Charles Bukowski

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Charles Bukowski

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 23 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Charles Bukowski, nacido con el nombre de Heinrich Karl Bukowski, (Andernach, Alemania, 16 de agosto de 1920 - Los Ángeles, Estados Unidos, 9 de marzo de 1994), fue un escritor y poeta estadounidense.


Con referencias[editar]

Música de cañerías (1987)[editar]

Citas[editar]

  • «Algunos de sus versos, por separado, parecían tener alma, pero si los considerabas todos como un conjunto, te dabas cuenta de que Víctor nunca decía nada, aunque lo dijera a gritos.»
    • Esa pena de escoria.[1]
  • «En el mundo son muy pocos los que tienen muchísimo, pero cuanto menos dinero tenía la gente, mejor parecía vivir. Las únicas necesidades eran dormir, sábanas limpias, comida, bebida y pomada para almorranas.» [2]
    • Delicadeza de langosta.

Diálogos[editar]

  • El Gran poeta.[3]
  Chinaski: ¿Qué aconseja a los escritores jóvenes?
  Stachman: Que beban mucho, que jodan mucho y que fumen muchos cigarrillos.
  Chinaski: ¿Y qué aconseja a los escritores de más edad?
  Stachman: Si siguen aún con vida, no necesitan consejos.
  Chinaski: ¿Cuál es el impulso que le mueve a crear un poema?
  Stachman: ¿Y usted por qué caga?
  • Una dama salvaje.[4]
  Monk: Curioso lugar, apesta a muerte.
  Dama: La muerte no apesta. Sólo lo vivo apesta. Sólo lo que agoniza, sólo lo que se pudre apesta. La  muerte no apesta.
  • Una ligera resaca. [5]
  Tom:   Kevin, hay sólo una cosa que me gustaría saber. Somos tus amigos. Hace años que lo somos.
         Sólo una cosa: ¿por qué bebes tanto? 
  Kevin: La verdad, no sé por qué diablos lo hago. Supongo, más que nada, porque me aburro mucho.

Sin referencias[editar]

Escritos de un viejo indecente (1969)[editar]

  • «Cuando los hombres controlen los gobiernos, los hombres no necesitarán gobiernos. Hasta entonces estamos jodidos.»
  • «El culo es la cara del alma del sexo
  • «El individuo bien equilibrado está loco
  • «En todas partes nos aferramos a las paredes del mundo, y en lo más profundo de la resaca, pienso en dos amigos que me aconsejaron varios métodos de suicidio. ¿Qué mejor prueba de amorosa camaradería?»
  • «Estaba demasiado trompa para gemir; sólo sentía la mordiente y salvaje tristeza de otra cosa buena perdida para siempre.»
  • «La diferencia entre un valiente y un cobarde, es que un cobarde se lo piensa dos veces antes de saltar a la jaula con un león. El valiente simplemente no sabe lo que es un león. Sólo cree que lo sabe.»
  • «Quizás lo encontremos al morir. Quizás no. Tenéis vuestros libros de filosofía, vuestros sacerdotes, vuestro predicador, vuestro científico, así que no me lo preguntéis a mí.»
  • «Soy un raro. No puedo soportar al ser humano en su estado actual, he de ser engañado. Los psiquiatras deben tener un término para designar eso, yo también lo tengo para los psiquiatras.»
  • «Todos tenemos miedo a ser maricas. Estoy harto de eso. Quizás debiéramos volvernos todos maricas y tranquilizarnos. No agarrar el cinturón como Jack (Jack Kerouac). Pero Jack es bueno, para variar. Hay demasiada gente con miedo a hablar contra los maricas, intelectualmente. Lo mismo que hay demasiada gente que tiene miedo a hablar contra la izquierda, intelectualmente. No me preocupa el rumbo que tome el asunto, solo sé que hay demasiada gente con miedo
  • «Un intelectual es el que dice una cosa simple de un modo complicado; Un artista es el que dice una cosa complicada de un modo simple.»
  • «Y el maldito sol estaba podrido. Traía las mismas flores viejas, las mismas chicas viejas de todas partes.»

Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones (1972)[editar]

Citas[editar]

  • «Pueden salir cosas buenas de no saber demasiado.»

Diálogos[editar]

   Madre: ¿Por qué quiere la gente pegarnos con sus coches, niño? 
   Niño: Bueno, mamá, es porque son desgraciados y a los desgraciados les gusta destrozar las cosas. 
   Madre: ¿No hay gente feliz? 
   Niño: Hay mucha gente que finge ser feliz. 
   Madre: ¿Por qué? 
   Niño: Porque están avergonzados y asustados y no tienen el valor de admitirlo."

Se busca una mujer (1973)[editar]

Charles Bukowski
  • «La definición de la vida es problemas.»
  • «Todas las mujeres rompen los cojones, tú eres la campeona.»
  • «¿Qué puede hacer un poeta sin dolor? Lo necesita tanto como a la máquina de escribir.»

