Bola de Nieve

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ignacio Jacinto Villa Fernández, Bola de Nieve
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 48 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Ignacio Jacinto Villa Fernández (n. Guanabacoa; 11 de septiembre de 1911 - m. Ciudad de México; 2 de octubre de 1971), más conocido por su nombre artístico de Bola de Nieve, fue un cantante, compositor y pianista cubano.

Citas[editar]

  • "Me siento eminentemente latinoamericano, tan latinoamericano que no tengo nacionalidad cuando de continente se trata".
  • "Todo es bueno en la vida cuando uno cree o se engaña creyendo que está haciendo arte".
  • "Yo no tengo fanáticos, devotos es lo que tengo yo. ¿Por qué?... Porque yo soy la canción; yo no canto canciones ni las interpreto. Yo soy".
  • "No me creo que soy alguien para tocar la campanilla del éxito como compositor. Creo que la palabra compositor es demasiado seria y demasiado respetable. Yo he hecho cancioncitas... Si hubiera tenido voz habría cantado en serio; me hubiera gustado cantar ópera, pero tengo voz de vendedor de mangos, voz de manguero, tengo voz de vendedor de duraznos, de ciruelos; entonces, me resigné con vender ciruelas en el escenario, sentado en el piano".

Sobre Bola de Nieve[editar]

Bola de Nieve fue una revelación artística para el mundo, con su voz de caprichosas inflexiones, su sentimentalismo profundo y jamás patético, su gracia criolla llena de humildad y su carisma impecable. La misma Edith Piaf decía que nadie interpretaba como él "La vie en rose". Otros artistas de gran prestigio le rindieron homenaje:

Jacinto Benavente

  • "No se puede hacer más con una canción".

Andrés Segovia:

  • "Escuchar a Bola es asistir al nacimiento conjunto de la palabra y la música".

Pablo Neruda:

  • "Bola de Nieve se casó con la música y vive con ella en esa intimidad llena de pianos y cascabeles, tirándose por la cabeza los teclados del cielo. ¡Viva su alegría terrestre! ¡Salud a su corazón sonoro!".

Efraín Huerta:

  • "Para él el piano era un juguete, un instrumento humano, un otro yo, una especie de prolongación suya, estructura nevada propicia al artista más gracioso y generoso del mundo".

Roberto Fernández Retamar:

  • "Se recuerda la primera vez que uno oyó a Bola de Nieve como un cubano recuerda la primera vez que vio la nieve; como algo natural y misterioso que daba alegría y, desde luego, un poco de tristeza; que uno sabía que iba a contar después. Pertenezco a la estirpe feliz de gentes que han oído a Bola de Nieve".

Nicolás Guillén:

  • "[Bola de Nieve dice sus canciones] a media voz, casi recitadas, dejándolas escapar en el aire de la sala absorta".
  • "Bola, además de su cultura musical, tiene una bien hecha cultura literaria. Su charla (no pública, pues no es charlista de ese jaez, sino la corriente entre amigos) está siempre salpicada de ingenio, con lo que hace buena la observación del clásico según la cual la destreza en decir donaires es signo de grande inteligencia".
  • "Bola quedará en la historia y lo que es más poético, en la leyenda, allí donde la historia sea impotente para explicarlo...".

Alejo Carpentier:

  • "[El arte de Bola de Nieve está] nutrido de esencias cubanas, de sensibilidades nuestras".
  • "Bola de Nieve era el único artista acerca del cual los intelectuales se ponían de acuerdo. Otros son discutidos, impugnados o, por el contrario, elevados en Zócalos. Bola de Nieve, en cambio, es el hombre a quien todos tienen en su justo lugar, reconociendo que en él, la gracia desenfadada de la persona se empareja con una auténtica musicalidad. Nos pone a todos de acuerdo, evidentemente. Pero ha tenido, por encima de esto, el talento necesario para ponerse de acuerdo con todos los públicos del mundo".