Pachacútec

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Pachacútec
«El que tiene envidia y es envidiado, tiene doblado tormento».
«El que tiene envidia y es envidiado, tiene doblado tormento».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 546 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Pachacútec (n. Cuzco; c. 1400 - m. ibid.; c. 1471) fue el noveno gobernador del señorío inca, quien después de salvarlo de una derrota total ante el poderoso estado Chanca realizó las primeras grandes conquistas transformando así a su etnia, de un simple señorío a un gran imperio. Los dichos de Pachacútec fueron publicados por el Inca Garcilaso de La Vega en los Comentarios Reales (publicados en Lisboa en 1609). En ese libro afirma que los citó de los escritos por el Padre Blas Valera.

Citas de Pachacútec[editar]

  • "Cuando los súbditos y sus capitanes y curacas obedecen de buen ánimo al Rey, entonces goza el reino de toda paz y quietud".


  • "La envidia es una carcoma que roe y consume las entrañas de los envidiosos".


  • "El que tiene envidia y es envidiado, tiene doblado tormento".


  • "Mejor es que otros, por ser tú bueno, te hayan envidia, que no que la hayas tú a otros por ser tú malo".


  • "Quien tiene envidia de otro, a sí propio se daña".


  • "El que tiene envidia de los buenos saca de ellos mal para sí, como hace la araña en sacar de las flores ponzoña".


  • "La embriaguez, la ira y locura corren igualmente; sino que las dos primeras son voluntarias y mudables y la tercera es perpetua".


  • "El que mata a otro sin autoridad o causa justa, a él propio se condena a muerte".


  • "El que mata a su semejante, necesario es que muera; por lo cual los Reyes antiguos, progenitores nuestros, instituyeron que cualquiera homiciano fuese castigado con muerte violenta, y Nos los confirmamos de nuevo".


  • "En ninguna manera se deben permitir ladrones; los cuales, pudiendo ganar hacienda con honesto trabajo y poseerla con buen derecho, quieren más haberla hurtando o robando; por lo cual es muy justo que sea ahorcado el que fuere ladrón".


  • "Los adúlteros que afean la fama y la calidad ajena y quitan la paz y la quietud a otros deben ser declarados por ladrones, y por ende condenados a muerte, sin remisión alguna".


  • "El varón noble y animoso es conocido por la paciencia que muestra en las adversidades".


  • "La impaciencia es señal de ánimo vil y bajo, mal enseñado y peor acostumbrado".


  • "Cuando los súbditos obedecen lo que pueden, sin contradicción alguna, deben los Reyes y gobernadores usar con ellos de liberalidad y demencia; mas, de otra manera, de rigor y justicia, pero siempre con prudencia".


  • "Los jueces que reciben a escondidillas las dádivas de los negociantes y pleiteantes deben ser tenidos por ladrones y castigados con muerte, como tales".


  • "Los gobernadores deben advertir y mirar dos cosas con mucha atención. La primera, que ellos y sus súbditos guarden y cumplan perfectamente las leyes de sus Reyes. La segunda, que se aconsejen con mucha vigilancia y cuidado para las comodidades comunes y particulares de su provincia. El indio que no sabe gobernar su casa y familia, menos sabrá gobernar la república; este tal no debe ser preferido a otros".


  • "El médico o herbolario que ignora las virtudes de las yerbas, o que sabiendo las de algunas no procura saber las de todas, sabe poco o nada. Conviénele trabajar hasta conocerlas todas, así las provechosas como las dañosas, para merecer el nombre que pretende".


  • "El que procura contar las estrellas, no sabiendo aún contar los tantos y nudos de las cuentas, digno es de risa".

Citas sobre Pachacútec[editar]