Sinfonía en rojo mayor

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Sinfonía en rojo mayor es el título de un libro publicado por primera vez en 1952 en España de manera presumida por José Landowski. Fue traducido por Mauricio Karl.

Citas[editar]

  • «Allí, pensé, nos hallábamos nosotros dos, como pares de aquella dorada sociedad. Se nos admitía y gozábamos de todos sus privilegios con solo el pasaporte de nuestra fingida opulencia. Sin más, de intentarlo, conseguiríamos hasta intimar y alternar con una muy amplia capa de aquella misma sociedad. Nadie se detendría para preguntarse si nuestra opulencia era fingida o real, y, menos aún, si fue adquirida dentro de una moral. Ser o aparentar, robar, ganar o heredar; era igual. Unas mínimas reglas le bastaban a un apache o meretriz para escalar un alto rango social.».
    • Fuente: Sinfonia en Rojo Mayor, por José Landowski, traducido por Mauricio Karl, editorial NOS, 1952, p.223
  • «El Capitalismo es en sí contradicción, una contradicción económica; por tanto, el principio de su destrucción está ya latente en él; basta con potenciar esa su Contradicción y elevarla a un orden superior, al orden nacional y al internacional, y se dará la Revolución, la guerra civil o la guerra entre naciones.».
    • Fuente: Sinfonia en Rojo Mayor, por José Landowski, traducido por Mauricio Karl, editorial NOS, 1952, p.240

Diálogos[editar]

René Duval : España tuvo fuerza para descubrir y dominar casi toda la tierra conocida; pero el Cristianismo engendró una dualidad de poder ... Quien se rebelaba contra el rey, hombre o pueblo, aunque hubiera sido cristianizado por ella, seguía siendo cristiano. Y esto le fue fatal. ¡Ah si el rey español hubiera sido a la vez Sumo Pontífice de la Iglesia Católica!...
Landowky : Hubiera sido un César divino, un Alejandro, un Nerón.
René Duval : Pero eso se lo impedía, su propia fe, su Cristianismo. De ahí que con el Comunismo, negador racional de todo lo religioso, no puede haber dualidad, y quien contra la U.R.S.S. se rebela deja de ser comunista, por muy ortodoxo que sea. En su lenguaje, doctor, comete la herejía de atentar contra los dogmas de unidad y universalidad. ¿Lo entiende ahora?...

  • Fuente: Sinfonia en Rojo Mayor, por José Landowski, traducido por Mauricio Karl, editorial NOS, 1952, p.241

Rakovsky : (...) Los masones no han aprendido aquella primera lección que fue la Gran Revolución, en la cual jugaron un enorme papel revolucionario, y devoró a la mayoría masónica, empezando por su Gran Maestre, el Orleáns; mejor dicho, por el masón Luis XVI, para continuar con girondinos, hebertistas, jacobinos, etc., y si sobrevivieron algunos fue gracias al Brumario.
René Duval : ¿Quiere usted decir que los masones están destinados a morir a manos de la Revolución, traída con su ayuda?...
Rakovsky : Exacto... Ha formulado usted una verdad encerrada en un gran secreto. Yo soy masón; ya lo sabría usted, ¿no?... Pues bien: le diré a usted cuál es ese gran secreto que se promete descubrirle al masón en el grado inmediato superior..., pero que no lo descubre ni en el 25, ni en el 33, ni en el 93, ni en el más alto de ningún rito... Naturalmente, yo no lo conozco por ser masón, sino por pertenecer a «Ellos»...
René Duval : ¿Y cuál es?...
Rakovsky : Toda la formación del masón y el fin público de la Masonería tiende a que logren y concedan todas las premisas necesarias para el triunfo de la Revolución Comunista; naturalmente, bajo pretextos muy varios; pero que se cubren bajo su conocido trilema. ¿Comprende?... Y como la Revolución Comunista supone la liquidación como clase de toda la burguesía y la física de todo diligente político burgués, el secreto auténtico de la Masonería es el suicidio de la Masonería como organización y el suicidio físico de todo masón algo importante... Ya comprenderá usted que tal fin reservado al masón, bien merece misterios, escenografía y tantos y tantos «secretos»... interpuestos para ocultar el auténtico... No se pierda, si usted tiene ocasión, el presenciar en alguna futura Revolución el gesto de asombro y la estupidez reflejada en el rostro de un masón cuando se convence de que él va a morir a manos de los revolucionarios... ¡Cómo grita y quiere hacer valer sus servicios a la Revolución!... Es un espectáculo como para morir uno también..., pero de risa.

  • Fuente: Sinfonia en Rojo Mayor, por José Landowski, traducido por Mauricio Karl, editorial NOS, 1952, p.297