Karl Hess

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

Karl Hess (25 de mayo de 1923 - 22 de abril de 1994) fue un redactor de discursos, editor, soldador, moto atleta, filósofo político, ateo, objetor fiscal, anarquista liberal.

Citas[editar]

  • "Lo mejor que uno puede decir sobre la libertad es que uno se siente mejor cuando es libre. Se disfuta más que cuando uno es esclavo o amo."
  • "Tener una nación que no puede atraer suficientes ciudadanos para defenderla voluntariamente, probablemente también es tener una nación que, por definición, realmente no merece la pena defender".
  • "El laissez-faire, o libre mercado anarquista, es simplemente la forma económica de la ética libertaria. El libre mercado radical abarca la noción de que los hombres deben intercambiar bienes y servicios, sin regulación, únicamente sobre la base del valor por el valor. Reconoce la actividad sin fin de lucro y las empresas comunitarias como versiones voluntarias de esta misma ética. Un sistema de este tipo sería un trueque estricto, con excepción de la generalizada necesidad aceptada de una división del trabajo en el que los hombres, voluntariamente, acepten fichas de valor tales como dinero en efectivo y crédito. Económicamente, este sistema es la anarquía, y con orgullo". (The Death of Politics)
  • "La posición radical-revolucionaria es el libertarismo, y su forma socioeconómica es la economía laissez-faire. El libertarismo es rechazado por la izquierda moderna -que predica el individualismo, pero practica el colectivismo. El libre cambio es rechazado por la derecha moderna -que predica la empresa, pero practica el proteccionismo."
  • "Debido a que mucha de su gente [del movimiento libertario]... Han venido de la derecha, sigue habiendo acerca de él por lo menos un aura o, tal vez, una miasma defensiva, como si de verdad sus intereses centrales fueran, por ejemplo, la defensa de la propiedad privada. La verdad, por supuesto, es que el libertarismo quiere impulsar los principios de la propiedad, pero de ninguna manera quiere defender, a buen o mal grado, todos los bienes que ahora se llaman privados".
  • "Gran parte de la propiedad es robada. Gran parte es de título dudoso. Todo esto está profundamente entrelazado con un inmoral y coercitivo sistema estatal que ha condonado, construido sobre, y se beneficiado de la esclavitud, se ha expandido y explotado a través de una brutal y agresiva política exterior colonial e imperial, y sigue manteniendo a la gente más o menos en una relación siervo-amo por las concentraciones de poder político-económico".
  • "Comencé a leer a los anarquistas estadounidenses en gran parte gracias a las recomendaciones de mi amigo Murray Rothbard, vinculado al anarcocapitalismo. En la lectura de las obras de Emma Goldman descubrí que los anarquistas creían todo lo que había confiado que defendía el Partido Republicano, y que ella era la fuente de las mejores y más esenciales teorías de Ayn Rand sin nada del solipsismo demente al que Rand era tan aficionada". (película Anarchism in America)
  • "Mi visión de la política es que se mueve en una línea recta en vez de moverse en un círculo. La línea recta se extiende desde el extremo derecho donde (históricamente) encontramos la monarquía, las dictaduras absolutas, y otras formas de gobierno autoritario. En el extremo derecho, la ley y el orden significan la ley del gobernante y el orden que sirve a los intereses del gobernante el cual, por lo general equivale al zumbido de los trabajadores, la sumisión de los estudiantes, la lealtad de los mayoress, ya sea intimidados o totalmente adoctrinados y entrenados en esa lealtad. Tanto Joseph Stalin como Adolf Hitler presidieron regímenes de derecha, políticamente, a pesar de las trampas socialistas con que ambos adornaron sus regímenes...
La extrema izquierda, mientras más alejada esté de la derecha, representa, lógicamente, la tendencia opuesta y, de hecho, así ha sido a todo lo largo de la historia. La izquierda es el lado de la política y de la economía que se opone a la concentración del poder y de la riqueza y, por el contrario, aboga y trabaja por distribuir el poder en el máximo número de manos."
  • "La revolución ocurre cuando la víctima deja de cooperar".
  • "Este no es tiempo para política revolucionaria y radical. No todavía. A pesar del malestar, el disentimiento, los motines y el caos, la política de hoy es reaccionaria. Tanto la izquierda como la derecha son reaccionarias y autoritarias. Esto quiere decir: ambos son políticas. Solo buscan actualizar los métodos de adquisición y manejo del poder político. Los movimientos revolucionarios y radicales no buscan actualizarse, sino revocar. El blanco de esta revocación deber ser obvio. El blanco es la política misma".
    • La muerte de la política
  • "La gran falla del conservadurismo es ser una profunda fisura a través de la cual los discursos sobre la libertad se precipitan, para luego despedazarse en las rocas del autoritarismo".
    • La muerte de la política