La máquina de follar (1974)[editar]

  • «Cualquier cosa puede volver loco a un hombre porque la sociedad se asienta en bases falsas.»
  • «Dejé atrás todo salvo el oculto gozo de saborear ser.»
  • «Dale algo al género humano y lo rasparán y lo arañarán y lo machacarán.»
  • «Doctor Blasingham. Chupasangre de fondos del condado. Un farsante y un mierda. Yo no entendía cómo no le habían elegido aún presidente de Estados Unidos
  • «El alma libre es rara, pero la identificas fácilmente cuando la ves.»
  • «El dolor era para mi sólo como la mala suerte: lo ignoraba.»
  • «El hombre es la víctima de un medio que se niega a comprender su alma
  • «Examinar su propia mente es lo peor que puede hacer un loco
  • «Hay veces que un hombre tiene que luchar tanto por la vida que no tiene tiempo de vivirla.»
  • «Hicimos el amor. Hicimos el amor en medio de la tristeza.»
  • «Hubo un poco de música; la vida parecía entonces un poco más agradable, mejor.»
  • «Juegos de niños. Eso es todo lo que hace la gente, juegos de niños. Van del coño a la tumba sin que les roce siquiera el horror de la vida
  • «Los mayores inventos del hombre son la cama y la bomba atómica: el primero te aísla y el segundo te ayuda a escapar.»
  • «Marie: te amo; eres muy buena conmigo. Pero debo irme, no sé exactamente porqué; estoy loco supongo. Adiós.»
  • «Me echó una de esas miradas que se reservan para los idiotas de cuarta categoría.»
  • «No estaba seguro del todo de que aquello no fuese un montaje gigante del delirium tremens
  • «Nadie comprendería jamás lo que sufría Bukowski.»
  • «Nuestra sociedad la hemos formado con nuestra falta de espíritu; es como si nos la mereciésemos.»
  • «Nunca sentía soledad; cuanto más separado de la especie humana se encontraba, mejor se sentía.»
  • «Otra cosa en esta sociedad es lo que te hace daño... por eso necesitas todas esas porquerías.»
  • «Para los jóvenes todo es nuevo; aún no están atrapados.»
  • «Sé lo bastante bueno en cualquier cosa y te crearás tus propios enemigos.»
  • «Significa que quiero pagar el precio que usted pone a su hija
  • «Tuve la sensación de que podía caer dentro de aquellos ojos.»
  • «Un viaje de LSD te muestra cosas que no abarcan las reglas.»
  • «Un viaje (LSD) exige un hombre que aún no esté enjaulado, un hombre aún no jodido por el gran miedo que hace funcionar toda la sociedad
  • «Yo siempre fui un solitario. Me cuesta empezar la vida cada mañana. No me importaría que todos los habitantes del mundo se muriesen.»

Factotum (1975)[editar]

Citas[editar]

  • «Es increíble lo que un hombre tiene que llegar a hacer sólo para poder comer, dormir y vestirse.»
  • «Eso era todo lo que un hombre necesitaba: esperanza. Era la falta de esperanza lo que hundía a un hombre.»
  • «La gente no quiere trabajar, la gente quiere vivir bien, pero sin trabajar.»
  • «Traté de convertirte en mujer pero no eres más que una puta.»

Diálogos[editar]

  - Así que ahora estás un poco tarumba. Por la falta de amor. Todo el mundo necesita amor. Forma parte de uno mismo.
  - La gente no necesita amor, lo que necesita es triunfar en una cosa o en otra. Puede ser en el amor, pero no es imprescindible.
  - La Biblia dice: 'Ama a tu prójimo'.
  - Eso puede querer decir que le dejes en paz. Voy a salir a comprar un periódico."

Mujeres (1978)[editar]

Bukowski (a la izquierda) en su casa de San Pedro en 1990, con los escritores Mary Ann Swissler y Mat Gleason.

Citas[editar]

