Alberto Masferrer

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Alberto Masferrer
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 87 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Alberto Masferrer (1868 - 1932), maestro, filósofo, periodista, ensayista, poeta y político salvadoreño.

Citas[editar]

  • «Tal como la vida se halla organizada en nuestros tiempos, un pueblo analfabeto será, sin remedio, el esclavo de un grupo de perversos de su propio suelo, o la presa fácil de cualquiera nación poderosa que desee absorberlo o dominarlo».[sin fuentes]
  • «Siempre hay tribulación en la casa del ebrio».[sin fuentes]
  • «Hay una ciencia que debe ocupar toda la vida del hombre, desde que su razón despierta hasta que deja de vivir: tal es la moral o ciencia de la conducta, la más práctica e interesante de todas, pues de su conocimiento y aplicación depende que la humanidad avance o retroceda».[sin fuentes]
  • «Un límite para el que domina, para el que atesora. ¿Por qué no? Todas las cosas en el Cosmos lo tienen».[sin fuentes]
  • «Frente al vicio y al crimen, el Estado no debe tener más que una actitud, y es la guerra».[sin fuentes]
  • «Cuanto menos gobierno necesite un país, mayor será su prosperidad y ventura; la anarquía, que es una concepción ideal de la vida, de la vida sin gobierno, no lo es sino porque lleva implícita la perfección, la santidad del individuo».[sin fuentes]
  • «Necesitamos de gobierno porque somos malos. Porque somos crueles, perversos, codiciosos, brutales y tiránicos, necesitamos de que alguien nos vigile, nos contenga, nos reprima y nos castigue».
    • Fuente: Obras Escogidas de Alberto Masferrer, Tomo Segundo, San Salvador: Editorial Universitaria.
  • «Perfecta es la humildad de aquel que nunca olvida que la luz viene de lo Alto y no de él, y que no viene solo para él, sino para toda sombra y toda pena».
    • Fuente: Alberto Masferrer (1976), Las Siete Cuerdas de la Lira, San Salvador: Dirección de Publicaciones.

Referencias[editar]