Luna nueva (novela)

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Luna nueva (New Moon) es una novela de fantasía y romance para jóvenes creada por Stephenie Meyer y publicada en 2006; es la segunda parte de una serie de cuatro libros, de la que, además, están publicados Crepúsculo, Eclipse y Amanecer.

Citas[editar]

  • Bella Swan: "Me sentía atrapada en una de esas pesadillas aterradoras en las que tienes que correr, correr hasta que te arden los pulmones, sin lograr desplazarte nunca a la velocidad necesaria."
    • (Prefacio)


  • Bella Swan: "Pero esto no era un sueño y, a diferencia de las pesadillas, no corría para salvar mi vida; corría para salvar algo infinitamente más valioso. En ese momento, incluso mi propia vida parecía tener poco significado para mí."
    • (Prefacio)


  • Bella Swan: "Supe que era demasiado tarde cuando el reloj comenzó a dar la hora y sus campanadas hicieron vibrar el enlosado que pisaban mis pies -demasiado lentos-. Entonces me alegré de que más de un vampiro ávido de sangre me estuviera esperando por los alrededores. Si esto salía mal, a mí ya no me quedarían deseos de seguir viviendo."
    • (Prefacio)


  • Alice Cullen: "Tener dieciocho años no es ser muy mayor. Tenía entendido que, por lo general, las mujeres no se sentían mal por cumplir años hasta llegar a los veintinueve."
    • (Capítulo 1: La Fiesta)


  • Bella Swan: "Nunca es bueno que te presten atención -seguramente, cualquier patoso tan proclive como yo a los accidentes pensará lo mismo-. Nadie desea convertirse en foco de nada si tiene tendencia a que se le caiga todo encima."
    • (Capítulo 1: La Fiesta)


  • Bella Swan: "¿Crees que esto mejorará algún día? ¿Alguna vez conseguiré que el corazón deje de intentar saltar fuera de mi pecho cuando me tocas?"
    • (Capítulo 1: La Fiesta)


  • Bella Swan: "Charlie estaba loco por Alice. Se encariñó con ella la última primavera, cuando me estuvo ayudando en mi difícil convalecencia; Charlie siempre le estaría agradecido por salvarle del horror de ayudar a ducharse a una hija ya casi adulta."
    • (Capítulo 1: La Fiesta)


  • Emmett Cullen: "No has cambiado en nada. Esperaba alguna diferencia perceptible, pero aquí estás, con la cara colorada como siempre."
    • (Capítulo 1: La Fiesta)


  • Bella Swan: "Aturdida y desorientada, miré la brillante sangre roja que salía de mi brazo y después a los ojos enfebrecidos de seis vampiros repentinamente hambrientos."
    • (Capítulo 1: La Fiesta)


  • Carlisle Cullen: "En muchos otros sentidos, creo que he hecho lo mejor que he podido con lo que me ha tocado. Pero ¿es correcto maldecir a otros con esta clase de vida? No podría tomar esa decisión."
    • (Capítulo 2: Los Puntos)


  • Bella Swan: "¡No! ¿Esto tiene que ver con mi alma, no? Carlisle ya me habló de eso y a mí no me importa, Edward. ¡No me importa! Puedes llevarte mi alma, porque no la quiero sin ti, ¡ya es tuya!"
    • (Capítulo 3: El Final)


  • Edward Cullen: "Será como si nunca hubiese existido."
    • (Capítulo 3: El Final)


  • Edward Cullen: "No te preocupes. Eres humana y tu memoria es un auténtico colador. A vosotros, el tiempo os cura todas la heridas."
    • (Capítulo 3: El Final)


  • Bella Swan: "Le seguí, adentrándome en el corazón del bosque, con las piernas temblorosas, ignorando el hecho de que era un sinsentido. El rastro de su paso había desaparecido ipso facto. No había huellas y las hojas estaban en calma otra vez, pero seguí caminando sin pensar en nada. No podía hacer otra cosa. Debía mantenerme en movimiento, porque si dejaba de buscarle, todo habría acabado. El amor, la vida, su sentido... todo se habría terminado."
    • (Capítulo 3: El Final)


  • Bella Swan: "Esa noche el cielo estaba oscuro como boca de lobo. Es posible que fuera una noche sin luna al haber un eclipse, por ser luna nueva. Luna nueva. Temblé, aunque no tenía frío."
    • (Capítulo 3: El Final)


