Diferencia entre revisiones de «Primera Guerra Mundial»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
2028 bytes añadidos ,  hace 6 años
más citas e imagen
(citas y refs)
(más citas e imagen)
[[Archivo:Chateau Wood Ypres 1917.jpg|250px|miniaturadeimagen|«No había señales de [[vida]] de ningún tipo. Ni un árbol, con excepción de unos pocos tocones muertos, que resultaban extraños a la luz de la luna. Ni un pájaro, ni siquiera una rata o una brizna de hierba. La naturaleza estaba tan muerta como los canadienses cuyos cuerpos permanecían donde habían caído el otoño anterior. La muerte se había escrito a lo grande por todas partes».<br />Soldado R. A. Colwell.]]
[[Archivo:Frontról hazatérő katonák.jpg|250px|miniaturadeimagen|«La guerra se decidió en los primeros veinte días de lucha, y todo lo que pasó después consistió en batallas que, si bien fueron gigantescas y devastadoras, no eran más que llamamientos desesperados y vanos contra la decisión del [[destino]]».<br />[[Winston Churchill]].]]
[[Archivo:Funeral of Brig-Gen F.E. Johnston.jpg|250px|miniaturadeimagen|«La Primera Guerra Mundial mató a un menor número de víctimas que la [[Segunda Guerra Mundial]], destruyó menos edificios y desplazó de sus hogares a millones de personas en lugar de decenas de millones - pero en muchos aspectos dejó cicatrices aún más profundas, tanto en la mente como en el mapa de Europa. El viejo mundo nunca se recuperó del shock».<br />Edmond Taylor]]
[[Archivo:Funeral of Brig-Gen F.E. Johnston.jpg|250px|miniaturadeimagen|a]]
[[Archivo:Gunners at Fence.jpg|250px|miniaturadeimagen|«Con espanto creciente fue dándose cuenta el hombre en la Primera Guerra Mundial y, ciertamente, a los dos lados de la trinchera, que se hallaba entregado a potencias inabordables que... se burlaban de todos los propósitos humanos y traían consigo la destrucción de todos».<br />Martin Buber.]]
[[Archivo:Hospital ward.jpg|250px|miniaturadeimagen|«[La I Guerra Mundial fue] una guerra que nadie quería y una [[catástrofe]] que nadie pudo haberse imaginado».<br />Henry Kissinger]]
== Citas ==
* «Con espanto creciente fue dándose cuenta el hombre en la Primera Guerra Mundial y, ciertamente, a los dos lados de la trinchera, que se hallaba entregado a potencias inabordables que, si bien parecían guardar relación con la [[voluntad]] de los hombres, se desataban de continuo, se burlaban de todos los propósitos humanos y traían consigo la destrucción de todos. Así se encontró el hombre frente al hecho más terrible: era como el padre de unos [[demonio]]s que no podía sujetar».
* «''"Ils ne pas passeront!"'' - ¡No pasarán!».
** Durante la [[w:batalla de Verdún|batalla de Verdún]], 1916.
** [[w:Philippe Petain|Henri-Philippe Petain]] (24 de abril de 1856 – 23 de julio de 1951, general y político francés, apodado el "vencedor de Verdún".
 
* «Para un [[joven]] que tenía un futuro largo y prometedor por delante, no era fácil esperar la [[muerte]] casi a diario. Sin embargo, después de un tiempo me acostumbré a la idea de morir joven. Extrañamente, eso tuvo una especie de efecto calmante y me impedía tener que preocuparme demasiado. Debido a esto perdí poco a poco el terrible [[miedo]] a ser herido o a morir».
** Reinhold Spengler, voluntario de guerra alemán.
* «[[Albert Speer|Speer]] se muestra muy contrariado por las medidas adoptadas. Sustenta el punto de vista de que no puede ser el objetivo de una política militar conducir a un pueblo a una derrota heroica, tal como indicaba ya el propio ''[[Adolf Hitler|Führer]]'' en su libro ''Mein Kampf'' con toda claridad, por lo menos respecto a la Primera Guerra Mundial. Este principio debe aplicarse ante todo a la diplomacia alemana que la actual situación de la guerra no ha encontrado todavía la posibilidad de sacar a Alemania de esta guerra de dos frentes que nos está destruyendo y despedazando poco a poco».
** [[Joseph Goebbels]] (29 de octubre de 1897 – 1 de mayo de 1945), político alemán, ministro de propaganda de la Alemania nazi.
 
* «Toda la tierra está roturada por los proyectiles que estallan y los agujeros se llenan de agua; y si no te matan los proyectiles, puedes ahogarte en los cráteres. Los carros rotos y los caballos muertos se apartan a los lados de la carretera: también yacen ahí muchos soldados muertos. Los soldados heridos que murieron en la ambulancia han sido descargados y sus ojos se te quedan mirando. A veces, te encuentras un brazo o una pierna. Todo el mundo está corriendo, corriendo, tratando de escapar de una muerte casi segura en esta lluvia de proyectiles enemigos. Hoy he visto la verdadera cara de la guerra».
** Hans Otto Schetter, fusilero alemán.
 
<!-- * «».<ref>[]</ref>

Menú de navegación