Las profecías de Nostradamus y San Malaquías

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las profecías de Nostradamus y San Malaquías es una obra del autor H. J. Hofmann; quien en su intento por mostrar en éste pequeño breviario, algunas de las profecias mas polémicas de Nostradamus, hace tambien un recorrido historico de las que se han cumplido. San Malaquías, fue un arzobispo católico del siglo XI a quien se le atribuyen también las obras: Las Profecías de los papas (1595) y La Profecía sobre Irlanda (1690). Lo que hace Hofmann, es una recuperacion de alguna de las más sobresalientes profecías de este personaje

Citas:[editar]
  • «Nostra damus cum falsa damus, nam fallere nostrum est, et cum falsa damus, nil nisi nostra damus. Que significa: Damos algo nuestro al mentir; porque nuestro oficio es engañar; y cuando damos falsedades, no damos otra cosa que lo nuestro».


  • «Aprés moi te deluge (después de mí el diluvio)»


  • «Ahora bien, se preguntan sus biógrafos Moura y Louvet, ¿Qué se llevaron los hebreos de Egipto, en el momento del Éxodo? Sin duda, oro y plata, pero también algo más precioso, por cierto».


  • «Las cuartetas del sabio vidente fueron definidas por uno de sus más famosos comentaristas, el citado Le Pelletier, como "un juego de naipes en versos , un calidoscopio cabalístico. Se acercan —agrega— mucho más a los Oráculos paganos del Egipto, de Grecia, de Italia que a las inspiraciones netas y sobrias de los Profetas Canónicos."»


  • «El hombre no alcanza nunca sobre la Tierra el descanso absoluto, el fin de todas las luchas, la paz en todas las preocupaciones».


  • «Esperan los budistas, desde Ceylán a la Mongolia, a Maitreya; las tribus de los Altai aguardan al Burkhan blanco; los hebreos al Mesías, al Muntazar los musulmanes; al Kalki Avatar los hindúes; los chinos encienden el primer día del año los fuegos ante la imagen de Gessar Khan, "el regidor del mundo que vendrá." Y los cristianos confían en el retorno de Jesús, de ese Jesús en el cual, como está escrito, todos los pueblos se reunirán en un solo pueblo. Y también esta es profecía, más aún, verdadera "profecía", es decir, expresión de la voluntad de DIOS. »


  • «La profecía termina así: Quibus transactis, civitas septicollis diruetur, et judex tremendus judicabit populum. Es decir, pasadas las cuales (las tribulaciones), la ciudad de las siete colinas será destruida y el juez tremendo juzgará al pueblo»


Fuente:[editar]
  • Hofmann H. (2011) "Las profecías de Nostradamus y San Malaquías"