  • Bella Swan: "Noté el suave suelo de madera en las rodillas y luego en las palmas de mis manos, y al fin, apretado contra la piel de mi mejilla. Esperaba poder desmayarme pero, para mi desgracia, no perdía la conciencia. Las oleadas de dolor, que apenas me habían rozado hasta ese momento, se alzaron y barrieron mi mente, hundiéndome con su fuerza. Y no salí a la superficie."
    • (Capítulo 3: El Final)


  • Bella Swan: "El tiempo pasa incluso aunque parezca imposible, incluso a pesar de que cada movimiento de la manecilla del reloj duela como el latido de la sangre al palpitar detrás de un cardenal. El tiempo transcurre de forma desigual, con saltos extraños y treguas insoportables, pero pasar, pasa. Incluso para mí."
    • (Capítulo 4: El Despertar)


  • Bella Swan: "Mis ojos no se dirigieron hacia la bolsa negra de basura con los regalos de mi último cumpleaños ni vieron la forma del estéreo que se transparentaba en el plástico negro; tampoco pensé en la masa sanguinolienta en que se convirtieron mis uñas cuando terminé de sacarlo del salpicadero..."
    • (Capítulo 4: El Despertar)


  • Bella Swan: "No veía ninguna razón para sentir miedo. No podía imaginar que quedara nada en el mundo que pudiera darme miedo, al menos, no físicamente. Esa era una de las ventajas de haberlo perdido todo."
    • (Capítulo 4: El Despertar)


  • Bella Swan: "Era una forma muy dura de vivir: prohibiéndome recordar y aterrorizada por el olvido."
    • (Capítulo 4: El Despertar)


  • Bella Swan: "Sólo un adolescente hubiera estado de acuerdo en engañar a nuestros respectivos padres para reparar unos vehículos peligrosos con el dinero destinado para mi educación universitaria. Él no había encontrado nada malo en esto. Jacob era un regalo de los dioses."
    • (Capítulo 5: El Engaño)


  • Bella Swan: "Simplemente, Jacob era esa clase de persona que siempre se muestra feliz, y que acarrea esa felicidad como un aura, llevándola a toda la gente que le rodea. Igual que un sol ceñido a la Tierra, sea quien sea el que entre en su órbita gravitacional, es irremediablemente atraído por su calidez."
    • (Capítulo 6: Amigos)


  • Jacob Black: "Eres como una muñequita. Una muñeca de porcelana."
    • (Capítulo 7: Repetición)


  • Bella Swan: "Intenté decirme a mí misma que el miedo no tenía sentido. Ya había pasado por lo peor que podía ocurrirme. En comparación, ¿cómo me iba a asustar por esto? Supuse que debería poner cara de no importarme nada y reírme."
    • (Capítulo 8: Adrenalina)


  • Bella Swan: "Aquel día había tenido la más asombrosa de las alucinaciones. Mi ensoñación de la voz de terciopelo había estado gritándome casi cinco minutos antes de que presionara el freno demasiado bruscamente y me estampara contra un árbol."
    • (Capítulo 8: Adrenalina)


  • Bella Swan: "Yo era como una luna perdida -una luna cuyo planeta había resultado destruido, igual que en algún guión de una película de cataclismos y catástrofes- que, sin embargo, había ignorado las leyes de la gravedad para seguir orbitando alrededor del espacio vacío que había quedado tras el desastre."
    • (Capítulo 9: Tres Son Multitud)


  • Bella Swan: "Había una cosa que sabía a ciencia cierta, lo sabía en el fondo del estómago y en el tuétano de los huesos, lo sabía de la cabeza a los pies, lo sabía en la hondura de mi pecho vacío... El amor concede a los demás el poder para destruirte. A mí me habían roto más allá de toda esperanza."
    • (Capítulo 9: Tres Son Multitud)


  • Bella Swan: "Era ridículo que estuviera eufórica porque un vampiro supiera mi nombre."
    • (Capítulo 10: El Prado)


  • Bella Swan: "Había pensado que Jacob había sanado el agujero que había en mí, o al menos lo había sellado, de forma que no me doliera tanto. Me equivocaba. Se había limitado a excavar su propio agujero, por lo que ahora estaba carcomida, como un queso gruyer. Me preguntaba por qué no me derrumbaba en cachitos."
    • (Capítulo 11: La Secta)


  • Bella Swan: "Más allá del amor, protegía el secreto de los Cullen sin que me lo hubieran exigido, eso era cierto."
    • (Capítulo 12: El Intruso)


  • Bella Swan: "¿Qué clase de lugar era aquél? ¿Podía existir un mundo donde las antiguas leyendas vagaran por las fronteras de las ciudades pequeñas e insignificantes para enfrentarse a monstruos míticos? ¿Significaba eso que todos los cuentos de hadas imposibles tenían una base sólida y verdadera en ciertos sitios? ¿Había cordura y normalidad o todo era magia y cuentos de fantasmas?"
    • (Capítulo 12: El Intruso)


