Il buono, il brutto, il cattivo

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «El bueno, el feo y el malo»)
Saltar a: navegación, buscar
'El bueno, el feo y el malo (España)
El bueno, el malo y el feo (Hispanoamérica)
Título original Il buono, il brutto, il cattivo
País Italia
Año de estreno 1966 (hace 51 años)
Dirección Sergio Leone
Guion Sergio Leone,
Luciano Vincenzoni,
Age & Scarpelli
Reparto
Clint Eastwood - Rubio "El bueno"
Eli Wallach - Tuco "El feo"
Lee Van Cleef - Sentencia "El malo"
Aldo Giuffre - Capitán borracho
Luigi Pistilli - Padre Pablo Ramírez
Rada Rassimov - María

Il Buono, Il Brutto, Il Cattivo (en España El bueno, el feo y el malo, en Argentina, México y Venezuela: El Bueno, el malo y el feo, y en Perú y otros países de América Latina Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo) es una película italiana de 1966 dirigida por Sergio Leone, con guión de Sergio Leone, Luciano Vincenzoni y Age & Scarpelli, del género Spaghetti Western.

Citas[editar]

  • (El malo rinde cuentas a su jefe después de haberle hecho un trabajo a este, después de contarle lo que averiguó)
"Ahh se me olvidaba, él me ha dado $1000. Figúrate, quería que te matara (los dos sonríen). El caso es, que cuando alguien me paga siempre termino mi trabajo ¡tu deberías saberlo!"
  • Lo mata, sonríe y aparece la leyenda "El malo".
  • "Yo dormiré tranquilo, porque sé que mi peor enemigo vela por mí".
    • Rubio
  • - ¿Sabes que tu cara se parece a la de uno que vale 2.000 dólares?
- Sí, pero tú no te pareces al que los va a cobrar.
  • Rubio
  • "Es bueno saber que en algún lugar del mundo, llueva o truene, hay un plato de sopa esperándote".
    • Tuco
  • "Los tíos gordos como tú me gustan mucho, porque cuando caen de espaldas hacen mucho ruido".
    • Tuco
  • "Cuando se dispara... no se dice nada".
    • Tuco, tras matar a un bandido vengativo que, momentos antes le dio un largo discurso acerca de sus intenciones y de lo listo que había sido.
  • "El mundo se divide en dos categorías: los que tienen el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas"
    • Rubio
  • "Rubio, como te pille, te arranco el corazón y me lo como. ¡Hijo de una perra sarnosa!"
    • Tuco
  • "¡Rúbioooooo,! ¿sabes de quién eres hijo? 'Eres un hijo de mil padres!
    • Tuco, al final del filme

Diálogos[editar]

  • Tuco: Dios está con nosotros, porque también odia a los yankis.
  • Rubio: Dios no está con nosostros, porque también odia a los idiotas.

  • Tuco: Hasta Judas cuando estaba a punto de morir oía truenos.
  • Rubio: Estos más bien parecen cañones.

(Tuco acuerda entregarse a las autoridades para que el Rubio cobre la recompensa y le libere de la horca disparando a la cuerda. A la hora de repartir expone sus argumentos).

  • Tuco: El mundo está dividido en dos partes amigo: los que tienen la cuerda al cuello y los que la cortan; solo que el cuello que hay dentro de la cuerda es el mío, el que se la juega soy yo, por eso la próxima vez quiero más de la mitad.
  • Rubio: Sí, es verdad que tú expones, pero... yo soy el que corta. Y si tú me rebajas mi porcentaje... ¿quieres? (le ofrece a Tuco un cigarro) bueno... yo podría fallar la puntería.

(Tuco es arrastrado hasta el sheriff del pueblo para ser entregado mientras grita toda suerte de improperios a su captor).

  • Tuco: Hijo de una perra sarnosa, me las pagarás, quiero verte reventar, de cólera, de rabia, de viruela negra, ¡desátame!, ¡desátame!, ¡hijo de una hiena bájame! Mira, todavía estás a tiempo. Si me dejas ir te perdono, ¡y si no te veré hecho gusanos en los ojos! ay madre qué mal me encuentro, ya no puedo más, se me ha bajado la sangre a la cabeza, ay madre, Rubio agua, agua (le escupe en la cara al Rubio y éste le da un bofetón), ¡ay! canalla, hijo de una mofeta, ya podrás con uno que está atado, desátame si te atreves, que te pasa, ¿tienes miedo?, ayyy ayyy, ven acá, ¿quién es éste? (llega el sheriff) ¡se va un cornudo y llega otro! ¡vete! ¡vete, gordo asqueroso!.
  • Sheriff: (Le enseña una foto de Tuco con la leyenda de "se busca") Mira esto. ¿Reconoces esta cara? ¡es la tuya!.
  • Tuco: ¿La mía? ¡quién dice que es la mía! envuelve, envuelve eso, que ya diré yo dónde te lo tienes que meter ¡Maldito sheriff y quien los inventó! (El sheriff le da el dinero a Rubio) ¡¡Miren!! ¡le da el dinero! ¡¡Judas!! ¡que has vendido mi pellejo! pero no te aprovecharás ¿sabes? nooo de verdad que no, ¡si hay justicia en este mundo en medicinas lo vas a gastar! todo en medicinas hasta el último centavo; porque te va a dar la tiña y la viruela. Tú no lo sabes pero eres un bastardo, hijo de mil padres todos tan bastardos como tú. Y por si no lo sabes tu madre es unaaaa... (Rubio enciende un cigarro y le tira la cerilla a la cara) ¡Eres un bastardo! mandas a la horca a un pobre hombre... que no ha hecho mal a nadie.