Saving Private Ryan

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Rescatando al soldado ryan»)
Saltar a: navegación, buscar
Salvar al Soldado Ryan (España)/Rescatando al Soldado Ryan (Hispanoamérica)
Título original Saving Private Ryan
País Estados Unidos
Año de estreno 1998 (hace 18 años)
Dirección Steven Spielberg
Guion Robert Rodat
Reparto
Tom Hanks - John Miller
Matt Damon - James Ryan

Saving Private Ryan (Salvar al Soldado Ryan en España y Rescatando al Soldado Ryan en Hispanoamérica) es una película bélica dirigida por Steven Spielberg. La trama se desarrolla en la Francia ocupada durante la Segunda Guerra Mundial. Tras el «Día-D», tres hermanos de cuatro fallecen en cuestión de pocos días, y el Alto Mando estadounidense decide salvar al último de los supervivientes de los hermanos Ryan, que se halla desaparecido tras las líneas alemanas. Esta misión es encargada al pelotón del sargento John H. Miller.

Citas[editar]

  • «Quiero que entre hombre y hombre haya mucha playa, 5 hombres es un chollo, uno es malgastar munición».
    • Sargento Michael Horvath.
  • «Un cuchillo de las Juventudes Hitlerianas, ahora cortará el pan del shabat, jaja».
    • Stanley Mellish.
  • «Oye doctor Wade, yo también tengo madre, tu también, e incluso apostaría a que hasta el capitán tiene madre, bueno, quizá el capitán no pero el resto sí».
    • Richard Reiben.
  • «Todos tenemos una misión que cumplir y eso está por encima de todo, incluso por delante de nuestras madres».
    • Capitán John Miller.
  • «A mi opinión, esta misión constituye un despilfarro de potencial militar, yo creo que Dios me dio un don al convertirme en un instrumento de guerra, quiero decir, que si Dios me pusiera al mismo Adolf Hitler a una distancia de un kilómetro y con buena visibilidad de disparo... haced las maletas, se acabó la guerra».
    • Daniel Jackson.
  • «Yo no me quejo a usted Reiben, hay una cadena de mando que va hacia arriba, usted se queja a mí, yo me quejo a mi oficial superior y así consecutivamente».
    • Capitán John Miller.
  • «No hemos venido a hacer lo decente, hemos venido a cumplir órdenes».
    • Capitán John Miller.
  • «El capitán no estudió nunca, lo montaron en una escuela de oficiales con trozos de soldados muertos».
    • Richard Reiben.
  • «Yo de vosotros no saldría, es un buen francotirador».
    • Daniel Jackson.
  • «Dicen, que cuando matan a uno de tus hombres, lo haces para salvar a otros dos, o tres, o incluso diez , ya han muerto 94 hombres bajo mi mando, lo cual eso querrá decir que he salvado a diez veces más».
    • Capitán John Miller.
  • «Mirad, alemanes, soy juden, juuuden».
    • Stanley Mellish.
  • «22 hombres muertos solo por un general».
  • «Conozco esa historia, JOMARE».
  • «Toda la maldita compañía os está mirando, esto son placas de identificación no cartas de póquer».
    • Irwin Wade.
  • «Sí, me ha dado una orden, igual que la de tomar esta posición, una idea cojonuda, ha sido una idea estupenda y solo hemos perdido un hombre por su culpa, espero que mamá Ryan se alegre al saber que la vida de ese cabroncete de Jimmy es más importante que la de dos de los nuestros, y eso que aún no lo hemos encontrado, ¿verdad?»
    • Richard Reiben.
  • «Soy profesor de instituto, en un pueblo de Pensilvania, y entreno al equipo de béisbol en primavera, cuando contaba en que trabajaba me decían que me iba, pero aquí, extraña, me pregunto si habré cambiado tanto, me pregunto si mi mujer me reconocerá cuando vuelva a casa».
    • Capitán John Miller.
  • «No se nada de ese Ryan ni me importa, ese tipo no significa nada para mi, es solo un nombre, pero... si vamos a Rammel, lo encontramos y me gano el derecho de volver a casa con mi mujer, se que esa es mi misión».
    • Capitán John Miller.
  • «Solo se que cada vez que mato me siento más lejos de casa».
    • Capitán John Miller.
  • «Nos machacaron con fuego del 88, la verdad, si son ustedes el relevo iré y presentaré una queja».
    • Cabo Henderson.
  • «Esto no tiene sentido. ¿Por qué yo?, por qué no otro de los nuestros, todos han combatido tanto como yo, díganle a mi madre, que cuando me encontraron, estaba aquí, con los únicos hermanos que me quedaban, y que jamás quise abandonarlos, ella lo entenderá».
    • James Ryan.
  • «Por una parte pienso, que el chico tiene razón, el no ha hecho nada para merecerlo, ¿quiere quedarse?, pues le dejamos y nos vamos, por otra parte pienso, que podríamos quedarnos, y salir todos vivos y en un futuro pensaríamos, que salvar al soldado Ryan, fue lo único decente que hicimos en todo este embrollo».
    • Sargento Michael Horvath.
  • «Esto es de risa, ahora nos confiscan los calcetines».
    • Richard Reiben.
  • «Dios dame fuerzas... Bendito Señor, mi roca, que adiestra mis manos para la guerra y mis dedos para la batalla, mi amor y mi valuarte, mi ciudadela y mi libertador, mi escudo en el que me cobijo».
    • Daniel Jackson.
  • «James, hágase digno de esto... merézcalo».
    • Capitán John Miller.
  • «Cariño, dime que he vivido bien, que he sido una buena persona».
    • James Ryan.