  • Bella Swan: "Pensé en Carlisle y en los siglos y siglos que había pasado esforzándose para aprender a ignorar la sangre con el fin de salvar vidas como médico. Nada podía ser más duro que eso."
    • (Capítulo 12: El Intruso)


  • Bella Swan: "Es imposible mostrarte lógico con las personas una vez que les tomas afecto."
    • (Capítulo 13: El Asesino)


  • Jacob Black: "¡Lamento no ser el tipo de monstruo que te gusta, Bella!"
    • (Capítulo 13: El Asesino)


  • Embry Call: "Apuesto a que es más dura que eso. Al fin y al cabo, anda con vampiros."
    • (Capítulo 14: La Familia)


  • Bella Swan: "Me recordé a mí misma que el amor es irracional. Cuanto más quieres a alguien, menos lógica tiene todo."
    • (Capítulo 14: La Familia)


  • Bella Swan: "Pensé brevemente en los tópicos, como el de que supuestamente uno ve desfilar su vida entera ante sus ojos. Yo tuve más suerte. Además, ¿para qué quería una reposición? Le estaba viendo a él, y no tenía ya voluntad de luchar."
    • (Capítulo 15: Bajo Presión)


  • Bella Swan: "Felicidad. Hacía que la experiencia de morir fuese más que soportable."
    • (Capítulo 15: Bajo Presión)


  • Bella Swan: "Adiós. Te amo, fue mi último pensamiento."
    • (Capítulo 15: Bajo Presión)


  • Bella Swan: "Ésa es la razón por la cual la gente todavía recuerda su nombre, siempre emparejado con el de ella: Romeo y Julieta. Y ése también es el motivo de que se la considere una buena historia. «Julieta se conforma con Paris» nunca habría sido un éxito."
    • (Capítulo 16: Paris)


  • Alice Cullen: "Estas cosas sólo te pasan a ti, Bella. Nadie debería haber estado mejor que tú cuando los vampiros nos marchamos de la ciudad, pero tú tenías que involucrarte con los primeros monstruos que te encontraras."
    • (Capítulo 17: La Visita)


  • Bella Swan: "Sin apartar sus ojos de los míos, Jacob comenzó a inclinar el rostro hacia mí. Yo todavía no había tomado ninguna decisión."
    • (Capítulo 18: El Funeral)


  • Alice Cullen: "No hay muchos vampiros suicidas."
    • (Capítulo 19: La Carrera)


  • Bella Swan: "Quizá pudiera salvar a Edward de algún modo si tenía mucha, mucha, mucha suerte, pero no era tan tonta como para creer que podría estar con él después de haberle salvado. Yo no era diferente ni más especial de lo que lo había sido con anterioridad, así que no había ninguna razón nueva por la que ahora me quisiera, aunque verle para perderle otra vez... Reprimí la pena. Ése era el precio que debía pagar para salvarle. Y lo pagaría."
    • (Capítulo 19: La Carrera)


  • Alice Cullen: "Eres un bicho muy raro, incluso para ser humana."
    • (Capítulo 19: La Carrera)


  • Bella Swan: "Nunca había visto nada más bello, incluso mientras corría, jadeando y gritando, pude apreciarlo. Y los últimos siete meses desaparecieron. Incluso sus palabras en el bosque perdieron significado. Tampoco importaba si no me quería. No importaba cuánto tiempo pudiera llegar a vivir; jamás podría querer a otro."
    • (Capítulo 20: Volterra)


  • Bella Swan: "Era muy extraño, porque yo sabía que los dos estábamos en peligro mortal. Sin embargo, en ese momento, me sentí bien. Por completo. Podía notar otra vez el palpitar desbocado de mi corazón contra las costillas y la sangre latía caliente y rápida por mis venas. Los pulmones se me llenaron del dulce perfume que derramaba su cuerpo. Era como si nunca hubiera existido un agujero en mi pecho. Todo estaba perfecto, no curado, sino como si desde el principio no hubiera habido una herida."
    • (Capítulo 20: Volterra)


  • Edward Cullen: "«Muerte, que has sorbido la miel de sus labios, no tienes poder sobre su belleza». (...) Hueles exactamente igual que siempre. Así que quizás esto sea el infierno. Y no me importa. Me parece bien."
    • (Capítulo 20: Volterra)


  • Aro: "Me encantan los finales felices. Son tan escasos."
    • (Capítulo 21: El Veredicto)