  • «A mí siempre me han puesto cachondo las resacas, no para besar ni chupar, sino para echar un polvo sin contemplaciones.»
  • «Dejé el teléfono. Pensé en Sara. Pero Sara y yo no estábamos casados. Un hombre tenía sus derechos. Yo era un escritor. Era un viejo indecente. Las relaciones humanas nunca solían funcionar. Sólo las dos primeras semanas tenían algo electrizante, luego los participantes perdían el interés. Las máscaras caían y la realidad aparecía: dementes, imbéciles, chiflados, rencorosos, sádicos, asesinos. La sociedad moderna había creado su propia especie y la había enfrentado entre sí. Era un duelo a muerte en un cerco sin salida. Lo más que podía uno esperar de una relación, decidí, eran dos años y medio como máximo. El rey Mongut de Siam tenía 9000 esposas y concubinas; el rey Salomón del Antiguo Testamento tenía 700 esposas; Augusto el fuerte de Sajonia tenía 365 mujeres, una para cada día del año. Sanidad en números.»
  • «El tráfico fluía inacabable como una procesionaria.»
  • «Entonces desistí de intentar complacerla y simplemente la follé, poseyéndola viciosamente. Era como un asesinato.»
  • «Ese es el problema con la bebida, pensé, mientras me servía un trago. Si ocurre algo malo, bebes para olvidarlo; si ocurre algo bueno, bebes para celebrarlo; y si no pasa nada, bebes para que pase algo.»
  • «Estaba constantemente cachondo y me masturbaba continuamente. Le hacía el amor a Lydia y luego por la mañana volvía a mi casa y me masturbaba. El pensamiento del sexo como algo prohibido me excitaba más allá de toda razón. Era como un animal aplastando a otro hasta la sumisión. Cuando me corría sentía como si fuera en la cara de todo lo decente, blanca esperma resbalando por las cabezas y almas de mis padres muertos. Si hubiera nacido mujer seguro que hubiera sido prostituta. Como había nacido hombre, anhelaba constantemente mujeres, cuanto más guarras mejor. Y sin embargo, las mujeres, las buenas mujeres, me daban miedo porque a veces querían tu alma, y lo poco que quedaba de la mía quería conservarlo para mí. Básicamente deseaba prostitutas porque eran duras, sin esperanzas, y no pedían nada personal. Nada se perdía cuando ellas se iban. Pero al mismo tiempo soñaba con una mujer buena y cariñosa, a pesar de lo que me pudiera costar. De cualquier manera estaba perdido. Un hombre fuerte pasaría de ambos tipos. Yo no era un hombre fuerte. Así que continuaba bregando con las mujeres, con la idea de las mujeres.»
  • «Hay en mí algo descontrolado, pienso demasiado en el sexo. Cuando veo una mujer me la imagino siempre en la cama conmigo. Es una manera interesante de matar el tiempo en los aeropuertos. Parece una historia sobre sexo y borracheras, cuando en realidad es un poema sobre el amor y el dolor.»
  • «Hicimos una parada para comprar licor, hielo y cigarrillos, luego regresamos al apartamento. Su única copa había puesto a Cecilia soltando risas y hablando sin parar. Ahora estaba explicándonos que los animales también tenían alma. Nadie se lo discutió. Era posible, lo sabíamos. De lo que no estábamos tan seguros era de si la teníamos nosotros.»
  • «La educación era la nueva divinidad, y los hombres educados los nuevos poderosos hacendados.»
  • La gente solía ser mucho mejor en sus cartas que en la realidad. En esto se parecían a los poetas."
  • «Las partes buenas de nuestra relación eran como una rata revolviéndose y mordiéndome en el estómago.»"
  • «Las personas amorales se sentían más libres, pero carecían de la capacidad de sentir o amar
  • «Mientras los hombres veían el fútbol o bebían cerveza o jugaban a los bolos, ellas, las mujeres, pensaban en nosotros, concentrándose, estudiando, decidiendo si aceptarnos, descartarnos, cambiarnos, matarnos o simplemente abandonarnos. Al final no importaba, hicieran lo que hicieran acabábamos locos y solos
  • «Siempre me ponía nervioso antes de una lectura, muy tenso y desasosegado. Casi siempre vomitaba. Entonces lo hice. Vomité sobre una de las tumbas.»
  • «Una vez que una mujer te da la espalda, olvídala: te aman y de repente algo se da la vuelta. Te pueden ver muriéndote en una cuneta, atropellado por un coche y pasarán a tu lado escupiéndote.»


Diálogos[editar]

  - Por la mañana nos duchamos y vestimos.
  - Te llevaré a desayunar - dije yo.
  - Vale - dijo Mercedes - Por cierto, ¿hemos follado esta noche?
  - ¡Por Dios! ¿No te acuerdas? ¡Debimos estar follando por lo menos una hora!
    No me lo podía creer. - Mercedes parecía poco convencida. Fuimos a un sitio pasada la esquina. 
    Pedí huevos con bacon, café y una tostada. Mercedes pidió tortitas con jamón y café. La 
    camarera nos lo trajo. Tomé un poco de huevo. Mercedes echó salsa a sus tortitas.-
  - Tienes razón- me dijo-, me has debido follar. Siento el semen cayéndome por la pierna. - Decidí 
    no volver a verla."


  - No eres demasiado tímido.
  - Voy por mi tercera copa.
  - ¿Qué pasa después de la cuarta?
  - No gran cosa. La bebo y espero la quinta.

