John Katzenbach

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



John Katzenbach
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.
John Katzenbach.

John Katzenbach (n. 1950), también referido como Jon Katzenbach, es un periodista y escritor estadounidense que también ha trabajado como guionista en películas basadas en obras propias. Ha sido reportero de la corte criminal para The Miami Herald y The Miami News. Su trabajo ha aparecido en muchos otros periódicos, incluyendo el New York Times, el Washington Post y The Philadelphia Inquirer. La guerra de Hart es una de sus obras, que fue llevada al cine con éxito, protagonizada por Bruce Willis y Colin Farrell.

Citas de John Katzenbach[editar]

  • «Estar cerca de la violencia es igual que te pasen de golpe papel lija por el corazón».
    • De su novela La historia del loco (The Madman's Tale, 2004).
  • «Aqui todos tenemos miedo, miedo de lo que hay en nuestro interior, miedo de lo que hay en el interior de los demas, miedo de lo que hay fuera».
    • De su novela La historia del loco (The Madman's Tale, 2004).
  • «Nos asustan los cambios. Nos asusta quedarnos igual. Nos aterroriza cualquier cosa fuera de lo corriente, o un cambio en la rutina».
    • De su novela La historia del loco (The Madman's Tale, 2004).
  • «Cualquiera puede representar cualquier cosa a la luz del día. Pero sólo por la noche, después de que el mundo se ha oscurecido, aparece nuestro yo real».
    • De su novela La historia del loco (The Madman's Tale, 2004).
  • «La verdad es tan loca y complicada como todos nosotros».
    • De su novela La historia del loco (The Madman's Tale, 2004).
  • «La adrenalina y el miedo te hacen perder la noción del tiempo».
    • De su novela La historia del loco (The Madman's Tale, 2004).
  • «Es más fácil escuchar a alguien un rato e improvisar que sentarse día tras día y penetrar las capas de lo mundano y lo trivial en búsqueda de lo profundo.».
    • De su novela El psicoanalista (The analyst, 2009).
  • «Siempre existe ese momento maravilloso, en que un hombre ve por primera vez el cuerpo de una mujer. Sobre todo el cuerpo de una mujer que no conoce. Una visión que es toda aventura. Su mirada cae en cascada, como el agua en un precipicio.».
    • De su novela El psicoanalista (The analyst, 2009).
  • «Conocer los hechos no significa necesariamente comprenderlos.».
    • De su novela El psicoanalista (The analyst, 2009).
  • «El mayor lujo de nuestra existencia, por miserable que sea, es que no sabemos los días que nos han tocado en suerte.».
    • De su novela El psicoanalista (The analyst, 2009).
  • «Tememos que nos maten. Pero es mucho peor que nos destruyan.».
    • De su novela El psicoanalista (The analyst, 2009).
  • «Nunca hay que anticiparse al resultado, por que entonces no verán el verdadero significado de lo que ocurre y no podrán recibir la emoción de lo inesperado»
    • De su novela El psicoanalista (The analyst, 2009).
  • «¿Le describió ese repartidor mi cara? ¿Y mi calva incipiente? ¿No? Por su expresión adivino la respuesta. Así pues, yo dudaría que cualquier identificación que usted crea que hizo alguien resistiera un intenso examen profesional. Sin duda, una identificación que le ha convencido de un modo tan absoluto. Creo que esto es más bien consecuencia de su profesión, doctor. Valora demasiado lo que la gente le dice. Considera las palabras dichas como un medio de llegar a la verdad. Yo las considero un medio para ocultarla.»
    • De su novela El psicoanalista (The analyst, 2009).
  • «El impacto y el dolor de una pesadilla puede ser mucho mayor que el de un puñetazo.»
  • Ése es uno de los principales problemas de estar loco: nunca estás seguro de las cosas.
    • La Historia del loco.
  • Soy un recordatorio de las esperanzas perdidas y la amargura que la vida puede proporcionar de modo inesperado.
    • La hHistoria del loco.
  • Un Hombtre en la periferia de la cordura.
    • La Historia del loco.
  • El pasado es una confusión fugitiva de recuerdos peligrosos y dolorosos.
    • La Historia del loco.
  • La Memoria suele nublar el Dolor.
    • La Historia del loco.
  • Lo Mucho que hiere cada delirio. Lo lejos que parece la realidad del alcance de uno. Es un mundo de desesperacion y frustación.
    • La Historia del loco.
  • Todo el mundo mentía. Unas mentiras maravillosas,desenfrenadas,optimas,desmedidas,entusiastas.
    • La Historia del loco.
  • Para Francis fue como si el tiempo hubiera perdido el control y el transcurrir ordenado de las horas nocturnas se hubiera sumido en el caos.
    • La Historia del loco.
  • Nuestras expectativas se torcieron y cambiaron. Cosas corrientes,como tener un empleo, formar una familia e ir a partidos de la liga de béisbol infantil las tardes bonitas de verano eran objetivos muy difíciles de conseguir. Así que los modificamos. Los revisamos. los redujimos y los reconsideramos.
    • La Historia del loco.
  • Nos movíamos con precaución porque todos nosotros, incluso en nuestra locura, sabíamos que había ocurrido algo presentíamos que aún iba a ocurrir algo más.
    • La Historia del loco.
  • -Es como leer primero el último capítulo de un libro

-aseguró pasado un momento. -¿Y eso?-repuso Peter con una sonrisa. -Está todo inventido-explicó Francis-. No como en un espejo, sino como si nos contaran la conclusión pero no cómo llegamos a ella.

