La fortaleza digital

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La fortaleza digital
Título original Digital fortress
Autor Dan Brown
Editorial St. Martin's Press Transworld Publishers
Publicación 1998 (hace 21 años)
Idioma Inglés
País Estados Unidos
Género Tecno-Thriller
ISBN 0-312-26312-0 y 84-89367-01-9 0-312-18087-X, 0-312-26312-0 y 84-89367-01-9
Traducción
Traducción Eduardo G. Murillo
Editorial Umbriel
Páginas 440
ISBN 84-89367-01-9

La fortaleza digital es una novela de Dan Brown, parte de la saga El código Da Vinci. Plantea una historia de persecución policial «NSA» donde, a la vez David Becker «uno de los protagonistas», es perseguido por un peligroso asesino. Como muestra de su peligro asesinó a un hombre en Sevilla, España, dejando un rastro del código buscado por la Agencia de Seguridad Nacional. Es una historia de suspenso.

Citas[editar]

«
La explicación era muy sencilla: el gobierno no podía permitirse el lujo de que la histeria se apoderara de las masas si decía la verdad
»
«
Habia terminado como ayudante personal, el callejón sin salida de las ambiciones políticas
»
«
La mente humana es el ordenador más rápido que existe
»
  • «Eran dos mentes analíticas, inmunes en teoría, a encaprichamientos irracionales, pero de alguna manera mientras hablaban de morfologia lingüistica y generadores de cifras seudofortuitos se sentían como una pareja de adolescentes enamorados»
  • «Todo es posible, conseguir lo imposible solo cuesta un poco más»
  • «Hiroshima 8,15 horas, 6 de agosto de 1945: un vil acto de destrucción. Una exhibición de poder insensata llevada a cabo por un país que ya había ganado la guerra»
  • «Se convirtió en un budista devoto. olvidó su juramento infantil de venganza. El único camino hacia el esclarecimiento era el perdón»
  • «Todo código es descifrable, principio de bergofsky, se sentía como una atea conducida ante la presencia de Dios»
  • «Lo siento. Estoy agotado, vivimos una pesadilla convertida en realidad. [...] No era mi intención que te enteraras de esta manera, pensé que ya lo sabías»
  • «En los ojos todavía no se reflejaba la mirada vacía y sin vida, sino que estaban clavados en el techo, paralizados en una mirada de terror y arrepentimiento»
  • «Una descarga de adrenalina recorrió su torrente sanguíneo. Los negocios eran la guerra, y la guerra era excitante»
  • «No puedes saltar para alcanzar las estrellas si te duelen los pies»
  • «Era su refugio en un mundo de hombres sedientos de poder, contribuía a su desarrollo profesional, la protegía y, como solían bromear a menudo convertía sus sueños en realidad»
  • «El bien abunda pero hay mucho mal suelto. Alguien ha de tener acceso a todo y separar el trigo de la cizaña. Ese es nuestro trabajo, nuestro deber. Nos guste o no, hay una frágil puerta que separa la democracia de la anarquía»
  • «Lo bastante inteligente para tomar notas, lo bastante apuesto para convocar conferencias de prensa, lo bastante perezoso para contentarse con ello»
  • «Cargaba con las maldades del mundo, como si fuera su cruz personal»
  • «Aquella expresión no parecía acorde con una mujer como ésa, como si de una botella de cristal tallado salieran aguas negras»
  • «Pese a la rabia que hervía en su sangre, estaba programado para pensar con lucidez»
  • «Los abogados, los fanáticos de los derechos civiles, la EFF... Todos han desempeñado su papel, pero hay algo peor. La gente»
  • «Por desgracia, en el mundo hay personas ingenuas, personas incapaces de imaginar los horrores a los que deberían hacer frente si nosotros no intérvinieramos. Creo que es nuestro deber salvarles de la ignorancia»
  • «Impón tu voluntad a alguien, y se revolverá contra ti, advirtió la voz. Pero convence a una mente de pensar como tú deseas y tendrás un aliado»
  • «¿Como se defiende el pueblo de un estado policial cuando el que manda tiene acceso a todas sus comunicaciones? ¿cómo planear una revuelta?»
  • «Era como si le hubieran despojado de toda defensa, toda fachada, toda exageración insegura de su vida. Estaba desnudo delante de Dios. Soy un hombre, pensó»
  • «Soy un sobreviviente, pero sobrevivir no tiene nada que ver con el honor. Preferiría morir a vivir a la sombra de la deshonra»
  • «Sabía que suicidarse era la única manera de evitar rendir cuentas y de evitar la vergüenza. Apuntó la pistola con cuidado. Después cerro los ojos y apretó el gatillo»
  • «Una pareja necesita tener secretos. De ese modo las cosas siguen siendo interesantes»