Constantino XI

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Κωνσταντίνος ΙΑ' Παλαιολόγος
CONSTANTINVS·XI·PALAEOLOGVS
Constantino XI Paleólogo
«No me iría si hubiese algún beneficio por abandonar la ciudad, pero no puedo ir lejos... No los dejaré nunca. ¡He decidido morir con vosotros!».
«No me iría si hubiese algún beneficio por abandonar la ciudad, pero no puedo ir lejos... No los dejaré nunca. ¡He decidido morir con vosotros!».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 566 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Constantino XI Paleólogo, (8 de febrero de 1405, 29 de mayo de 1453), también conocido como Constantino Drageses fue el último emperador del Imperio Romano de Oriente, y gobernó desde 1449 hasta su muerte, ocurrida el 29 de mayo de 1453 en el marco del asedio a Constantinopla por parte de los turcos otomanos, que finalmente conquistarían la ciudad dando fin al milenario imperio.

Citas[editar]

Sitio de Constantinopla[editar]

  • «Darle la ciudad no es decisión mía ni la de alguno de sus habitantes; hemos decidido por nuestra propia voluntad el combatir, y no salvar la vida».
    • Nota: Tras rechazar la oferta de Mehmed II para rendir Constantinopla.
  • «No me iría si hubiese algún beneficio por abandonar la ciudad, pero no puedo ir lejos... No los dejaré nunca. ¡He decidido morir con vosotros!».
    • Nota: Tras declinar a las súplicas de los ministros y senadores bizantinos para que abandonara la ciudad.
  • «Mis señores, mis hermanos, mis amigos. El último honor que se nos ofrece como cristianos está en nuestras manos».
    • Nota: Discurso a los defensores de la puerta de San Romano.

Magna misa en la Basílica de Santa Sofia[editar]

  • «Vaya que ha llegado el momento, en que el enemigo de nuestra fe nos amenaza por cualquier sitio... Confío a ustedes, en su valor, en esta espléndida y célebre ciudad, en nuestra patria».
    • Nota: En el último lunes de la Constantinopla Bizantina, fueron olvidadas todas las controversias y desacuerdos entre los bizantinos y latinos. Para la ocasión se llevó a cabo una larga procesión espontánea en cada rincón de Constantinopla. Los fieles cruzaron las calles de la capital con muchísimos iconos de culto. Cientos de miles de santos, latinos y ortodoxos marcharon juntos en lo que iba a ser el último acto cristiano que vería la ciudad. El emperador y todos sus súbditos se reunieron por una última vez en Santa Sofía, para una magna misa. Ahí, Constantino se reunió con sus comandantes, y les dijo las palabras anteriores.
  • «Pido disculpas por cualquier insulto que haya hecho a ustedes sin querer».
    • Nota: Después, tras abrazar a todos.
  • «Hay cuatro razones principales por las que vale la pena morir: la fe, el hogar, la familia y el basileus. Ahora ustedes deben estar dispuestos a sacrificar sus vidas para estas cosas, así como yo también estoy dispuesto a sacrificar mi propia vida».
    • Nota: Después, vuelto hacia la multitud reunida en Santa Sofía.
  • «A partir de hoy, los latinos y los romanos son la misma gente, unidos en Dios y es con la ayuda de Dios, que hemos de salvar Constantinopla».
    • Nota: Posteriormente, dirigiéndose a los latinos en agradecimiento por lo que habían hecho para salvar la ciudad.

Últimas palabras[editar]

  • «¿No hay un solo cristiano aquí dispuesto a perder la cabeza?».
    • Nota: Al parecer sus últimas palabras.

Referencias[editar]

  • Herm, Gerhard (1997) (en italiano). I bizantini. Milano: Garzanti. ISBN 88-04-13431-3.
  • Norwich, John Julius (2000) (en italiano). Bisanzio. Milano: Mondadori. ISBN 88-04-48185-4.
  • Pertusi, Agostino (1999) (en italiano). La caduta di Costantinopoli. Le testimonianze dei contemporanei. Milano: Mondadori (Fondazione Valla). ISBN 88-04-13431-3.