada país a que montara su plan nacional de cambio climático y contribución al esfuerzo global. Eso es muy importante porque cada país pudo hacer su asesoría técnica y sectorial. Si hubiéramos definido de entrada que todos los países deben contribuir de igual manera, en los mismos sectores, pues no hubiera salido el Acuerdo, porque cada país es absolutamente sui generis. Le abrimos la puerta a cada país, pero bajo la condición de que era la contribución inicial y que sobre esa base se seguirá construyendo y mejorando cada cinco años»
    • Fuente: Iberoamericana Social.[2]
  • «Imposible no es un hecho, es una actitud».
    • Fuente: BBC Mundo.[3]
    • Nota: Respuesta ante la consideración de que es imposible un acuerdo internacional sobre el cambio climático.
  • «No voy a ser secretaria, porque no voy a tomar instrucciones, pero tampoco voy a ser general, no voy a dar órdenes. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los más vulnerables».
    • Fuente: La Nación.[1]
  • «Todos me decían que encontrar una solución (para el cambio climático) era imposible, y cada uno me daba otra razón por la cual era imposible. Dichosamente yo soy testaruda y optimista. Poco a poco pudimos ir difundiendo el optimismo hasta cambiar la actitud frente al reto»-
    • Fuente: BBC Mundo.[3]
  • «Yo crecí en la finca La Lucha rodeada de cipreses, cabuya, granadillas, fresas y berros. De niña anduve a caballo diariamente con mi hermano mayor por los senderos de la finca. La naturaleza fue mi primer hogar, y sigue siendo mi hogar preferido».
    • Fuente: BBC Mundo.[3]

Citas sobre Figueres[editar]

  • «La mujer con la misión de salvar el mundo del calentamiento global».
    • The Guardian
    • Fuente: BBC Mundo.[3]
  • «La mujer que podría detener el cambio climático».
    • The New Yorker
    • Fuente: BBC Mundo.[3]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Arias Retana, Gustavo; Gerardo Ruiz R., Esteban Oviedo, Eillyn Jiménez B., Pablo Fonseca. «Costa Rica oficializa candidatura de Christiana Figueres a Secretaría General de la ONU.» 7 julio de 2016. Consultado el 30 d emarzo de 2019.
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 Padilla Villanueva, Salvador; Diego Piedra Trejos. «El cambio climático es un asunto de derechos humanos y seguridad internacional.» 13 de enero de 2017. Iberoamericana Social. Consultado el 30 de marzo de 2019.
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 Rodríguez, Margarita. «Estas son 5 de las mujeres más poderosas de la ciencia mundial.» 8 de marzo de 2017. BBC Mundo. Consultado el 11 de enero de 2019.
  4. «Quiénes son los latinoamericanos más influyentes según la revista Time.» 22 de abril de 2016. BBC Mundo. Consultado el 11 de enero de 2019.