  • "La crítica a esta inclinación estatista de las grandes corporaciones proviene más a menudo de la izquierda que de la derecha, y este es otro factor que dificulta distinguir a los jugadores. (…) La derecha, mientras tanto, beatamente defiende a las grandes empresas como si estas no fueran, de hecho, una clase de fuerza burocrática y autoritaria a la que los derechistas atacan por mero acto reflejo cuando es gubernamental".
    • La muerte de la política
  • "Los conservadores actualmente veneran al Estado como un instrumento de castigo aun cuando lo rechazan como instrumento de beneficencia".
    • La muerte de la política
  • "En una verdadera sociedad laissez-faire el emprendedor local, con quienes los vecinos preferirían tratar, podría abrir fácilmente su negocio (vendiendo marihuana, whiskey, números de lotería, slips, libros, comida o consulta médica desde el maletero de su coche). Se podría olvidar de la contabilidad, los formularios y los informes y simplemente hacer negocio del negocio, en vez de un negocio de la burocracia. Permitir a los habitantes de los guetos competir en sus propios términos, en vez de bajo los de otros, demostraría ser una solución más práctica y satisfactoria a los problemas de los guetos que las redadas o las restricciones".
    • La muerte de la política
  • "El movimiento libertario laissez-faire es, de hecho, aunque penoso para algunos, un movimiento de derechos civiles".
    • La muerte de la política
  • "Los grandes hombres de negocios que operan las principales cadenas de televisión no son conocidos por reconocer (como el laissez-faire insistiría) que la competencia para los canales y audiencias sea abierta y no reglamentada. Como consecuencia de ello, por supuesto, estas redes consiguen todo el control del gobierno que se merecen, y lo aceptan de buen humor porque, aunque censurado, también están protegidos de la competencia".
    • La muerte de la política
  • "La industria automotriz recibe el mayor subsidio mediante el programa de carreteras y a través de este prospera, pero seguramente no paga una cuota justa. Las aerolíneas están subvencionadas y protegidas de tal manera que los recién llegados no pueden ni siquiera intentar competir. Las cadenas de televisión son increíblemente favorecidas por la licencia de la FCC, lo que impide a los advenedizos entrar en un campo donde viejos veteranos ya se han establecido. Incluso en la agricultura, los que reciben los subsidios son agricultores grandes, ya establecidos, no los pequeños que quisieran competir".
    • La muerte de la política
  • "La visión radical y revolucionaria sobre el futuro de la nacionalidad es, lógicamente, que esta no tiene futuro, solo pasado".
    • La muerte de la política
  • "El racismo ha sido apoyado en este país, no a pesar de, sino gracias al poder gubernamental y la política. El racismo inverso (esto es, pensar que el gobierno es competente para forzar a la gente a integrarse, así como alguna vez lo fue para segregarla) es igualmente político y desastroso. No ha funcionado. Su producto ha sido el odio en vez de la hermandad. La hermandad nunca podrá ser un producto político. Es únicamente personal. En cuestiones raciales, como en otros asuntos concernientes a los individuos, la falta de gobierno no será nada más que benéfico. ¿Qué puede realmente hacer el gobierno por la gente negra en Estados Unidos, que la gente negra no pueda hacer por sí misma mejor, si se le permitiera la libertad de hacerlo? Creo que nada".
    • La muerte de la política
  • "La política siempre ha sido la manera institucionalizada y establecida por la cual algunos hombres han ejercido el poder de vivir de lo que otros producen".
    • La muerte de la política
  • "El hombre puede sobrevivir en un universo sin clemencia solo mediante el uso de su mente. Sus pulgares, sus uñas, sus músculos y su misticismo no bastarán para mantenerle con vida".
    • La muerte de la política
  • "Ya no podemos cegarnos al hecho de que el poder económico concentrado se ha vuelto tan imprudente y despiadado y coercitivo como el poder político concentrado.
Ya no podemos atacar subsidios para los pobres mientras se apoya incluso mayores subsidios para los ricos. No podemos hablar de libertad individual y comunidades libres, autosuficiencia y autorresponsabilidad, mientras se homenajea la línea de montaje, se promueve la demolición urbana, y se hace fetichismo de mercancías. No podemos hablar de trabajo honesto mientras las personas trabajadoras honestatas son alienadas por el trabajo y son tratadas como meras extensiones de sus máquinas.
No podemos atacar los abusos de los líderes sindicales arrogantes y burocráticas sin atacar los abusos de los líderes de negocios e industriales arrogantes y burocráticos.
No podemos hablar de una dulce tierra de libertad cuando la misma tierra se agrió por la codicia de los que vuelven el paisaje en bienes raíces, quienes convierten ríos en cloacas abiertas, que no ven cada ser viviente nada sino un dólar en el proceso"
    • Dear America

