Wicked: Memorias de una Bruja Mala

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Wicked: Memorias de una bruja mala
Título original Wicked: The Life and Times of the Wicked Witch of the West
Autor Gregory Maguire
Publicación 1995 (hace 24 años)
Idioma Inglés


Wicked: Memorias de una bruja mala es una novela publicada en 1995 escrita por Gregory Maguire basada en los personajes del Mago de Oz.

Primera Parte[editar]

  • "... cuando el volcán está listo para estallar, no hay sacerdote en el mundo capaz de aquietarlo a base de plegarias". Melena, madre de Elphaba.
    • Capítulo 1: "La raíz del mal"
  • "Un sacerdote apuesto atraía más penitentes que uno feo".
    • Capítulo 1: "La raíz del mal"
  • "Sólo tenemos bebés cuando aún somos demasiado jóvenes para saber lo triste que se vuelve la vida. Cuando de verdad nos damos cuenta de hasta qué punto llega a ser triste (y piensa que las mujeres tardamos en aprender), entonces nos secamos por dentro de puro disgusto y, con mucha sensatez, detenemos la producción". Recuerdos de Nana.
    • Capítulo 1: "La raíz del mal"
  • "¿Quieres distraerme hoy de mis deberes sagrados? Nos enfrentamos a la presencia del mal verdadero en Rush Margins. No podría tolerar mi propia vida si no hiciera nada al respecto". Frexspar, padre de Elphaba.
    • Capítulo 1: "La raíz del mal"
  • "... y por esa intensidad, ella se había enamorado de él; pero también por eso lo odiaba, naturalmente".
    • Capítulo 1: "La raíz del mal"
  • "... ¿sabes a lo que tengo que enfrentarme en el día de hoy? ¿Cómo puedo convencer a mi rebaño para que se aparte del abigarrado espectáculo de la idolatría? Probablemente, esta noche volveré vencido por una diversión más deslumbrante. Quizá tú consigas un hijo este día. Yo, en cambio, presiento un fracaso". Frexpar.
    • Capítulo 1: "La raíz del mal"
  • "¡Qué indignante! Las figuras se mueven sobre engranajes. Entran y salen girando de las puertas. Flexionan la cintura, bailan, holgazanean y coquetean unas con otras". Descripción del Reloj del Dragón del Tiempo.
    • Capítulo 2: "El Reloj del Dragón del Tiempo"
  • "¿Quién habría engendrado a ese Dragón del Tiempo, ese falso oráculo, ese instrumento de propaganda de la perversidad que desafiaba el poder del unionismo y del Dios Innominado?"
    • Capítulo 2: "El Reloj del Dragón del Tiempo"
  • "... es que este reloj no está hecho para medir el tiempo del mundo, sino el tiempo del alma. El tiempo de la redención y la condenación. Para el alma, cada instante es un minuto menos para el juicio final". Frexpar.
    • Capítulo 3: "El nacimiento de una bruja"
  • "Todas nuestras vidas son actividad sin sentido; nos metemos como ratas en la vida; como ratas correteamos por la vida, y al final nos arrojan en la tumba como a ratas. ¿Por qué no habríamos de oír de vez en cuando una voz profética o ver una función milagrosa?"
    • Capítulo 3: "El nacimiento de una bruja"
  • "Pero incluso teniendo en cuenta esos efectos de la luz y la atmósfera, las comadronas no podían negar lo que veían. Bajo las babas de los fluidos maternos, el bebé relucía con un escandaloso matiz verde esmeralda claro".
    • Capítulo 3: "El nacimiento de una bruja"
  • "Es un bebé enfermizo y débil, de ahí el color. Arrojémoslo a la charca, ahoguémoslo. Ella nunca lo sabrá. Tardará horas en salir de su desmayo de damisela elegante".
    • Capítulo 3: "El nacimiento de una bruja"
  • "Durante días, Melena no pudo soportar la visión de la criatura. La cogía en brazos, como debe hacer una madre, y esperaba a que las aguas subterráneas del afecto materno la inundaran. No lloraba. Masticaba hojas de pinlóbulo, para alejarse flotando del desastre".
    • Capítulo 4: "Enfermedades y remedios"
  • "Y la piel, sí, en efecto, la piel era verde como el pecado. No era un color feo, pensó Nana. Sólo que no era un color humano".
    • Capítulo 4: "Enfermedades y remedios"
  • "No estoy diciendo que no seas una buena esposa. Pero cuando tenías a los chicos zumbando a tu alrededor en el huerto de tus padres, te cambiabas la ropa interior perfumada más de una vez al día. Eras libidinosa y furtiva, y no se te daba mal. No te lo reprocho. Pero no vengas a decirme que tus apetitos no estaban bien desarrollados". Nana a Melena.
    • Capítulo 4: "Enfermedades y remedios"
  • "Los elfos se ríen de cualquier cosa, ¿sabes? Si uno de ellos se cae de un roble y se aplasta el cráneo como un nabo podrido, los demás se reúnen a su alrededor y se carcajean". Melena.
    • Capítulo 4: "Enfermedades y remedios"
  • "¿Quieres decir que te has permitido el capricho de cometer adulterio y ni siquiera te queda el beneficio de unos recuerdos buenos y jugosos?" Nana a Melena.
    • Capítulo 4: "Enfermedades y remedios"
  • "No lo haría por voluntad propia, a menos que no estuviera del todo en mis cabales. Pero recuerdo que una vez un calderero de acento extraño me dio un trago de una bebida fuerte que llevaba en un frasco de vidrio verde. Y, ¿sabes, Nana?, tuve curiosos y expansivos sueños sobre la Otra Tierra, ciudades de cristal y humo, ruido y color... Intenté recordarlos". Melena.
    • Capítulo 4: "Enfermedades y remedios"
  • "La hechicería es el refugio de los que carecen de moral. ¡Cuando no es charlatanería lisa y llana, es maldad peligrosa! ¡Contratos con los demonios!". Frex.
    • Capítulo 4: "Enfermedades y remedios"
  • "¿Sería Elphaba la semilla del diablo? ¿Sería medio elfa? ¿Sería un castigo por el fracaso de su padre como predicador, o por la dudosa moral y la mala memoria de su madre?"
    • Capítulo 4: "Enfermedades y remedios".