Ensayo sobre la ceguera

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Ensayo sobre la ceguera (1995, original en portugués Ensaio sobre a cegueira) es una novela del escritor portugués José Saramago, Premio Nobel de Literatura en 1998.

Citas[editar]

  • Si antes de cada acción pudiésemos prever todas sus consecuencias, nos pusiésemos a pensar en ellas seriamente, primero en las consecuencias inmediatas, después, las probables, más tarde las posibles, luego las imaginables, no llegaríamos siquiera a movernos de donde el primer pensamiento nos hubiera hecho detenernos.
  • El policía, en tono que sería sarcástico si no fuera simplemente grosero, quiso saber, después de preguntarle donde vivía, si tenía dinero para el taxi.
  • De esa masa estamos hechos, mitad indiferencia mitad ruindad
  • Los ojos no son más que unas lentes, como un objetivo, es el cerebro quien realmente ve.
  • Todos sintieron unas súbitas y urgentes ganas de orinar, pensaron, con estas u otras palabras, a ver como resolvemos esto...
  • La alegría y la tristeza pueden andar unidas, no son como el agua y el aceite
  • ... Con hedores que flotaban, gruesos y lentos, con súbitas corrientes nauseabundas
  • Volverá a echarla de menos cuando el cuerpo se quede liberado de servidumbres brutales y egoístas.
  • En verdad aún está por nacer el primer humano desprovisto de esa segunda piel que llamamos egoísmo.
  • No, no me olvido (de las mujeres), la voz con la que el viejo dijo eso parecían pertenecer a otro diálogo.
  • La gente joven se conforma rápidamente, tiene toda la vida por delante.
  • Las palabras son así, disimulan mucho, se van juntando unas con otras, parece como si no supieran adónde quieren ir, y de pronto, por culpa de dos o tres o cuatro que salen de repente, simples en sí mismas, y ya tenemos ahí la conmoción ascendiendo irresistiblemente a la superficie de la piel y de los ojos..
  • La vida se entregó a nuestras manos tras habernos hecho inteligentes, y hasta aquí la hemos traído.
  • Lo difícil no es vivir con las personas, lo difícil es comprenderlas.
  • Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven.
  • Las imágenes no ven, Equivocación tuya, las imágenes ven con los ojos con que las ven, sólo la ceguera es ahora para todos.
  • No soy tonta,me voy gobernando como puedo.
  • Es que no sabéis, no podéis saber, lo que es tener ojos en un mundo de ciegos, no soy reina, no, soy simplemente la que ha nacido para ver el horror, vosotros lo sentís, yo lo siento y, además lo veo, y , ahora, punto final.
  • Hoy es hoy, mañana será mañana, y es hoy cuando tengo la responsabilidad, no mañana si ya estoy ciega. Responsabilidad de qué.

La responsabilidad de tener ojos cuando otros los han perdido.

  • Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos.
  • Iré viendo menos cada vez, y aunque no pierda la vista me volveré más ciega cada día porque no tendré quien me vea.
  • Y cuándo es necesario matar, se preguntó a sí misma mientras se dirigía hacia el zaguán, y a sí misma se respondió, Cuando está muerto lo que aún está vivo.
  • No estoy dispuesto a perder la vista para que los demás sigan aquí, llenando la barriga, Supongo que también estarás dispuesto a no comer si alguien pierde la vida para que tú comas.
  • Oculto el crimen, reservados para otra ocasión los remordimientos.
  • Las respuestas no llegan siempre cuando uno las necesita, a veces ocurre que quedarse esperando es la única respuesta posible.
  • La experiencia es realmente maestra de la vida.
  • Debería haber una organización en cada casa, en cada calle, en cada barrio, Un gobierno, dijo la mujer, Una organización, el cuerpo también es un sistema organizado, está vivo mientras se mantiene organizado, la muerte no es más que el efecto de una desorganización.
  • Tanto nos cuesta la idea de que tenemos que morir, dijo la mujer del médico, que siempre buscamos disculpas para los muertos, es como si anticipadamente estuviésemos pidiendo que nos disculpen cuando nos llegue la vez.