El último tango en París

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Último tango en París
Título original Last Tango in Paris
País Italia
Año de estreno 1972 (hace 47 años)
Dirección Bernardo Bertolucci
Guion Bernardo Bertolucci
Franco Arcalli
Reparto
Marlon Brando
Maria Schneider
Jean Pierre Léaud
Massimo Girotti
Maria Michi
Catherine Allegret
Giovanna Galletti

El último tango en París es una película franco-italiana de 1972, dirigida por Bernardo Bertolucci. Protagonizada por Marlon Brando, Maria Schneider y Jean-Pierre Léaud en los papeles principales.

Frases celebres[editar]

  • " En cualquier caso, y para no hacer mas pesada esta larga y aburrida historia, acabaré recordando el momento en que entré en un lugar como este, me encontré con una jovencita como tú, y la llamé muñeca. "
  • " Si la música es el alimento del amor ¡qué siga sonando! "
  • "Si investigas a fondo, creo que me descubrirás dentro de mi bragueta"

Diálogos[editar]

  • Escucha,... quiero que nos miremos uno al otro... si
  • Es bonito no saber nada el uno del otro.
  • Si


  • Tú no tienes nombre y yo tampoco tengo nombre. No hay nombres. Aquí no tenemos nombre.
  • ¿Estás loco?
  • Es posible que lo esté pero no quiero saber nada de ti. No quiero saber donde vives, ni de donde eres. No quiero saber absolutamente nada de nada. ¿Me has comprendido?
  • Me asustas.
  • Nada. Tú y yo nos encontraremos aquí sin saber nada de lo que nos ocurra fuera, ¿de acuerdo?
  • Pero, ¿por qué?
  • Pues porque…aquí no hace falta saber nombre, no es necesario. ¿No lo comprendes? Venimos a olvidar, a olvidar todas las cosas, absolutamente todas. Olvidaremos a las personas, lo que sabemos, todo lo que hemos hecho. Vamos a olvidar donde vivimos, olvidarlo todo.
  • Yo no podré, ¿tú si?
  • No lo se. ¿Tienes miedo?
  • No.

Citas[editar]

  • “El filme más controvertido de su era”
    • Leonard Maltin
  • "Obra maestra"
    • Carlos Boyero: Diario El Mundo
  • "Es una obra con instantes potentísimos, pero coja, desequilibrada. Es Brando, y sólo él, quien llena la bandeja que le puso Bertolucci en este poema de un naúfrago en el asfalto parisiense, que era la sombra de una miseria colectiva."
    • Ángel Fernández Santos: Diario El País
  • "Bertolucci se deja llevar por Brando y Vittorio Storaro para hilvanar un arrebatado y ya clásico retrato de la moral claudicante."
    • Luis Martínez: Diario El País
  • "Intenso drama de desencantos varios. Maravillosa e imprescindible."
    • Fernando Morales: Diario El País