  • Aro: "¡Ay, cómo echo de menos a mi amigo Carlisle! Me recuerdas a él, excepto que él no se irritaba tanto."
    • (Capítulo 21: El Veredicto)


  • Alice Cullen: "Creo que se está poniendo histérica. Quizá deberías darle una bofetada."
    • (Capítulo 22: La Huida)


  • Bella Swan: "Era el paraíso, aunque estuviéramos en el mismo centro del infierno."
    • (Capítulo 22: La Huida)


  • Bella Swan: "Continuó besándome el pelo, la frente, las muñecas... pero nunca los labios y eso estuvo bien. Después de todo, ¿de cuántas maneras se puede destrozar un corazón y esperar de él que continúe latiendo? En los últimos días había sobrevivido a un montón de cosas que deberían haber acabado conmigo, pero eso no me hacía sentirme más fuerte. Al contrario, me notaba tremendamente frágil, como si una sola palabra pudiera hacerme pedazos."
    • (Capítulo 22: La Huida)


  • Edward Cullen: "No vale hasta que recupere la conciencia, Rose."
    • (Capítulo 22: La Huida)


  • Edward Cullen: "Deberías saber que en este preciso momento me estoy saltando las reglas, aunque no técnicamente, claro, ya que él me dijo que no volviera a traspasar su puerta, y he entrado por la ventana..."
    • (Capítulo 23: La Verdad)


  • Edward Cullen: "Las probabilidades... Las probabilidades siempre están amafiadas en contra nuestra. Error tras error. No creo que vuelva a criticar nunca más a Romeo."
    • (Capítulo 23: La Verdad)


  • Edward Cullen: "Pensé que ya te lo había explicado antes con claridad. Bella, yo no puedo vivir en un mundo donde tú no existas."
    • (Capítulo 23: La Verdad)


  • Edward Cullen: "Pero ¿cómo pudiste creerme? Después de las miles de veces que te dije lo mucho que te amaba, ¿cómo pudo una simple palabra romper tu fe en mí? (...) Vi en tus ojos que de verdad creías que ya no te quería. La idea más absurda, más ridícula, ¡como si hubiera alguna manera de que yo pudiera existir sin necesitarte!"
    • (Capítulo 23: La Verdad)


  • Edward Cullen: "Bella, mi vida era como una noche sin luna antes de encontrarte, muy oscura, pero al menos había estrellas, puntos de luz y motivaciones... Y entonces tú cruzaste mi cielo como un meteoro. De pronto, se encendió todo, todo estuvo lleno de brillantez y belleza. Cuando tú te fuiste, cuando el meteoro desapareció por el horizonte, todo se volvió negro. No había cambiado nada, pero mis ojos habían quedado cegados por la luz. Ya no podía ver las estrellas. Y nada tenía sentido."
    • (Capítulo 23: La Verdad)


  • Bella Swan: "Lo peor que los Vulturis pueden hacer es matarme. Tú puedes dejarme. Los Vulturis o Victoria no pueden hacer nada en comparación con eso."
    • (Capítulo 24: La Votación)


  • Edward Cullen "Si no te importa, preferiría que no ocultaras la cara debajo de las mantas. He vivido sin ella tanto como podía soportar..."
    • (capitulo 24: La votación)


  • Bella Swan: "¿Qué ocurriría si hubiera creído sinceramente que algo era cierto, aunque estuviera totalmente equivocada? ¿Qué sucedería si hubiera estado tan empecinadamente segura de que tenía razón que no me hubiera detenido a considerar la verdad? ¿Qué habría hecho la verdad? ¿Permanecer en silencio o intentar abrirse camino?"
    • (Capítulo 24: La Votación)


  • Bella Swan: "De pronto, recordé la suerte que había corrido Paris al regreso de Romeo. Las acotaciones de la obra son simples. Luchan. Paris cae."
    • (Epílogo: El Tratado)

Diálogos[editar]

Bella Swan: Intentas compensar a los demás con toda tu alma por algo que, al fin y al cabo, no es culpa tuya. Lo que quiero decir es que tú no pediste esto. No escogiste esta clase de vida y, aún así, has de luchar mucho por superarte a ti mismo.

Carlisle Cullen: No creo que intente compensar a nadie. Como todo el mundo, sólo he tenido que decidir qué hacer con lo que me ha tocado en la vida.

(Capítulo 2: Los Puntos)


Edward Cullen: Mike Newton ha aparecido en esta conversación porque, maldita sea, él te hubiera convenido mucho más que yo.

Bella Swan: Preferiría morir antes que terminar con Mike Newton. Preferiría morir antes que estar con otro que no fueras tú.

