Alfred Kinsey

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Alfred Kinsey
«El género masculino no representa dos diferentes poblaciones, la homosexual y la heterosexual. El mundo no está dividido entre cabras y chivas».
«El género masculino no representa dos diferentes poblaciones, la homosexual y la heterosexual. El mundo no está dividido entre cabras y chivas».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 28 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Alfred Charles Kinsey (23/06/1894 - 25/08/1986) fue un investigador sobre sexo, entomólogo y zoólogo. Fundó el Instituto de Investigación Bloomington de la Universidad de Indiana (ahora llamado Instituo Kinsey de Sexo, Género y Reproducción).

Citas verificadas[editar]

Sobre el comportamiento sexual del hombre (1948)[editar]

  • "La historia de la medicina prueba que mientras el hombre busque conocerse a sí mismo y se encuentra cara a cara con su naturaleza, se libera de sus temores infundados por la confusión, sus vergüenzas pesimistas y su hipocresía arrogante. Así, mientras el sexo sea tratado con la actual confusión, ignorancia y sofisticación, negación e indulgencia, supresión y estimulación, castigo y explotación, misterio y propuesta, será asociado con la duplicidad e indecencia en vez de honestidad intelectual o dignidad humana".
  • "La muy generalizada situación del homosexual en la Antigua Grecia, como la plena situación hoy en día de que en algunas culturas en cuya dicha actividad no es tabú, sugiere que la capacidad de un individuo a responder eróticamente a cualquier clase de estimulo, provenga este de una persona de su mismo u opuesto sexo, es básico en la especie".
  • "Fomentaría un raciocinio más claro sobre estos temas si las personas no fueran clasificadas como heterosexuales ni homosexuales, sino individuos que han tenido cierta cantidad de experiencias heterosexuales y cierta cantidad de homosexuales. En vez de usar estos términos como sustantivos indicativos de la persona, o incluso como adjetivos para describirlas, debiesen mejor ser empleadas para describir la naturaleza de las relaciones sexuales en sí, o al estimulo al que el individuo responde(...) El género masculino no representa dos diferentes poblaciones, la homosexual y la heterosexual. El mundo no esta dividido entre cabras y chivas. No todo es blanco y negro. Es fundamento de la taxonomía que la naturaleza rara vez se topa con géneros discretos. Solo la mente humana puede inventar dichas categorías e intentar forzadamente separarlas de dos ternas diferentes. El mundo viviente es una continuidad de cada uno de sus aspectos. Mientras más rápido aprendamos esto concerniente a la sexualidad humana, más pronto alcanzaremos un serio entendimiento de las realidades del sexo en sí. Lamentablemente, el estudio se basa en una muestra sesgada, ya que se selecionó a los entrevistados, en penales o ejerciendo la prostitución, por lo que no se puede extrapolar a la población general".
  • "Hay una tendencia a considerar cualquier comportamiento humano que sea inusual, no bien conocido, o no bien entendido, como neurótico, psicópata, inmaduro, perverso, o la expresión de algún otro tipo de trastorno psicológico".[1]

Sobre el comportamiento sexual de la mujer (1953)[editar]

  • "Es difícil entender por qué un niño, a no ser por su condicionamiento cultural, debería sentirse molesto por que le toquen los genitales, o molesto por ver los genitales de otras personas, o incluso por contactos sexuales más específicos".
It is difficult to understand why a child, except for its cultural conditioning, should be disturbed at having its genitalia touched, or disturbed at seeing the genitalia of other persons, or disturbed at even more specific sexual contacts.
  • "Nunca es suficiente enfatizar que la conducta de cualquier animal dependerá de la naturaleza del estímulo con el que se encuentre, sus capcidades anatómicas y psicológicas, y el contexto de experiencias pasadas. A menos que haya sido condicionado por una experiencia pasada, un animal responderá de manera idéntica a un estímulo idéntico, ya sea que emane de una parte de su propio cuerpo, de un individuo de su mismo sexo, o de un individuo del sexo opuesto".
  • "La inherente capacidad psicológica de un animal a responder a cualquier estímulo suficiente parece, entonces, la básica explicación al hecho que ciertos individuos responden a estímulos de otros individuos de su mismo sexo y parece indicar que cualquier individuo podría responder de igual manera si la oportunidad fuese ofrecida y no estuviera condicionada a negar dicha respuesta. No hay necesidad de hipotetizar sobre factores de tipo hormonal que hagan que ciertos individuos sean mas propensos a la actividad homosexual, ya que sabemos que no existe suficiente data para probar la existencia de dichos factores. (p.758). No hay suficientes datos para probar que los factores hereditarios están involucrados. Las teorías sobre apegos infantiles hacia uno de los padres, teorías de fijaciones infantiles a un nivel de desarrollo sexual, las interpretaciones de la homosexualidad como neurosis o psicopatías o degeneración moral, y otras interpretaciones filosóficas no están respaldadas por la investigación científica, y es contraria a la data específica a nuestra compilación de historiales masculinos y femeninos".
  • "La impresión que mamíferos infrahumanos son más o menos frecuentes a confinarse a actividades heterosexuales es una distorsión de los hechos que parece haber sido originado en una filosofía hecha por el hombre, más allá de la observación de la conducta de los mamíferos. Biólogos y psicólogos que han aceptado la doctrina de que la única función del sexo es la reproducción simplemente han ignorado la existencia de actividad sexual no reproductiva. Asumieron que las respuestas heterosexuales eran parte innata del animal, su "instintivo" equipo, y que otro tipo de actividades sexuales representan "perversiones" de los "instintos normales". Dichas interpretaciones son, sin embargo, místicas. No provienen de nuestro conocimiento de la psicología de la respuesta sexual (Capítulo 15), y solo pueden ser mantenidas si uno asume que la función sexual es en cierta manera divorciada de los procesos psicológicos que controlan las demás funciones del cuerpo animal".
  • "Así pues, el registro de mamíferos confirma el estatuto que cualquier animal que no esté fuertemente condicionado por cierto tipo especial de experiencias es capaz de responder a cualquier estímulo adecuado. Esto es lo que encontramos en los segmentos más desinhibidos de la especie humana, y es lo que encontramos en los niños jóvenes que no han sido rigurosamente restringidos en sus juegos sexuales tempranos. Las preferencias exclusivas y los patrones de conducta, heterosexual y homosexual, vienen solo con la experiencia, o como resultado de las presiones sociales en su tendencia a forzar a un individuo a elegir uno de los patrones exclusivos, ya sea de uno o de otro. Psicólogos y psiquiatras, reflejando las normas de la cultura en que uno es criado, han pasado mucho tiempo intentando explicar el origen de las actividades homosexuales; pero si consideramos la psicología de la respuesta sexual y el contexto mamífero de la conducta humana, no es muy difícil explicar que cualquier animal humano puede o no estar involucrado en cualquier tipo de actividad sexual".

Citas sobre Kinsey[editar]

  • "Si Kinsey está en lo correcto, entonces no he hecho más que lo que me es natural, lo que un americano ordinario hace secretamente, deshaciéndome de las fijaciones de culpa y las fobias por su sentido pecaminoso. Yo nunca me he considerado una pecadora o que cometí lo que llamaría pecado".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Alfred Charles Kinsey: Sexual Behavior in the Human Female (1953), 195.