Hollywood (1989)[editar]

Citas[editar]

  • «Ahora, después de décadas, era un escritor con escritorio. Sí, sentí el temor, el temor de volverme como ellos
  • «A mí cada vez que alguien me hablaba me entraban ganas de tirarme por la ventana o de escapar en el ascensor. La gente, simplemente, no me resultaba interesante. Quizá no tenía por qué serlo. Pero los animales, los pájaros, incluso los insectos lo eran. No podía entenderlo.»
  • «La vida era estupenda. Lo único que uno tenía que hacer en ese pequeño mundo suyo era ser escritor o artista o bailarín y quedarse sentado o ir por ahí, inhalando y exhalando, bebiendo vino, simulando que uno sabe qué coño pasa.»
  • «Nunca creí que mis críticos fuesen otra cosa más que gilipollas. Si el mundo dura hasta el próximo siglo ahí estaré yo todavía, pero los viejos críticos estarán muertos y olvidados y sólo habrán servido para ser reemplazados por nuevos críticos, nuevos gilipollas.»
  • «Pasaron los créditos con las fichas técnicas. Entonces apareció mi nombre. Yo era parte de Hollywood, aunque fuese por un pequeño instante. Era culpable.»
  • «Que no te engañen, chico. La vida empieza a los sesenta.»


Diálogos[editar]

  — ¿Beber no es una enfermedad?
  — Respirar es una enfermedad.
  — ¿No le parecen repugnantes los borrachos?
  — Sí, la mayoría lo son. Al igual que la mayoría de los abstemios.


  — ¿En qué has pensado?
  — Es sobre un borracho. Lo único que hace es estar sentado día y noche en el taburete de 
    un bar.
  — Pero ¿tu crees que a la gente le va a interesar un tipo así?
  — Mira, John, si me preocupara sobre lo que le interesa a la gente, nunca escribiría nada.


  — Esa es tu respuesta a todo: Beber.
  — No, esa es mi respuesta a la nada.


  — ¿Cómo va eso?
  — Mi gente habla demasiado...
  — Beben demasiado...
  — No, no pueden beber demasiado. Nunca es suficiente...

Hijo de Satanás[editar]

  • «Aquellos rostros a los que todo les había sido robado.»
  • «Durante aquellos dos o tres segundos de descanso recomponían sus sentidos y sus almas.»
  • «Era un mundo lleno de canciones de amor espantosas.»
  • «La electricidad de las glándulas del hombre: aquella electricidad hedionda que continúa propagando la fealdad de la especie a lo largo de inútiles centurias.»
  • «Tenía tanta clase como el agujero del culo de un gato

La senda del perdedor[editar]

  • «Coge la familia, mézclala con Dios y la nación, añade diez horas de trabajo diario, y tienes todo lo que necesitas.»
  • «Práctica, eso era todo lo que hacía falta. Todo lo que necesitaba una persona era una oportunidad. Siempre había alguien controlando quién podía tener una oportunidad y quién no.»

Otros[editar]

Citas[editar]

  • «El problema con el mundo es que la gente inteligente está llena de dudas, mientras que la gente estúpida está llena de certezas.»
  • «La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes, en la dictadura no tienes que gastar tu tiempo votando.»
  • «¿Qué es el amor? El amor es una niebla que quema con la primera luz del día de la realidad
    • Extraído de una entrevista.
  • «¿Quiénes son tus 3 escritores contemporáneos favoritos? Charles Bukowski, Charles Bukowski y Charles Bukowski.»
  • «Siempre esperaba que la bibliotecaria me dijera: "Qué buen gusto tiene usted, joven." Pero la vieja puta ni siquiera sabía quién era ella, ¿cómo iba a saber quién era yo?.»
    • Extraído de El Incendio de un Sueño.

Diálogos[editar]

  • No puedes escribir una historia de amor:
  — ¿Por qué no te buscas un trabajo decente?
  — No hay ningún trabajo decente. Si un escritor abandona la creación, está muerto.
  — ¡Oh, vamos, Carl! Hay millones de personas en el mundo que no trabajan en la creación.
    ¿Quieres decir que están muertas?
  — Sí.

Referencias[editar]

  1. Bukowski, Charles. Música de cañerías. Colección Compactos. Editorial Anagrama, 2001. p. 84. ISBN 84-339-1472-3.
  2. Bukowski, Charles. Música de cañerías. Colección Compactos. Editorial Anagrama, 2001. p. 92. ISBN 84-339-1472-3.
  3. Bukowski, Charles. Música de cañerías. Colección Compactos. Editorial Anagrama, 2001. p.33. ISBN 84-339-1472-3.
  4. Bukowski, Charles. Música de cañerías. Colección Compactos. Editorial Anagrama, 2001. p.43. ISBN 84-339-1472-3.
  5. Bukowski, Charles. Música de cañerías. Colección Compactos. Editorial Anagrama, 2001. p.103. ISBN 84-339-1472-3.