Crisólogo Larralde

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Crisólogo Larralde
Crisólogo Larralde en 1946
Crisólogo Larralde en 1946
Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 55 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Crisólogo Larralde (Quilmes, 29 de enero de 1902; Berisso, 23 de febrero de 1962),[1] político argentino, perteneciente a la Unión Cívica Radical.

Citas[editar]

  • "En el desprecio de todo el poder, está todo el poder"
  • "Es un deber de los radicales olvidar sus padecimientos, darlos por bien sufridos si ellos sirvieron cuando menos para afirmar que el dolor de ser víctimas, es preferible a la deshonra de haber destituido al hombre argentino de los atributos de su dignidad, de su derecho, de su libertad".
  • "Si ellos lo hubieran querido, la reorganización de la Unión Cívica Radical estaría ya en marcha y el pueblo -sin que desaparecieran los sectores- habría comenzado a descansar en la confianza de un gran partido nacional.

Ha prevalecido el apasionamiento; se ha calificado dura e injustamente con palabra provocadora y demencial a quienes reclamaban la reorganización y defienden el voto directo; se les ha imputado calumniosa y temerariamente estar al servicio de cuanto combatieron durante su vida entera. Voluntariamente, por la consumación de esas deliberadas falsedades y de esas groseras irreverencias, se evadieron del partido para marchar sin derrotero hacia su definitiva frustración. ¡Sabe Dios cuánto deploran el radicalismo de Buenos Aires y el del país ese alejamiento en que han incurrido los asistentes a la reunión de Rosario!"

  • "El peronismo dice ‘La libertad no sirve para comer’. Nosotros decimos que la libertad es lo único que sirve, que hay derecho de comer por el hecho de haber nacido; que hay derecho de comer para conservar la vida; para ennoblecerla con los actos de cada mañana y de cada tarde; pero no vivimos para comer, si no a la inversa”.
  • "Ningún partido político es el país, ni puede hablar en nombre del país sin cometer usurpación. Se identifican con el país mismo los partidos únicos de los sistemas despóticos"
  • "Es necesaria una conciliación de todos los argentinos en el terreno de la democracia y de la justicia social. Y es impostergable la presencia de un gobierno en el que el pueblo crea".
  • "El marxismo dice: “La libertad es un prejuicio burgués”.El fascismo afirma “La libertad es un cadáver putrefacto en el Estado”. El peronismo dice “La libertad no sirve para comer”. Nosotros decimos que la libertad es lo único que sirve, que ha derecho de comer por el hecho de haber nacido; que hay derecho de comer para conservar la vida; para ennoblecerla con los actos de cada mañana y de cada tarde, pero no vivimos para comer, sino a la inversa.

En cuanto a los trabajadores, necesitan algo más que un jornal y algo más que una ocupación permanente. Necesitan una remuneración que haga posible la constitución de sus propias reservas, el decoroso mantenimiento de su familia, un buen nivel de vida y la posibilidad de una sólida educación general o profesional para sus hijos. Necesitan, los trabajadores, la certeza de que en su alta edad, las jubilaciones y pensiones prometidas en el orden del 82 y del 75 por ciento se conviertan en realidad inmediata".

  • "La libertad de los dirigentes debe ser respetada en todos los casos y no podrá ser desconocida ni durante la vigencia de las leyes de excepción. Partimos de un supuesto no discutible: el dirigente obrero tiene a su cargo una tarea de paz social; de concordia; de defensa de los derechos legítimos; es un elemento de orden y colabora con el Estado en cuanto lucha por la justicia social".
  • "Ahí están los partidos conservadores junto al mostrador instalado en la Casa de Gobierno, donde todo se compra y todo se vende, donde todo se negocia. Nosotros estamos acá abajo; probablemente el destino -se lo he dicho esto más de una vez a Balbín- más que hacia la Plaza de Mayo nos lleve hacia Villa Devoto, pero el pueblo radical y los afiliados podrán estar orgullosos de nosotros, porque entre el ejercicio de un gobierno a costa de la traición y la entrega del país, y la cárcel por defenderlo, se gobierna más en la cárcel que con la banda presidencial..."
  • "La clase obrera es algo más que el conglomerado humano, que cambia por salarios su fuerza de producción, es algo más que eso denominado "mano de obra": es el pueblo, es una expresión tan importante como lo más importante que define e integra la soberanía nacional, la dignidad argentina y la inmortalidad de nuestra patria".
  • "La U.C.R. tiene como misión fundamental darnos el hombre libre y una patria soberana, generosa, solidaria con los pueblos democráticos, enemiga de dictaduras y de imperialismos. Para esto debe aspirar a ser una escuela de carácter; seguir con atención los fenómenos del mundo, estudiar con sus hombres esclarecidos y técnicos todos los problemas sociales y económicos y proponer soluciones para los pueblos y no para los núcleos".
  • "Nosotros decimos que la libertad es lo único que sirve, que hay derecho de comer por el hecho de haber nacido; que hay derecho de comer para conservar la vida; para ennoblecerla con los actos de cada mañana y de cada tarde, pero no vivimos para comer, sino a la inversa. No pensamos en la libertad como el marxismo ni como el fascismo ni como el peronismo. Pensamos de la libertad acaso como podría pensar Dios"
  • "Andar sin trabas, ser libre, combatir para los otros. La vida, la hermosa vida solo se realiza cuando la vamos dando paulatina, totalmente por la vida del hombre ignorado, por el hermano que nos desconoce y acaso nos golpea. Y entonces, por creer, por querer impenitentes, incurables utopistas obstinados, ya ni somos viejos ni nos envuelve el polvo ni el corazón afloja.Simplemente nos gastamos como las piedras que ruedan mucho y siguen siendo piedras con vetas de luz y dureza de juventud”
  • "El desdichado hombre que se llama "el político": Cuando oye alrededor a toda la gente, que nadie cree en nadie, no obstante, sigue caminando, porque a pesar del desaliento tiene un deber que cumplir. Solo es posible desmoralizarse; no es posible entrar en el descreimiento. Desentenderse de la política es no querer saber cuánto se va a pagar por la luz. el transporte, la ropa, la carne, el pan; porque lo político no es la tarea de buscar votos, sino la lucha y el mejoramiento del diario vivir. Todos tenemos que ser políticos y todos tenemos que creer en algo, y no pido que sea en nuestro partido, sino en todos los partidos donde hay hombres que se preocupan por la solución de los problemas que en la actualidad las afectan a todos".

Referencias[editar]