Tenemos que hablar de Kevin

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tenemos que hablar de Kevin
Obra original
Título original We Need to Talk About Kevin
Autor Lionel Shriver
Editorial Counterpoint
Publicación 2003 (hace 16 años)
Idioma Inglés
País Estados Unidos
Género Misticismo
ISBN 1-58243-267-8
Traducción
Traducción Javier Calzada
Editorial Anagrama
País España
Publicación 2007 (hace 12 años)
Páginas 600
ISBN 9781846324581
Enlaces externos
Wikipedia-logo.png Artículo en Wikipedia.


Tenemos que hablar de Kevin es una novela de Lionel Shriver.

Citas[editar]

  • «Los niños viven en el mismo mundo que nosotros. Que nos engañemos suponiendo que podemos protegerlos de él, además de ingenuo es pura vanidad»
  • «El secreto es que no hay ningún secreto. Eso es lo que realmente deseamos ocultar a nuestros hijos y esa ocultación es la verdadera conspiración de los Adultos, el pacto que mantenemos, el Talmud que tratamos de proteger»
«
Porque la gente parece capaz de acostumbrarse a todo, y es muy corta la distancia que separa la resignación del apego
»
  • «Los enfermos recuperados se sienten deprimidos, tienden a recluirse. No son capaces de soportar ser, simplemente, como todo el mundo»
  • «Y las personas de raza negra dan la impresión de tener una comprensión mucho más sutil de la naturaleza de los acontecimientos en el tiempo»
  • «Es posible, incluso, que tenga la sensación, hasta cierto punto, de formar parte de una comunidad. Tal vez no como los demás, pero si con los estados de animo que prevalecen en ellos: el asco, la hostilidad, el sarcasmo, que son como amigos viejos»
  • «Siempre es culpa de la madre ¿no? —dijo en voz baja al tiempo que recogía su abrigo—. El muchacho fue por el mal camino porque su madre era borracha, o drogadicta. O porque nunca estaba en casa cuando volvía de la escuela. Nadie acusará a su padre de borracho , o de no estar en casa cuando su hijo volvía de la escuela»
  • «No tengo idea de por qué los padres persistimos en creer que nuestros hijos ansían que nuestros hijos ansían que pensemos que son buenos, si, calificamos a nuestras amistades de muy buenas personas. queremos dar a entender, habitualmente que son aburridas»
«
―¿Y si el libro es aburrido?

»—Pues lees otro. Hay más libros en el mundo que tiempo para leerlos, así que nunca los acabarás.

»—¿Y si todos son aburridos?

»—Eso no puede ser.

