Isaac Asimov

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Asimov»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Isaac Asimov
«La violencia es el último refugio del incompetente».
«La violencia es el último refugio del incompetente».
Véase también
Biografía en Wikipedia.
Multimedia en Wikimedia Commons.
Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 31 años.
Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Isaac Asimov (Petrovichi, Rusia, 2 de enero de 1920 – Nueva York, 6 de abril de 1992) fue un escritor de ciencia ficción y miscelanea de la Historia.

Citas[editar]

  • «El aspecto más triste de la vida actual es que la ciencia gana en conocimiento más rápidamente que la sociedad en sabiduría».[1]
  • «En primer lugar acabemos con Sócrates, porque ya estoy harto de este invento de que no saber nada es un signo de sabiduría».[2]
  • «La frase más excitante que se puede oír en ciencia, la que anuncia nuevos descubrimientos, no es ¡Eureka! (¡Lo encontré!) sino Es extraño».[3]
  • «La vida es agradable. La muerte es tranquila. Lo malo es la transición».[4]
  • «No tengo evidencia para probar que Dios no existe, pero sospecho tanto que no existe que no quiero perder el tiempo».[7]
  • «Nunca permitas que el sentido de la moral te impida hacer lo que está bien».[8]
  • «Un científico es un hombre tan endeble y humano como cualquier otro; sin embargo, la búsqueda científica puede ennoblecerle, incluso en contra de su voluntad». [9]
  • «Un sutil pensamiento erróneo puede dar lugar a una indagación fructífera que revele verdades de gran valor». [10]

De la saga Fundación[editar]

  • «Las tres leyes de la robótica son:
    0. Un robot no puede causar daño a la humanidad o, por inacción, permitir que la humanidad sufra daño.
    1. Un robot no puede dañar a un ser humano ni, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
    2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos excepto cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.
    3. Un robot debe proteger su propia existencia hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o Segunda Ley».[11]
  • «Para tener éxito, la planificación sola es insuficiente. Uno debe improvisar también». [To succeed, planning alone is insufficient. One must improvise as well]. [12]

Referencias[editar]

  1. Albaigès (1997), p. 79.
  2. De La relatividad del error, citado en Contextos, Número 2, p. 23. Editorial Veracruz de Ignacio de la Llave, Gobierno del Estado, 2005.
  3. Soriano del Castillo, José Miguel. Micotoxinas en alimentos, p. XI. Ediciones Díaz de Santos, 2007. ISBN 9788479788087.
  4. Palacios Díaz, Sergio Luis. La guerra de dos mundos, p. 140. Ediciones Robinbook, 2008. ISBN 9788496924321.
  5. Albaigès (1997), p. 588.
  6. Palomo (1997), p. 296.
  7. Lanza Ordóñez, Gustavo Adolfo. Soy Ateo, p. 182. Editorial LibrosEnRed, 2008. ISBN 9781597544184.
  8. Palomo, Eduardo. Cita-logía, p. 200. Punto Rojo Libros, ISBN 978-84-16068-10-4.
  9. Albaigès (1997), p. 79.
  10. Albaigès (1997), p. 79.
  11. En: Valencia Giraldo, Asdrúbal. De la técnica a la modernidad: construcciones técnicas, ciencia, tecnología y modernidad, p. 227. Editorial Universidad de Antioquia, 2004. ISBN 9789586557818. La ley 0 aparece mencionada en el libro Preludio a la Fundación, publicada en mayo de 1988, donde R. Daneel Olivaw se la explica a Hari Seldon.
  12. The Mammoth Book of Golden Age: Ten Classic Stories from the Birth of Modern Science Fiction Writing. Autores Isaac Asimov, Martin H. Greenberg. Hachette UK, 2012. ISBN 9781780337234. En Google libros. Consultado el 13 de marzo de 2020.

Bibliografía[editar]

  • Albaigès, Josep María (1997). Un siglo de citas. Planeta. ISBN 8423992543.