Network

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Poder que mata (Latinoamérica)
Un mundo implacable (España)
Título original Network
País Estados Unidos
Año de estreno 1979 (hace 35 años)
Dirección Sidney Lumet
Guion Paddy Chayefsky
Reparto
Peter Finch (Howard Beale)
William Holden (Max Schumacher)
Faye Dunaway ('Diana Christensen)
Robert Duvall (
Frank Hackett)
Ned Beatty (
Arthur Jensen)
Beatrice Straight (
Louise Schumacher)
Wesley Addy (
Nelson Chaney)

Network es una película estadounidense de 1976, dirigida por Sidney Lumet. Protagonizada por Faye Dunaway, William Holden, Peter Finch, Robert Duvall y un largo reparto.

Cita[editar]

  • «Edgard George Rubby ha muerto hoy. Edgard George Rubby era el presidente del congreso UBS y ha muerto a las 11 de esta mañana de una afección cardiaca. Y pobres de nosotros, ¡lo que nos viene encima!
    Ha muerto un canoso ricachón. ¿Qué tiene que ver con vosotros? ¿Por qué es una desgracia?
    Porque hay 62 millones de americanos escuchándome en estos momentos.
    Porque menos del 3% de vosotros leéis libros.
    Porque menos del 15% lee los periódicos.
    Porque la única realidad que conocéis es la que veis por la TV.
    Ahora mismo existe una generación que no sabe nada más que lo que ve en la TV.
    La tele es el evangelio, la revelación suprema. La TV puede crear o destruir presidentes, papas y primeros ministros. Es la fuerza más formidable de este mundo ateo.
    Pobres de vosotros si cae en manos equivocadas.
    Por eso es una desgracia que haya muerto Edgard George Rubby. Porque esta empresa está ahora en manos de la CCE, la fuerza propagandística más formidable de este mundo ateo, quién sabe cuánta mierda se venderá como verdad en esta cadena.
    ¡Así que escuchadme! ¡ESCUCHADME!
    La TV no es la verdad. La TV es un parque de atracciones. La TV es un circo, un carnaval, una compañía de acróbatas, cuenta cuentos, bailarines, malabaristas, domadores de leones y jugadores de fútbol.
    Es el negocio del pasatiempo.
    Si queréis la verdad, acudid a Dios.
    Acudid a vuestros gurus.
    ¡Acudid a vosotros mismos!
    Ése es el único sitio donde encontraréis la auténtica verdad.
    Nosotros nunca os contaremos la verdad.
    Os contaremos lo que queréis oír.
    MENTIMOS.
    Os diremos que Kojak siempre coje al asesino, que nadie contrae cancer en la casa de Archie Bunker. Y no importa cuantos problemas tenga el heroe, no os preocupeis. Mirad vuestros relojes. Al final de la hora él va a ganar. Os contaremos toda la mierda que queraís escuchar.
    Traficamos con ilusiones. ¡Ninguna de ellas es real!
    Pero la gente se sienta ahí, día tras noche, día tras noche -- todas las edades, colores y sexos.
    ¡Somos todo lo que conoceis!
    ¡Estaís empezando a creeros las ilusiones que os vendemos!
    Estais empezando a creer que la tele es la realidad y que vuestras propias vidas son irreales.
    Hacéis lo que os dice la tele.
    Vestiis como en la tele.
    Comeis como en la tele.
    Criais a vuestros hijos como en la tele.
    Incluso pensais como en la tele.
    Es una locura masiva, ¡chalados!
    En nombre de Dios, vosotros sois la realidad.
    ¡Nosotros somos la ilusión!
    Así que APAGAD LA TELEVISIÓN. ¡Apagadla hora mismo! ¡Apagadla ahora mismo en medio de esta frase que os estoy pronunciando!
    ¡Apagadla!»
    • Howard Beale
  • No tengo qué decirles

que las cosas van mal. Todos lo saben. Es una depresión. Todos están sin trabajo o con miedo a perderlo. Un dólar no vale más que cinco centavos. Los bancos se van a la quiebra. Los comerciantes guardan pistolas bajo el mostrador. Los inadaptados andan libres. Por ningún lado, la gente parece saber qué hacer y no se ve el final. Sabemos que el aire es inadecuado para respirar y también lo es nuestra comida. Nos sentamos a ver la televisión mientras el anunciador nos dice que hoy hubo 15 homicidios y 63 crímenes violentos ¡como si así debería ser! Sabemos que las cosas están mal. Peor que mal. Es una locura. Todo por todas partes es una locura, por eso ya no salimos. Nos sentamos en casa. Poco a poco el mundo en que vivimos se empequeñece. Todo lo que decimos es: "Por favor. Al menos déjennos en paz en nuestra casa. Quiero tener mi tostador, mi televisor, mis neumáticos con bandas de acero. No diré nada. Sólo déjennos en paz". ¡No los voy a dejar en paz.! ¡Quiero que se enojen! No quiero protestas ni disturbios. No le escriban a su congresista. No sé qué decirles que le escriban. No sé qué hacer sobre la depresión, la inflación... Ios rusos, el crimen en las calles. ¡Todo lo que sé es que primero tienen que enojarse! Tienen que decir: "¡Soy un ser humano, maldita sea! ¡Mi vida tiene valor!"

    • Howard Beale