El bosque de los pigmeos

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El bosque de los pigmeos
Título original El bosque de los pigmeos
Autor Isabel Allende
Idioma Español
Género Aventura, Romance, Ficción, Misticismo
Editorial Debolsillo
Páginas 221
ISBN 978-970-780-218-6

El bosque de los pigmeos es la tercer novela escrita por Isabel Allende en el 2004 que culmina con la trilogía titulada Las memorias del Águila y el Jaguar, en la que evidencio su alto compromiso ecológico con los bosques Chile, y su expansión literaria hacia los jóvenes. Así como su defensa en los derechos de la mujer.

Citas[editar]

  • «No hay recompensa por hacer el bien, sólo satisfacción en tu alma. A veces hay que pelear»
  • «La noche africana era un verdadero concierto de voces variadas: el ocasional bramido de elefantes , ladridos lejanos de hienas, chillidos de mandriles asustados, por algún leopardo, croar de sapos, canto de chicharras»
  • «Los monos se entretenían matándose los piojos unos a otros con gran atención, como suelen hacer los seres humanos»
  • «Aquí, en áfrica empezó la vida humana. Todos descendemos de Adán y Eva, que según dicen los científicos eran africanos. Este es el paraíso terrenal que menciona la biblia. Dios quiso que este fuera un jardín donde sus criaturas vivieran en paz y abundancia, pero vean en lo que se ha convertido por el odio y la estupidez humana»
  • «Las creencias propias se llaman religión, las de los demás se llaman superstición, lo nuestro es idioma, lo que hablan los demás son dialectos, y lo que hacen los blancos se llama arte, y lo que hacen las demás razas es artesanía»
  • «La verdadera amistad, pensaban, resiste el paso del tiempo, es desinteresada y generosa, no piden nada a cambio, solo lealtad»
  • «Por correo electrónico compartían sueños, pensamientos, emociones, y secretos. Se conocían tan bien que no necesitaban decirse mucho, a veces una palabra bastaba para entenderse»
  • La escritora no estaba dispuesta a dejarse vencer por la vejez. Decía que los años se notan cuando se encorva la voz y se emiten ruidos: toses carraspeos, crujir de huesos, gemidos, por lo mismo ella andaba muy derecha y sin hacer ruido»
  • «Expresar su relación en palabras, significaba definirla, ponerle límites, reducirla; sino se mencionaba permanecía libre e incontaminada»
  • «Pasaba de la depresión a la euforia en cuestión de minutos, sus emociones eran tan intensas que a veces se preguntaba en serio si valía la pena seguir viviendo. En los momentos de pesimismo, pensaba que el mundo era un desastre y la mayor parte de la humanidad era estúpida. A pesar de haber leído libros al respecto y de que en la escuela se discutía la adolescencia a fondo, él la sufría como una enfermedad inconfesable»
  • «Una palabra, un gesto, un roce bastaban para llenarle la cabeza de imágenes y el alma de deseo»
  • «Se dieron cuenta de que los espíritus no provocaban enfermedades, desgracias o muerte, como habían oído; el sufrimiento es causado por la maldad y la ignorancia de los vivos»
  • «Pretendo salir de este infierno lo antes posible, recuperar mi avión, y escapar donde estos criminales no puedan alcanzarme»
  • «Durante unas horas dejaron de ser individuos y se fundieron en la totalidad de lo que existe. Se sentían fuertes, seguros, lúcidos; podían ver la realidad desde una perspectiva más rica y luminosa»
  • «Más valía morir en la rebelión que vivir en la esclavitud»
  • «Más importante que eso, amigo mío, es que tu peleas por tu vida y la de tu familia [...]. Él lo hace por gusto. Es un matón, y como todos los matones es cobarde»