Lysander Spooner

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lysander Spooner
«Un hombre no es menos esclavo porque se le permita elegir un nuevo amo tras un período de tiempo».
«Un hombre no es menos esclavo porque se le permita elegir un nuevo amo tras un período de tiempo».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 132 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Lysander Spooner (19 de enero de 1808 - 14 de mayo de 1887), fue un jurista, filósofo político, empresario, abolicionista, iusnaturalista y anarquista estadounidense. Fue partidario de la resistencia fiscal y del movimiento de reforma del trabajo.

Citas[editar]

Libertad[editar]

  • «El principio de que la mayoría tiene el derecho a gobernar a la minoría convierte a todo gobierno en una competencia entre dos cuerpos de hombres, entre quienes mandarán y quienes serán esclavos; una competencia que nunca podrá terminar mientras el hombre se resista a ser esclavo».[sin fuentes]
  • «Ningún hombre puede delegar ningún derecho de dominio arbitrario sobre sí mismo; porque eso supondría esclavizarse. Llamar a un contrato así constitución o por otro nombre sonoro no altera su vaciedad y dislate».[sin fuentes]

Gobierno[editar]

  • «El gobierno como un asaltador de caminos dice al hombre: tu dinero o tu vida y la mayoría, si no todos los impuestos, son pagados bajo la amenaza de esa coacción. Pero el asaltador de caminos toma sobre sí la responsabilidad, peligro y delito de su propio acto. No pretende tener ningún derecho sobre tu dinero ni tiene la impudicia de presentarse como un protector. El asaltador de caminos una vez que te ha quitado tu dinero te deja en paz y no te anda siguiendo intentando convencerte de que es tu soberano y que tiene el deber de protegerte».[sin fuentes]
  • «Y los llamados soberanos, en diferentes tipos de gobiernos, son simplemente las cabezas o jefes, de diferentes bandas de ladrones y asesinos».[sin fuentes]

Asociación[editar]

  • «La unión, el ser incorpóreo, compuesto de personas reales, no es nada sino una ficción. No tiene ninguna realidad. Es una ficción adoptada simplemente para conseguir librarse de las consecuencias de algunos actos. Un acto de legislación no puede transformar a veinte personas reales en un ser incorpóreo. Después de todos los malabarismos legislativos, "la compañía" sigue siendo tan sólo los individuos que componen esa compañía».[sin fuentes]

Vicio[editar]

  • «Cada ser humano tiene sus vicios. No hay hombre al que le falten. Hay de todo tipo: fisiológicos, mentales, afectivos, religiosos, sociales, comerciales, industriales, económicos, etc. Si un gobernante se atreve a decir que uno de estos vicios entra dentro de su competencia y que lo considera un crimen punible, entonces, para ser coherente, debe perseguir todos los vicios de manera imparcial. Pero se descubriría entonces que toda la humanidad estaría en prisión a causa de sus vicios».[sin fuentes]
  • «Cada uno debe aprender a administrar sus propios vicios y para ello debe gozar de una libertad total para conocer cuantas experiencias considere necesarias. Algunas de estas experiencias tendrán éxito y por ello serán consideradas virtudes; otras fracasarán y por ello serán consideradas vicios».[sin fuentes]

Dinero[editar]

  • «El único seguro que tienen los hombres para mantener su libertad política consiste en mantener su dinero en sus propios bolsillos».[sin fuentes]
  • «Toda mujer posee un derecho intrínseco e inalienable en tanto que ser humano, de trabajar como desee y de administrar a su antojo sus ganancias».[sin fuentes]

Trabajo[editar]

  • «Con el fin de que cada hombre puede tener los frutos de su propio trabajo, es importante, como regla general, que cada hombre debería ser su propio empleador, o trabajar directamente para sí mismo, y no para otro por un salario; ya que, en este último caso, una parte de los frutos de su trabajo va a su empleador, en lugar de llegar para sí».[sin fuentes]
    • Fuente: Poverty: Its Illegal Causes and Legal Cures (1846).

Referencias[editar]