Catalina Parr

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Catherine Parr
«Si vuestra majestad lo ve así, entonces vuestra majestad no me ha interpretado bien, pues siempre he considerado sumamente indecoroso y absurdo que la mujer tome el puesto de instructora o maestra de su señor y marido; ella debe aprender de su marido y ser enseñada por él».
«Si vuestra majestad lo ve así, entonces vuestra majestad no me ha interpretado bien, pues siempre he considerado sumamente indecoroso y absurdo que la mujer tome el puesto de instructora o maestra de su señor y marido; ella debe aprender de su marido y ser enseñada por él».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 471 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Catherine Parr (h. 1512 - 5 de septiembre de 1548) fue la última de las seis esposas de Enrique VIII de Inglaterra. Fue reina consorte de Inglaterra desde 1543 hasta 1547, luego la reina viuda de Inglaterra. Tiene un puesto especial en la historia ya que es la reina de Inglaterra que más veces ha contraído matrimonio, con cuatro.

Citas[editar]

  • Conversación entre Catalina y el Rey Enrique VIII de Inglaterra:
Catalina: «Desde entonces Dios ha establecido tal diferencia natural entre el hombre y la mujer, y puesto que vuestra majestad sobresale tanto en sabiduría mientras que yo soy tan inferior en todo sentido a vos, ¿cómo va vuestra majestad a requerir mi opinión en cuestiones religiosas tan complejas?».
Rey Enrique VIII de Inglaterra: «No es así. Te has hecho una maestra para instruirnos, y no para recibir nuestra instrucción o dirección».
  • Contexto: El rey Enrique VIII de Inglaterra esta sentado y bromeando con algunos de sus gentilhombres. Recibe a su esposa con una sonrisa, y cambia la conversación a cuestiones religiosas. Le pide a Catalina que le resuelva unas dudas que tiene sobre algunos puntos. Ella percibe inmediatamente que se trata de una trampa, y hace todo lo posible por responder con sinceridad y honradez. El rey dice, que Dios creó a la mujer después que al hombre, inferior a él.
  • Nota: Seguidamente Catalina reconoce que el rey es su cabeza en todo, y que por encima de él solo está Dios.[sin fuentes]
  • «Si vuestra majestad lo ve así, entonces vuestra majestad no me ha interpretado bien, pues siempre he considerado sumamente indecoroso y absurdo que la mujer tome el puesto de instructora o maestra de su señor y marido; ella debe aprender de su marido y ser enseñada por él».[sin fuentes]

Referencias[editar]