Convento de Carmelitas Descalzas (Beas de Segura)

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Convento de Carmelitas Descalzas de san José del Salvador de Beas de Segura, municipio español de la provincia de Jaén en Andalucía. Fue fundado por Santa Teresa de Jesús el 24 de febrero de 1575. Décimo de su fundación, primero en Andalucía.

El 25 de abril de 1979, fue declarado Bien de Interés Cultural por el Patrimonio Histórico de España. Inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz el 8 de febrero de 1983.

Cuando vino santa Teresa a la fundación de Beas, venia acompañada de nueve monjas, entre ellas, la Madre Ana de Jesús, que fue la primera priora del convento, María de san José, que después fue priora de Sevilla y más tarde de Lisboa.

A los dos meses de su estancia en Beas, llegó de Sevilla para visitar el nuevo convento, el P. Jerónimo Gracián, por entonces era Provincial por Andalucía, aunque ni la santa ni él mismo sabían que Beas pertenecía en lo eclesiástico a Andalucía. También pasó por Beas Fray Juan de la Miseria, que al año siguiente le haría un retrato en Sevilla; cuando vio la Santa la pintura, dijo: ...Dios te lo perdone, fray Juan, que ya que me pintaste, me has sacado fea y legañosa. En octubre de 1578, vino a Beas el doctor melifluo san Juan de la Cruz, como prior del Calvario, visitaba a las monjas y con su estancia en Beas, lleno de luz y divinidad el convento.

Placa conmemorativa del Convento que recuerda a los dos grandes místicos

Frases celebres[editar]

  • “Veas estaba muerta y sepultada en las Indias, ahora esta viva”.[1]


  • "Díjome grandes bienes de la tierra, y con razón, que es muy deleitosa y de buen temple.[2]


  • "Tomó el Señor su mano derecha y la mía, juntolas, y díjome que éste quería tomase en su lugar toda mí vida, y que entrambos nos conformásemos en todo".[3]


  • "En gracia me ha caído, cuán sin razón se queja, pues tiene allá a mi padre fray Juan de la Cruz, que es un hombre celestial y divino".[4]


  • "Venía como un muerto, no más del pellejo sobre los huesos y tan enajenado de sí y tan acabado, que casi no podía hablar".[5]


  • "Nos tiene el Señor por tan ruines que no podemos llevar mucho tiempo la abstinencia de este día, pues ya nos envía la comida".[6]


  • "Y en lo que toca a venir a este convento vuestra paternidad, como sea no más que a servirse de él y a echarnos su santa bendición, recibiremos mucha merced; pero a visitarle, no se como va ser"...[7]

Liras en loor a los trabajos[editar]

Estas liras fueron cantadas en Beas cuando llegó al convento san Juan de la Cruz, en diciembre de 1578. Mandó la M. Ana de Jesús que se las cantaran a la M. Francisca de la Madre de Dios y Lucía de san José, son unas coplas en alabanza a los trabajos. Cuando escuchó la primera estrofa, el santo se quedó extasiado.[8]

Primera estrofa de las liras[editar]

  • «Quien no sabe de penas
en este valle lleno de dolores
no sabe cosas buenas,
ni ha gustado amores,
pues penas son el traje de armadores».[sin fuentes]

Cántico espiritual[editar]

Un día, pregunta a la M. Francisca: "¿En qué trae la oración?". Y responde la monja: "En mirar la hermosura de Dios y holgarme de que la tenga". Y fray Juan comienza a decir maravillas de la belleza increada, que será el tema preferido durante días, terminando por componer las cinco últimas estrofas de su Cántico espiritual, iniciado en la cárcel de Toledo.

Canciones sobre la hermosura[editar]

  • «Gocémonos, Amado,
y vámonos a ver en tu hermosura
al monte o al collado,
do mana el agua pura;
entremos más adentro en la espesura».[sin fuentes]

Referencias[editar]

  1. Carta de Catalina Godínez al P. Bustantamante, de los Jesuiyas, 1569.
  2. Libro de las Fundaciones. Cap. 22.
  3. 24 de abril de 1575, en una comida entre Santa Teresa y el P. Gracián.
  4. Carta de santa Teresa a Ana de Jesús y la Comunidad, octubre-noviembre de 1578.
  5. M. Francisca de la Madre de Dios, refiriéndose a la llegada a Beas de Fray Juan de la Cruz
  6. San Juan de la Cruz, un día en el Calvario que no tenían pan para comer y a las dos horas les llegó avituallamiento
  7. Carta de Ana de Jesús a Juan Gutiérrez, Visitador de Castilla. Año 1578.
  8. El padre Custodio, la publicó por primera vez en San Juan de la Cruz y Luis de León, tres poesías inéditas, (1944). La autoría de estos versos es algo incierta.