Canek

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Canek
Autor Ermilo Abreu Gómez
Publicación 1940 (hace 79 años)
Género Reflexión, Historia y política

Canek es un libro que habla sobre la vida de un niño y de un indio. En un contexto de identificación y de situación cultural.

Citas[editar]

  • «Hemos cambiado el conocimiento por la emoción: que es también una manera de penetrar en la verdad de las cosas»
  • «La memoria nos permite subir a un estadio, inexplicable para nuestra conciencia en él cual todo esta presente»
  • «... va el indio por lo caminos que no tienen fin, seguro de que la meta, la única meta posible, la que le libra, y le permite encontrar la huella pérdida, está donde está la muerte»
  • «Si su lectura aviva la conciencia del hombre frente a la injusticia, me tendré por satisfecho»
  • «Mira las nubes, Jacinto. Dentro de ellas viven los fantasmas. cuando los fantasmas duermen, las nubes son blancas, vuelan despacio para no despertarlos. Los mecen y los llevan lejos. Cuando los fantasmas despiertan, las nubes se vuelven grises y se agazapan en el horizonte. Cuando los fantasmas se enfurecen, entonces las nubes se tornan negras, se agrietan y estallan»
  • «Desde el fondo se ven las estrellas»
  • «Es el viento mismo que muere de cansancio y de sed en el rincón de las cosas últimas»
  • «Aunque no se conozca, existe el número de las estrellas, y el número de los granos de arena. Pero lo que existe y no se puede contar y se siente aquí dentro, exige una palabra para decirlo. Esta palabra, en este caso, seria inmensidad. Es como una palabra húmeda de misterio. Con ella no se necesita contar ni las estrellas ni los granos de arena. Hemos cambiado el conocimiento por la emoción, que también es una manera de penetrar en la verdad de las cosas»
  • «De pronto apareció el pájaro que guarda los caminos y que los indios dicen PUJUY. Saltaba delante de ellos como si fuera gente de razón y conociera la flaqueza de los hombres. Hay que seguir adelante vencer el cansancio, el miedo y el deseo. La fatiga disfraza sus intenciones. La fatiga es sueño, desgano y curiosidad en los caminantes. Abre bien los ojos, hijo, y sigue al pájaro PUJUY, él no se equivoca, su destino es como el nuestro: caminar para que otros no se pierdan»
  • «Nada es imposible, niño guy, cuando el corazón es limpio»
  • «Los niños que se mueren, niño guy, despiertan»
  • «Mamá, quisiera ser el huésped de tus ojos»
  • «Nosotros debemos recordar también las historias de nuestras ciudades ocultas»
  • «Ahora nos toca entender, cómo y en qué tiempo debemos librarnos de este mal»
  • «Los blancos hicieron que estas tierras fueran extranjeras para el indio; hicieron que el indio comprara con su sangre el viento que respira. Por esto va el indio, por os caminos que no tienen fin, seguro de que la meta, la única meta posible, la que le libra, y le permite encontrar la huella pérdida, está donde está la muerte»
  • «El blanco no sabe que una jícara no lleva más agua que el agua que señalan sus bordes. La demás se derrama y se desperdicia»
  • «Una misma comida puede tener diferente significado entre los hombres. Un puñado de maíz por ejemplo para el blanco es lujo, para él indio es necesidad. El blanco hace de el un manjar, el indio o convierte en pan»
  • «Las cosas no se mueven, las cosas duermen. Somos nosotros los que vamos a ellas, por esto la memoria no es una arma del espíritu dispuesta para evocar el pasado. Es más bien una facultad que nos permite, en un instante, ver lo que es, en su esencia fuera del tiempo»
  • «La palabra misma nació por sí misma dentro de lo oscuro»
  • «En un libro leí acerca de que cosa era la mayor del mundo. Unos filósofos dijeron que el agua, otros que los montes, otros que el sol, y no se quienes que el menosprecio que el hombre podía tener por las riquezas, ¿No les parece mejor —continuó canek— que lo más grande no es despreciarlas, sino saber hacer buen uso de ellas, para que sus beneficios no se pudran en las manos de los ricos ni se desperdicien en las manos de los incapaces?»
  • «En los libros dice lo que es un profeta y también lo que es un poeta. Se dice esto pero muchos lo han olvidado. Es bueno recordarlo. Es profeta el hombre que puede mirar el rostro de Dios; en su resplandor aprende a distinguir la verdad de la mentira. Por esto le es dable hablar de lo que ha de suceder en el tiempo. Es poeta el hombre que recibe en su rostro la mirada de Dios. Por eso le es dable distinguir la belleza, de la fealdad. Los profetas tuvieron permiso para guiar a los hombres que vendrán. Los poetas tienen licencia para guiar a los hombres que son. Unos y otros cuando tienen conciencia del dolor, hacen el bien»
  • «Y así aprendí —concluyó canek— a leer no a letra, sino el espíritu de letra de todas esas historias»
  • «Para el espíritu del hombre vale más un vicio limpio que una virtud sucia. El vicio limpio puede ser una energía redimible. Hay en él guardado, un acto de valor, en cambio la virtud sucia supone siempre un ánimo débil. Con seguridad un acto de cobardía»
  • «Todos los seres, por el hecho mismo de serlo, tienen atributos, expresiones de su esencia, voces que revelan su origen y condición. El atributo de los seres no es un adorno ni una cualidad que viene de fuera, al acaso. Su tributo es como la emanación del agua, que hierve, es agua y no es agua»
  • «Nunca te enorgullezcas de los frutos de tu inteligencia. Sólo eres dueño del esfuerzo que pusiste en tu cultivo; de lo que logra, nada más eres un espectador. La inteligencia es como una flecha: una vez que se aleja del arco, ya no la gobierna nadie . Su vuelo depende de tu fuerza, pero también del viento, ¿Y porque no decirlo?, del destino que camina detrás de ella»
  • «¿Y para que quieren libertad sino saben ser libres? La libertad no es gracia que se recibe ni derecho que se conquista. La libertad es un estado del espíritu, cuando se ha creado entonces se es libre aunque se carezca de libertad. Los hierros y las cárceles no impiden que un hombre sea libre, al contrario: hacen que lo sea más en la entraña de su ser. La libertad del hombre no es como la libertad de los pájaros. La libertad de los pájaros se satisface en el vaivén de una rama; la libertad del hombre seple en su conciencia»
  • «Del dinero que se gasta en velas y en inciensos, ¿porque no tomamos algo para curar a los enfermos?»