Marqués de Vauvenargues

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Luc de Clapiers, marqués de Vauvenargues

Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 273 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Luc de Clapiers, más conocido como marqués de Vauvenargues (6 de agosto de 1715-28 de mayo de 1747) fue un militar y moralista francés.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.


ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ

A[editar]

  • «Amigos míos, reís con demasiada facilidad. Lo siento por estas pobres criaturas, obligadas a ejercer esa profesión para ganarse el pan. El mundo está lleno de penas que me retuercen el corazón; si vamos a ser amables solo con quienes lo merecen, es posible que nunca se nos llame para ello. Debemos ser indulgentes con los débiles que necesitan más apoyo que los virtuosos; y debemos recordar que los errores de los desafortunados siempre son causados ​​por la dureza de los ricos».[1]
    • Nota: Ante las burlas de sus compañeros del regimiento tras dar dinero a una joven que ejercitaba la prostitución.
  • «Antes de atacar a un abuso, es muy importante examinar si se pueden destruir sus fundamentos».[2]
  • «[Aunque] hemos caído en la decadencia, en el desánimo moral, aún el amor a la gloria es el alma invisible de todos aquellos capaces de alguna virtud».[1]
    • Fuente: Réflexions (1746)

C[editar]

  • «Como es el corazón, en la mayoría de las personas, lo que duda, cuando una vez que el corazón se convierte, todo está hecho; los lleva por el camino de la virtud».[1]

D[editar]

E[editar]

  • «El rubor del amanecer no es tan hermoso como las primeras experiencias de la gloria. La gloria hace hermosos a los héroes».[1]

L[editar]

  • «La valentía, que nuestros antepasados ​​admiraban como la primera de las virtudes, ahora se considera generalmente como un error popular».[1]
    • Fuente: Réflexions (1746)
  • «Las fortunas rápidas en todo género son las menos sólidas, porque rara vez son la obra del mérito».[13]
  • «Los grandes pensamientos proceden del corazón».[1]
    • Nota: Voltaire señala que «Al escribir esto, aunque no lo sabía, pintó su propio retrato».[1]

N[editar]

  • «No hay nada tan esencial como el renombre, y nada que le otorga tanto al renombre como el mérito; Estas son cosas que la razón misma ha unido, y ¿por qué deberíamos distinguir la verdadera gloria del mérito, cuando es este su fuente y la prueba de su existencia?».[1]

P[editar]

  • «Para llevar a cabo grandes cosas, hay que vivir como si no fuera a morir jamás».[4]

Q[editar]

  • «Que nadie imagine que Clazomène cambiaría su miseria por la prosperidad de los hombres débiles; la fortuna puede divertirse jugando con la sabiduría de las almas valientes, pero no tiene poder para dominar la valentía».[1]
    • Nota: Escrito bajo el seudónimo de Clazomène. La segunda parte «... la fortuna...» queda registrada como sus últimas palabras.[1]

S[editar]

  • «Si nuestros amigos nos hacen favores, pensamos que nos los deben a título de amigos, pero no pensamos que no nos deben su amistad».[5]

T[editar]

Y[editar]

  • «¡Ya no creemos en las brujas y, sin embargo, hay personas que todavía creen en Calvino!».[1]

Citas sobre Vauvenargues[editar]

  • «Los escritos de Vauvenargues existen en una confusión que probablemente no se remediará, para la mayor parte de sus manuscritos fueron quemados durante la Comuna en mayo de 1871».[1]
  • «Siempre he encontrado en él el más desafortunado de los seres humanos y el más tranquilo».[1]
  • [Vauvenargues posee] «la simplicidad de un niño tímido».[1]

Referencias[editar]

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 1,15 1,16 1,17 1,18 1,19 1,20 Gosse (1918). Consultado el 8 de marzo de 2020.
  2. D. R. C. (1858), p. 6. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  3. D. R. C. (1858), p. 14. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  4. 4,00 4,01 4,02 4,03 4,04 4,05 4,06 4,07 4,08 4,09 4,10 4,11 4,12 4,13 4,14 4,15 4,16 4,17 4,18 Amate Pou (2017), p. 113. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  5. 5,00 5,01 5,02 5,03 5,04 5,05 5,06 5,07 5,08 5,09 5,10 Amate Pou (2017), p. 112. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  6. D. R. C. (1858), p. 232. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 Ortega Blake, Arturo (2013). El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México. ISBN 9786073116312. En Google Libros. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  8. D. R. C. (1858), pp. 43-44. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  9. D. R. C. (1858), p. 187. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  10. D. R. C. (1858), p. 104. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  11. D. R. C. (1858), p. 128. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  12. D. R. C. (1858), p. 244. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  13. D. R. C. (1858), p. 102. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  14. D. R. C. (1858), p. 25. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  15. D. R. C. (1858), p. 124. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  16. D. R. C. (1858), p. 182. Consultado el 8 de marzo de 2020.
  17. D. R. C. (1858), pp. 233-234. Consultado el 8 de marzo de 2020.

Bibliografía[editar]

  • D. R. C. (1858). Tesoro de la sabiduria de todos los siglos y paises: sentencias, pensamientos, máximas y dichos memorables de los sabios y hombres celebres. El Libro de Oro, Madrid. En Google Libros.
  • Gosse, Edmund (1918). Three French Moralists and The Gallantry of France. Londres, William Heinemann. En Project Gutenberg.