(Capítulo 2: Los Puntos)


Edward Cullen: Bella, no quiero que me acompañes. (...)

Bella Swan: ¿Tú... no... me quieres?

Edward Cullen: No.

(Capítulo 3: El Final)


Doctor Gerandy: ¿Estás herida, Bella?

Bella Swan: Me llevó un minuto pensar en ello. Me sentía confusa, ya que ésa era la misma pregunta que Sam Uley me había hecho en el bosque. Sólo que Sam me la había formulado de otra manera: ¿Te han herido? La diferencia parecía implicar algún significado.

(Capítulo 3: El Final)


Jacob Black: De aquí a la responsabilidad. Dos veces por semana.

Bella Swan: Y a la imprudencia todos los días que queden.

(Capítulo 7: Repetición)


Bella Swan: ¿Sabes que estás bastante bien?

Jacob Black: Te has dado un buen golpe en la cabeza, ¿a que sí?

(Capítulo 8: Adrenalina)


Jacob Black: Ojalá veamos al super oso.

Billy Black: Quizás deberías llevarte un tarro de miel, sólo por si las moscas.

(Capítulo 8: Adrenalina)


Jacob Black: Entonces, ¿vas a ser mi enamorada el día de hoy?

Bella Swan: ¿Qué implica eso exactamente?

Jacob Black: Lo de siempre... Que seas mi esclava de por vida, y ese tipo de cosas.

(Capítulo 9: Tres Son Multitud)


Emily Young: Así que tú eres la chica vampiro.

Bella Swan: Sí. ¿Y tú eres la chica lobo?

(Capítulo 14: La Familia)


Charlie Swan: No es normal, Alice y... y me asusta. No es normal en absoluto. No es como si alguien la hubiera... dejado, sino como si alguien hubiera muerto.

Bella Swan: Era como si alguien hubiera muerto, como si yo hubiera muerto. Porque había sido algo más que perder el más verdadero de los amores verdaderos, aunque no fuera uno de esos amores que matan, porque no había bastado para matar a nadie. También era la pérdida de un futuro al completo, una familia entera... toda la vida que yo había escogido...

(Capítulo 17: La Visita)


Alice Cullen: ¿Bella?

Bella Swan: ¿Sí?

Alice Cullen: ¿Piensas oponerte mucho a que robemos un coche?

(Capítulo 19: La Carrera)


Alice Cullen: Voy a acercarte lo máximo posible, luego vas a tener que correr en la dirección que te indique. Procura no tropezar. Hoy no tenemos tiempo para una conmoción cerebral.

Bella Swan: Gemí. Arruinarlo todo, destruir el mundo en un momento de torpeza supina sería muy propio de mí.

(Capítulo 19: La Carrera)


Bella Swan: ¿Qué clase de pregunta idiota es ésa?

Edward Cullen: Limítate a contestarla, por favor.

Bella Swan: Lo que siento por ti no nunca cambiará. Claro que te amo y ¡no hay nada que puedas hacer contra eso!

Edward Cullen: Es todo lo que necesitaba escuchar.

(Capítulo 23: La Verdad)


Bella Swan: Calla. Espera un segundo. Creo que estoy teniendo una epifanía en estos momentos... (...) Tú me amas. (...)

Edward Cullen: Con todo mi ser.

(Capítulo 24: La Votación)


Emmett Cullen: Un plan estupendo hermano.

Rosalie Hale: No.

Bella Swan: En absoluto.

Jasper Hale: Estupendo.

Alice Cullen: Idiotas.

(Capítulo 24: La Votación)


Edward Cullen: Si te concedieran lo que más quisieras de este mundo, cualquier cosa, ¿qué pedirías?

Bella Swan: A ti.

Edward Cullen: Algo que no tengas ya.

(Capítulo 24: La Votación)


Edward Cullen: Casarte conmigo primero.

Bella Swan: …-lo mire a la espera- De acuerdo, ¿Cúal es el chiste?

Edward Cullen: Hieres mi ego, Bella. Te pido que te cases conmigo y tú piensas que es un chiste.

Bella Swan: Edward, por favor se serio.

Edward Cullen: Hablo completamente en serio.

Bella Swan: ¡Oh vamos! Solo tengo 18 años.

Edward Cullen: Bueno, estoy a punto de cumplir los 110. Va siendo hora de que siente cabeza…

(Capítulo 24: La Votación)


Edward Cullen: Aprendo rápido, Jacob Black, y no cometeré el mismo error dos veces. Voy a quedarme aquí hasta que ella me diga que me marche.

Bella Swan: Nunca.

(Epílogo: El Tratado)