Sobre Karl Hess[editar]

  • "Karl Hess fue un filósofo. Del mismo modo que Henry Thoreau señalaba que había muchos profesores de filosofía y pocos filósofos, podemos decir que Hess constituyó esa excepción de manera integral: vivió como tal, y su coherencia letal le hizo ganar el respeto de conservadores y marxistas por igual. Su talante persuasivo y racional, su modelo ético irreductible de convertir la filosofía en una forma de vida y la política en un modo de ser lo hicieron granjearse el respeto de comunistas y fascistas, de progresistas y puritanos".
    • Luis Diego Fernández
  • Quién diría que esta radical noción, dueña de todos los anarquismos aparecería en un medio nacional de Estados Unidos, bajo la habitual complicidad corporativa con las políticas de estado durante la Guerra Fría, y para colmo bajo la reluciente tiranía de Richard Nixon.
1969: Playboy. Karl Hess fué obrero, militar, escritor de discursos de la derecha más agria y terminó su vida paseando por granjas donde él mismo trabajaba.
Nació en Estados Unidos, y en Estados Unidos fue expropiado por la IRC y se le prohibió volver a titular propiedades y operar con dinero.
Creció en Filipinas, riñón del Tercer Mundo y siempre portó una visión global de la Sociedad y del mundo diferenciándose de la gran mayoría de pensadores de la derecha, sea la abiertamente conservadora o la que se escondió detrás de las etiquetas de “libertarios” o “progresistas”.
¡ Quién diría que un documental del avejentado y marginal Hess conversando con un par de estudiantes ganaría un Oscar en el 83 !
Es la vida fabulosa de este personaje la que lo convirtió en protagonista y en ciertas ocasiones director de orquesta de la realidad que vivió.
Ante todo, Hess tuvo el don de la persuasión, acompañado de un fuerte sentido moral ; esto determinó que convenciera a Goldwater de proponer grados de libertad de mercado inusitados y amenazantes para el Orden mundial.
Así también fue molestia ni más ni menos que por el complejo-militar industrial, el único periodista radical que trascendió las barreras de la mass media en su época, el único líder de los grupos rothbardianos respetado por los comunistas y el máximo responsable de que se rescate la tradición libertaria integral de Spooner y Tucker mientras decenas de mercaderes de ideas intentaban (y siguen intentando) resignificar al movimiento para que sea una reunión de señores derechistas típicos que reciban frondosos aportes de empresas y le consigan votos a alguna plataforma republicana sin futuro.
Este ensayo es un punto de inflexión en la vida de Hess, utiliza un lenguaje particularmente contestatario y una fuerte lógica que inyecta en todas las críticas y se origina en la contraposición de los intereses sociales con los estatales.
La muerte de la Política, bien comparada por él mismo como la nueva dominación mental es anunciada por uno de los pocos que fue dominante y se pasó al bando de los dominados apostando contra corriente por la liberación mental y la liberación económica colectivas en vez de fórmulas autoritarias.
    • Nicolás Morás, prólogo de La Muerte de la Política.