Diferencia entre revisiones de «Rosalía de Castro»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
1771 bytes añadidos ,  hace 5 años
→‎Citas: Añadir referencias.
m (Secc. ref.)
(→‎Citas: Añadir referencias.)
== Citas ==
 
* «Frío y calor, otoño o primavera, <br/>¿dónde... dónde se encuentra la alegría?» <ref> De Castro, Rosalia. Antología poética. Editorial EDAF, 2007. ISBN 9788441415072. p. 252.</ref>
 
* «Es feliz el que <br/>soñando, muere. <br/>Desgraciado el que muera <br/>sin soñar.» <ref>Citado en Rubio Díaz, Susana. Morir o nacer al otro lado. Editorial Corona Borealis, 2014 ISBN 978-84-1530-668-9. p. 13.</ref>
 
* «Era niño y ya perdiera<br/>la costumbre de llorar;<br/>la miseria seca el alma<br/>y los ojos además;<br/>era niño y parecía<br/>por sus hechos viejo ya.» <ref>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p. XCI.</ref>
 
* «¡Oh tierra, antes y ahora, siempre fecunda y bella!» <ref>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p. VI.</ref>
** Fuente: '''En las orillas del Sar''', VI.
 
* «Inexplicable angustia, hondo dolor del alma, <br/>recuerdo que no muere, deseo que no acaba.» <ref>Citado en Da Rocha Cavadas, José Manuel. La Primera partida del mundo. Editorial Obrapropia Editorial, 2014. ISBN 978-84-1536-276-0. 160.</ref>
 
* «Otra vez, Tras la lucha que rinde <br/>y la incertidumbre amarga <br/>del viajero que errante no sabe <br/>dónde dormirá mañana, <br/>en sus lares primitivos <br/>halla un breve descanso mi alma.» <ref name=lucha>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p II.</ref>
 
* «Puro el aire, la luz sonrosada, <br/>¡qué despertar tan dichoso!» <ref>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p III.</ref>
 
* «Hierve la sangre juvenil, se exalta <br/>lleno de aliento el corazón, y audaz <br/>el loco pensamiento sueña y cree <br/>que el hombre es, cual los dioses, inmortal.» <ref name=adivina>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p XIII.</ref>
** Fuente: ''Adivínase el dulce y perfumado''.
 
* «No importa que los sueños sean mentira, <br/>ya que al cabo es verdad <br/>que es venturoso el que soñando muere, <br/>infeliz el que vive sin soñar.» <ref name=adivina/>
** Fuente: ''Adivínase el dulce y perfumado''.
 
* «La que ayer fue capullo, es rosa ya, <br/>y pronto agostará rosas y plantas <br/>el calor estival.» <ref name=adivina/>
** Fuente: ''Adivínase el dulce y perfumado''.
 
* «Hermosas son las estaciones todas <br/>para el mortal que en sí guarda la dicha.» <ref name=mortal>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p XVI.</ref>
** Fuente: ''Candente está la atmósfera''.
 
* «No son nube ni flor los que enamoran, <br/>eres tú, corazón, triste o dichoso, <br/>ya del dolor y del placer el árbitro, <br/>quien seca el mar y hace habitar el polo.» <ref name=mortal/>
** Fuente: ''Un manso río, una vereda estrecha''.
 
* «¡Cuán bella y caprichosa es la alegría!» <ref>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p XVIII.</ref>
** Fuente: ''Moría el sol y las marchitas hojas''.
 
* «Bajo el hacha implacable, ¡cuán presto <br/>en tierra cayeron <br/>encinas y robles!» <ref name=robles>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p XXXVII.</ref>
** Fuente: ''Los robles''.
 
* «Alma que vas huyendo de ti misma, <br/>¿qué buscas, insensata, en las demás?» <ref>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p XLI.</ref>
** Fuente: ''Alma que vas huyendo de ti misma''.
 
* «¿Por qué tan terca, <br/>tan fiel memoria me ha dado el cielo?» <ref>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p XLII.</ref>
** Fuente: ''Cuando recuerdo del ancho bosque''.
 
* «No subas tan alto, pensamiento loco, <br/>que el que más alto sube más hondo cae<br/>[...]» <ref>De Castro, Rosalia. En las orillas del Sar. NoBooks Editorial, 2011. p XLVII.</ref>
** Fuente:''No subas tan alto, pensamiento loco''.
 
* «Cual si en suelo extranjero me hallase, <br/>tímida y hosca, contemplo <br/>desde lejos los bosques y alturas <br/>y los floridos senderos <br/>donde en cada rincón me aguardaba <br/>la esperanza sonriendo.» <ref name=lucha/>
** Fuente: ''En las orillas del Sar'', II.
 
* «Los que ayer fueron bosques y selvas <br/>de agreste espesura, <br/>donde envueltas en dulce misterio <br/>al rayar el día <br/>flotaban las brumas, <br/>y brotaba la fuente serena <br/>entre flores y musgos oculta, <br/>hoy son áridas lomas que ostentan <br/>deformes y negras <br/>sus hondas cisuras.» <ref name=robles/>
** Fuente: ''Los robles''.
 
* La miseria seca el alma y los ojos además.
 
== Referencias ==

Menú de navegación