»—Pues yo pienso que sí.
»
  • «Para Kevin fingir ignorancia no era vergonzoso, y nunca fui capaz de distinguir si su estupidez era fingida o real»
  • «Te echaba de menos durante todo el día, y echaba de menos mi antigua vida cuando estaba demasiado atareada para echarte de menos. Yo, que había llegado a conocer la historia Portugal hasta el punto de decir nombres des sus reyes por orden cronológico y saber cuantos judíos fueron ajusticiados en tiempos de la inquisición, me veía reducida a recitar el alfabeto»
  • «Llegados a este punto, no estará de más que hablemos un poco del poder. Por lo que respecta a la política doméstica, hay un mito que asegura que los padres tienen un poder desproporcionado. No estoy tan segura de que eso sea cierto. ¿que pueden hacernos nuestros hijos? Para empezar, partirnos el corazón. También avergonzarnos, y llevarnos a la ruina. Y por mi experiencia personal, puedo dar fe de que son capaces de hacernos desear no haber nacido»
  • «Había aprendido algo que saben todos los buenos mentirosos; que una mentira, para que resulte creíble, debe contener el máximo posible de verdad»
  • «En realidad, todos tratamos de proteger a los que nos rodean de la cacofonía, de horrores que hay en nuestras cabezas, aunque callarme esas cosas, por intangibles que fueran, me entristecía mucho»
  • «Hago lo que puedo por compensar su frialdad. Lo siento de veras si esa palabra hiere tus sentimientos, pero es que no encuentro otra para definir tu actitud»
  • «Te objeté que era una torpe definición de inocencia la que identifica ignorancia sexual con estar libre de pecado. Y que subestimar los conocimientos de tus hijos en esa materia es uno de los errores más comunes»
«
Aplicado de manera juiciosa, el temor es útil para que uno se proteja a sí mismo
»
  • «Pero muchos hermanos, tal vez la mayoría, comparten, por así decirlo un universo privado lleno de afectos, traiciones, venganzas, reconciliaciones, y uso y abuso de la fuerza del que sus padres no saben prácticamente nada»
  • «La destrucción puede deberse a algo tan simple como el afán de poseer, a una especia de torpe y desencaminada codicia»
  • «En cambio, que a unos cuantos chicos blancos y de clase media, súper protegidos, con linea telefónica privada, y televisor en su habitación, que viven en urbanizaciones residenciales suburbanas, les dé de pronto por la balística , provoca un terrible problema del ámbito nacional»
  • «Se me ha ocurrido contar un chiste, y los ojos de todos se han vuelto hacía mi, como diciéndome Eso no tiene gracia, igual que si hubieran sido guardias de seguridad de un aeropuerto y les hubiera dicho, bromeando, que había una bomba»
  • «Había supuesto que la música me haría sentirme vieja, que podrían discos de grupos de los que nunca habría oído hablar, cuya fama resultaría incomprensible para vejestorios como yo. Pero, cuando el sistema de sonido se puso en marcha, me sorprendió reconocer, entre la abundante morralla de música intemporal, a algunos de los mismos «artistas», como pretenciosamente los llamábamos entonces, a los sones de cuya música habíamos bailado cuando teníamos veinte años, The Rolling Stones, Credence, The Who, Hendrix, Joplin, The Band, ¡incluso Pink Floyd!, Por eso cuando tocaron la veteranísima “Stairway to Heaven”, tuve que contener una carcajada»
  • «De modo que le he dicho que Ojalá; que ojalá pudiera creer, y que, a veces, lo he intentado con todas mis fuerzas, pero que no he encontrado nada en el curso de los últimos años, que me sugiera la existencia de un ser bondadoso que vele por mí»
  • «La etapa sin hijos de nuestro matrimonio tuvo, sin duda, sus altibajos, pero recuerdo haberte dicho, en el curso de esa misma conversación, que tal vez fuéramos “demasiado felices”, lo cual indica que no consideraba que nuestra vida en común implicara un terrible vacío existencial. Tal vez yo sea un tanto superficial, pero el hecho es que me bastaba, contigo»
  • «Ahora bien, si no hay razón alguna para vivir sin hijos, ¿por qué habría de haberla para vivir con ellos? Responder a la angustia existencial, que te platea tu vida engendrando, simplemente, otra vida que la suceda significativa, además de una cobardía, dejar para la generación que siga la suya a la tuya la responsabilidad de encontrar la respuesta; hallarla en esas condiciones representa, pues, una tarea, potencialmente infinita»
  • «Los niños quieren estar seguros de que existen otras cosas que hacer, cosas importantes, y, en ocasiones, mucho más importantes que ellos»
  • «Y lo que todavía es peor: los niños, como los adultos, varían drásticamente en lo que no se me ocurre llamar de otro modo que sus apetitos religiosos»
  • «Necesitaban encontrar algo mecánico que fuera mal en él, porque las máquinas averiadas pueden ser reparadas»
  • «Elegir bien las armas es tener la pelea medio ganada»
  • «Deseaba que aprendieras por ti mismo, que no se puede “encerrar en su cuarto” a un muchacho de catorce años al que no le gusta salir de casa, que es inútil prohibirle que vaya con sus amigos, cuando no los tiene, y que, si infringía tu prohibición de practicar el tiro con arco, la única actividad que parecía gustarle, no te quedaría mas remedio que recurrir a la agresión física sí querías que te obedeciera. “¡Bienvenido a mi vida”, pensé. “¡Diviértete!”»
  • «¡Hay infinidad de cosas, intangibles en la vida, cosas realmente buenas, que hacen que valga la pena vivirla, pero cuya naturaleza es indefinible!»
  • «Los estadounidenses son malcriados, están gordos, y hablan de modo incoherente. Son exigentes mandones e ignorantes. Se sienten moralmente condescendientes hacía las demás naciones porque piensan que ellos siempre tienen razón, por más que su población adulta no vote. Son jactanciosos, además. Aunque no te lo creas, en Europa no se considera aceptable, explicarle a una persona a la que acabas de conocer que estudiaste en Harvard, que eres propietario de una casa que vale un pastón, y a qué celebridades sueles invitar a cenar. Y los estadounidenses tampoco acaban de entender que en algunos lugares se considere una grosería confiarle a otra persona en un cóctel, a los cinco minutos de que te la hayan presentado , tus preferencias por el sexo anal, como ocurre en este país. que ha perdido por completo la noción de intimidad. Pero eso es, consecuencia, sobre todo, de que los estadounidenses son confiados hasta extremos inconcebibles, tan inocentes, que casi parecen estúpidos Y, lo peor de todo, es que no tienen ni idea de que el resto del mundo no puede tragarlos»
  • «Cuando se trata de un hijo, importa poco como sucedió el accidente, lo lejos o lo cerca que estuvieras en aquel momento y si tuviste o no la posibilidad de evitarlo: te sientes responsable de la desgracia que se ha batido sobre él»
  • «Que la masturbación es algo normal e inofensivo, una válvula de escape que no debería ser condenada como un vicio horrendo. Pero también pensaba que para los adolescentes —y, seamos serios, para cualquiera— no es una distracción que se practique abiertamente»
  • «La pintura del iris es, por lo visto todo un arte, ya que cada uno de ellos es tan único como una huella dactilar, e incluso los blancos de nuestros ojos tienen un aspecto distintivo, pues sus rojas venillas forman una red personalizada»
  • «Los niños tienen una especie de radar para detectar la diferencia que hay entre un adulto interesado de veras y otro que sólo busca a toda costa aparentar interés»
  • «Las Grandes decisiones son un montón de pequeñas decisiones adoptadas una tras otra, y preocúpate en los distintos componentes de tu plan por separado, y la suma de todos ellos se convierten en acción como por arte de magia»
  • «Es solo que los hechos siguen siendo más graves, tienen mayor viveza, y mayor relieve que cualquier pequeño dolor individual»
  • «La única hipótesis a la que me veo abocada es que descubrió lo que yo nunca he querido descubrir: que no existe ninguna barrera»
  • «Me sentía a la vez implicada e irrelevante. No quería encontrarme allí. Pero, por si esto da pie a algún doloroso malentendido, quiero decir que estaba experimentando por primera vez una sensación nueva: el deseo de no estar en ninguna parte. Dicho más llanamente; deseaba estar muerta»
  • «Hay cosas que sabemos en los más intimo de nuestro ser sin que jamás las hayamos pensado, por lo menos con esa cháchara verbal semiconsciente que sólo en ocasiones aflora nuestra mente»
  • «De nuevo la verdad es siempre más amplia de lo que hacemos nosotros con ella»