José Freinademetz

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
San José Freinademetz
«La mano del sacerdote está para bendecir, no para castigar».
«La mano del sacerdote está para bendecir, no para castigar».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 109 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

San Giuseppe (José) Freinademetz (Oies, Italia, 15 de abril de 1852 - Taikia, China, 28 de enero de 1908), santo italiano.

Citas[editar]

  • «A los otros no rehusar nada, para sí mismo no exigir nada».[1]
  • «El mejor lugar en el mundo será siempre aquél en donde Dios me quiera».[2]
  • «Mi estado está declinando rápidamente y avanzo hacia el final con pasos de gigante. Esto hace que uno se sienta profundamente apenado por no haber llenado de gracia la larga serie de años de la vida propia y no haber hecho un mejor uso en la viña del Señor: a uno por lo menos le gustaría despertar en la undécima hora y trabajar con plena fuerza mientras dure este tiempo».[3]
  • «Yo amo la China y a los chinos; en medio ellos quiero morir, y entre ellos ser sepultado».[4]

Citas sobre José Frainademetz[editar]

  • «De su carácter benévolo y afable emanaba un hechizo que ganaba los corazones de quienes se le acercaban. Sus ojos irradiaban habitualmente tanta bondad, tanta serenidad que los chinos a su lado muy pronto se sentían como en familia y en su casa».[1]
    • Augustin Henninghaus, obispo en China.
  • «Todos los cristianos consideraban a Freinademetz un santo en vida. "Él es como Kungtse (Confucio)", decían los chinos: "en él todo es bueno, todo es perfecto en él, siempre amable, modesto y humilde».
    • Thomas Tien SVD, primer cardenal católico chino y antiguo alumno de San José Freinademetz.

Referencias[editar]