Discusión:Ser vivo

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Material que excede el concepto de cita o el objeto de la página[editar]

  • «Ésta (la tierra) al principio gracias ardor procedente del sol, adquirió consistencia. Luego, cuando su superficie comenzó a fermentar a consecuencia del calor, en muchos lugares algunas de las partes líquidas comenzaron a inflarse y en su derredor se formaron putrefacciones circundadas por finas membranas. [...] Las partes húmedas generaban seres vivos, tal como se dijo, a causa del calor; durante la noche ellos recibían alimentos directamente de la bruma procedente de la atmósfera circundante, mientras de día se iban solidificando por la acción del calor. Finalmente cuando los gérmenes hubieron alcanzado su pleno desarrollo y las membranas resecadas comenzaron a resquebrajarse, dieron lugar al nacimiento de varias especies de seres vivos.[...] La tierra, que se iba solidificando más y más debido al calor quemante del sol y a los vientos, terminó finalmente por no poder ya generar ninguno de los animales de gran tamaño, y a partir de entonces cada uno de los seres vivos comenzó a generarse como resultado del acoplamiento recíproco.»
    • Diodoro de Sicilia
    • Párrafo recogido por Porrati, A.; Egger Lan C.; Santa Cruz M.I. y Cordero en 1997. Y citado en De la Fuente Freyre, J. A. La biología en la Antigüedad y la Edad Media. Volumen 80 de Acta Salmanticensia. Editorial Universidad de Salamanca, 2002. ISBN 978-84-7800-804-9. p.65.
  • «El principio de los seres es indefinido [...] y las cosas perecen en lo mismo que les dio el ser, según la necesidad, y es que se dan mutuamente justa retribución por su injusticia según la necesidad del tiempo.» [...] «Parece ser que para Anaximandro los seres vivos se formaron en un proceso primordial que tuvo lugar por acción del sol al evaporar la humedad del lodo que en un principio cubría la Tierra. Los seres primitivos vivieron en el agua, y algunos de ellos fueron los antecesores de los hombres [...].» De la Fuente Freyre; pp. 37-39. de La biología en la Antigüedad y la Edad Media. Volumen 80 de Acta Salmanticensia. Ed. Univ. de Salamanca, 2002. ISBN 978-84-7800-804-9.