Antígona (Sófocles)

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Antígona es una obra de Sófocles.

Citas[editar]

  • «Difícil es conocer la índole, los sentimientos y la opinión, de un hombre antes que se le vea, en el ejercicio de la soberanía, y aplicación de la ley».
    • Creonte
  • «No ha habido entre los hombres algo más pernicioso que el dinero: esté devasta las ciudades, destierra a los hombres de sus casas, los comercia, y pervierte sus buenos sentimientos, disponiéndolos para todo hecho punible: él enseñó a los hombres a valerse de todos los medios, a ingeniárselas para cometer toda clase de impiedad».
«
Esta es la ley que imperará siempre en el presente, en el provenir y en el pasado, "Nada ocurre en la vida humana exento de dolor"
»
  • «Difícil es a quien haya formado una opinión se le convenza de su falsedad».
  • «Nunca a los mortales conviene hacer juramentos, porque la reflexión modifica el primer pensamiento».
  • «Pues has de saber que los caracteres, cuanto más obstinados, ceden más fácilmente; y muchas veces verás que el resistente hierro cocido al fuego, después de frió se quiebra».
  • «Porque los que creen que solamente ellos poseen la sabiduría, la elocuencia y el valor que no tienen los demás, esos, al ser examinados, se encuentran vacíos».
    • Hemón, hijo de Creonte.
  • «Por muy sabio que sea un hombre, no le es vergonzoso el aprender muchas veces, ni tampoco el no resistir más allá de lo razonable. Tú ves en los torrentes invernales que cuantos árboles ceden, conservan sus ramas; pero los que resisten, son arrancados desde sus mismas raíces».
  • «—Una ciudad no se constituye de un solo hombre. —¿No se dice que la ciudad es del que manda?— Y muy bien si reinarás tú solo en tierra despoblada».
  • «¡Amor que en el corazón te infundes!, que en las tiernas mejillas de la muchacha te posas y atraviesas el mar y frecuentas rústicas cabañas».
  • «Ya que común a todos los hombres es errar, pero cuando el hombre yerra no es necio ni infeliz si, reconociendo su error se enmienda y no es terco, que la terquedad acusa ignorancia».

Fuentes[editar]