-.¡Señor, yo me quedo! -.Este es su objetivo. Si se quedan aquí morirán. -.¡Esto es lo único que queda entre nosotros y el juicio final!

-."Estimada Señora: El Ministerio de Guerra me ha enviado un telegrama del ayudante general en Massachusetts, según el cual usted es la madre de tres hijos que alcanzaron la gloria en el campo de batalla.Cuán fútil e insignificante sería cualquier palabra mía que intentara disminuir la angustia producida por tan abrumadora pérdida Pero no puedo sino ofrecerle el consuelo que tal vez pueda hallar en la gratitud de la República por la cual se inmolaron. Ruego al Padre Celestial que atenúe la angustia de su luto y que sólo guarde usted el dulce recuerdo de sus seres queridos y el profundo y merecido orgullo de tan supremo sacrificio en el altar de la libertad. Saludo a usted respetuosamente: Abraham Lincoln"

-.Si está vivo mandaré a alguien por él.

-.¿Entonces qué? ¿Nos vamos o no? -.Se irán con nuestra bandera enrrollada y con mortajas de queso en la boca por listo caparzo.. ¡Escúchenme!

-.Señor, los alemanes están en Newville. -.¿Eso le preocupa, Cabo? -.No señor, pero tenga en cuenta que yo nunca he entrado en combate solo trazo mapas y... -.¿Y disparó un mapa durante su instrucción? -.Si, señor -.Entonces recoja sus cosas. Nos vamos. -.Si, señor.

-.Caparzo, devuelva a esa niña. -.No puedo, señor. Me recuerda a mi sobrina -.Devuelva a esa niña, Caparzo. -.Señor, lo decente seria llevarla hasta la siguiente aldea. -.¡No venimos a hacer lo decente!

-.¡Melish, ven! -.¡No levantes la cabeza! -.Ten. Es una carta para mi padre... esta manchada de sangre. -.Ya lo veo Caparzo. Guárdala. Tú podrás enviarla.

-.Este tobillo está peor que una vieja. Igual que una vieja.

-.Nos serviría tenerlos aquí pero entiendo lo que hacen. -.¿Ah sí? -.Si, yo también tengo un hermano. Suerte -.¡Gracias! -.En serio, sálvenlo. Llévenlo a casa.

-.Tranquilo, Wade. Vas a estar bien, irás a un barco hospital. -.Wade, Wade. Un orificio de entrada en la región lumbar. -.¿Es grande? ¿Qué tan grande? -.Del tamaño de una nuez. -.¿Pueden darme más morfina? -.Ponle mas morfina. -.¿Señor, qué...? -.Pónsela. -.Quiero ir a casa, quiero ir a casa.

-.Pregúntale a ese hijo de perra si él mató a Wade -.No importa -.¡Claro que importa! -.¡Cállate! ¡Será mejor que te calles!

-.¿No mató a ese Nazi pero me matará a mí? -.Ese Nazi es mejor que tú. -.Vamos, Sargento. Hágame un favor y méndeme a casa. Vamos, déme un balazo en la pierna. -.¡Te voy a dar un balazo en tu maldita boca! -¡Vamos sargento, dispare!

-.Soy profesor, enseño Literatura en un pueblo llamado Adley en Penssylvania. -.A veces me pregunto si he cambiado tanto, si mi esposa me reconocerá cuando vuelva a su lado y si algún día seré capaz de contarle de días como el de hoy.

-.Soldado Ryan de la 101. -.¿James Francis Ryan de Iowa? -.Si señor ¿Cómo lo sabe?

-.James sea digno de esto, ganeselo.

-.Dime que he sido digno. -.¿Qué? -.Dime que soy un hombre bueno -.Lo eres.

- Bety Boop. ¡Que señora!