    • La Historia del loco.
  • Y pensó que una cosa era meterse en un sitio como el Hospital Estatal Western con ideas, suposiciones y sospechas, y otra muy distinta obrar conforma a ellas. Tenía el aspecto de alguien que examina un objeto raro con una mezcla de duda y confianza.
    • La Historia del loco.
  • Las cosas que son diferentes, que se salen de lo corriente, bueno, alteran a la gente.
    • La Historia del loco.
  • La gente chilla sin cesar-prosiguió-. Tiene pesadillas. Tiene miedos. Ve cosas u oye cosas, o se limita a sentir cosas. Supongo que aquí todo el mundo está acostumbrando a los ruidos surguidos del nerviosismo. Así que si alguien gritaria "¡Socorro!...-hizo una pausa- no se´ra distinto a las veces en que alguien chilla algo parecido. Si grita "¡Asesino!" o se limitara a chillar, no sería nada del otro mundo. Y nadie acude nunca,señorita Jones. Da igual el miedo que tengas y lo difícil que sea. Aquí, tus pesadillas son cosa tuya.
    • La Historia del loco.
  • La demencia es como ese momento de duda en que no sabría si debo confiar en los ojos o en la memoria porque ambas cosas parecen capaces de cometer los mismos errorres insidiosos.
    • La historia del loco.
  • Miedo de lo que hay en nuestro interior, miedo de lo que hay en el interior de los demás,miedo de lo que hay fuera. Nos asustan los cambios. Nos asustan quedarnos igual. Nos aterroriza cualquier cosa fuera de lo corriente, o un cambio en la rutina. Todo el mundo quiere ser distinto, pero ésa es la mayor amenaza.
    • La Historia del loco.
  • A veces la demarcación entre los sueños y la realidad se vuelve borrosa.
    • La Historia del loco.
  • Se dijo que el silencio era tan inquietante como un grito.
    • La Historia del loco.
  • La incertidumbre erosionaba sus pensamientos, y sentía la amargura que de la indecisión puede alimentar.
    • La Historia del loco.
  • Todavía no se ah inventado la pastilla que pueda aliviar los síntomas de la soledad y el aislamiento que produce el final del día.
    • La Historia del loco.
  • La verdad es escurridiza, y no estoy a gusto con ella. Ningún loco lo está. Así que,aunque lo escriba bien, quizás esté mal. Quizás esté exagerado. Quizás no pasó exactamente como yo lo recuerdo, o quizá tenga la memoria tan forzada y torturada debido a tantos años de fármacos que la verdad me elude siempre.
    • La Historia del loco.
  • -Los medicamentos controlan bastante los delirios. Como hoy, por ejemplo. Sé que no soy el emperador. Siemplemente sé mucho sobre el hombre que lo fue. Y sobre cómo dirigir un ejército. Y lo que pasó en 1812. Hoy sólo soy un historiador de tercera categoría. Pero mañana, no sé. Quizá fingiré tomarme la medicación que me den esta noche. Ya sabes, ponérmela bajo la lengua y escupirlas después. Hay algunos trucos que casi todo el mundo aprende en el hospital. O puede que la dosis se quede un poco corta. Eso también pasa, porque las enfermeras tienen que distribuir muchas pastillas y a veces no prestan atención como deberían a quién recibe qué. Y ya está: un delirio muy potente no necesita demasiado terreno para arraigar y florecer.
    • La Historia del loco.
  • Mi vida era única debido a la ausencia de todas esas pequeñas cosas que constituyen la normalidad de cualquier persona.
    • La Historia del loco.
  • Pero consideraba que la locura era consecuencia de la frustación, no una enfermedad orgánica.
    • La Historia del loco.
  • La furia fundida con la frialdad.
    • La Historia del loco.
  • Se dijo que una persona cuerda debía adaptarse al cambio y agredecer la originalidad. Se prometío que aceptaría todas las cosas diferentes que pudiera, que combatiría la dependencia de la rutina.
    • La Historia del loco.
  • Eso me satisfizo, y me dirigí hacia la pared de la escritura. Deseché al señor Klein de mi mente, junto con el hambre, la sed, el sueño y todo lo demás que podría haberse inmiscuido en la narración de mi historia.
    • La Historia del loco.