Being Human (US)

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Being Human (en español: Casi humanos) es una serie de televisión de drama sobrenatural, difundida por Syfy en los Estados Unidos y por Space en Canadá. Es producida por Muse en Montreal y se basa en el programa británico del mismo nombre realizado por la BBC. Protagonizada por Sam Witwer como Aidan McCollin, Sam Huntington como Josh Radcliff,Meaghan Rath como Sally Malik,Kristen Hager como Nora y Mark Pellegrino como James Bishop


Trama[editar]

Narra la difícil vida de tres compañeros de piso nada convencionales. Aparentemente de veintitantos años que comparten una casa en Boston, tratando de vivir una vida social normal. A pesar de ser un vampiro, un hombre lobo y una fantasma, respectivamente, que intentan hacer frente a los problemas causados ​​por sus propias naturalezas.

Citas[editar]

1ª Temporada[editar]

Capítulo 1


Todos escondemos algo ¿verdad? Desde que nos levantamos y nos miramos en el espejo, lo único que hacemos es pensar en nuestras pequeñas mentiras; Meter tripa, teñirnos el pelo, quitarnos una alianza de boda… ¿Y por qué no? ¿Qué castigo hay? ¿Cuáles son las consecuencias? Enserio, ``Soy humano’’ diréis. Y todo debe perdonarse. Pero ¿qué ocurre si un cruel giro del destino te convierte en otra cosa? En algo… diferente. ¿Quién te perdona entonces? […] Cada ser humano pasa una o dos noches en el lado oscuro y se arrepiente. Pero ¿Qué pasa si sólo existes en ese lado oscuro?

Sólo queremos las mismas cosas que los demás; una oportunidad en la vida, en el amor. No somos tan diferentes en ese aspecto. Y lo intentamos, pero a veces fracasamos. Y cuando eres… distinto; un monstruo. Las consecuencias son peores. Mucho peores. Vosotros os despertáis de vuestras pesadillas: nosotros no. (Aidan)



Capítulo 2


La vida, se compone de una serie de decisiones. Y tal como parece, la muerte también. No para aquellos que están listos, ellos abrazan su destino, siguen adelante. El resto de nosotros, persistimos. Después de las oraciones de aquellos que nos sobreviven y de tirar tierra sobre nuestros ataúdes, seguimos esperando. Porque para alguno de nosotros hay una pregunta más importante… ¿Qué soy ahora? ¿A dónde voy ahora? […] Nos encontramos en una eternidad que no va a ninguna parte; entre lo humano, y lo material.

Monstruos.

Algunos de estos monstruos eligen simplemente aceptar aquello en lo que se han convertido. Pero otros no. Lo que nos deja con la decisión más importante; aceptas lo que eres, o lo niegas. ¿Pero cuál es la verdadera maldición? '(Sally)



Capítulo 3


Vivir para siempre, viajar por el mundo de un millón de formas diferentes, conocer a cada amante al que podríamos llegar a querer.

Inmortalidad.

¿Cómo no desearlo? Sólo hay una cosa que se les olvidaba mencionar; el tiempo. Ese tiempo infinito y absorbente. Sin horarios, sin restricciones temporales… Nada con que medirlo, salvo por los recuerdos. Esos inquietantes recuerdos. Cortadlos, troceadlos, lamentadlos, hacedlo otra vez, y os daréis cuenta de que sólo hay una cosa cierta; es imposible, vivir para siempre de un modo perfecto. […] Así que adelante, vivid para siempre, olvidad lo que hayáis olvidado. Pero ellos no lo harán.

Nunca lo hacen. (Aidan)



Capítulo 4


¡Deprisa! ¿Cuál es la sustancia que más rápido se evapora del mundo? ¿El aceite? ¿El agua? ¿El aire fresco?

Ni siquiera os estáis acercando…

¿Cuándo fue la última vez que de verdad, estuvisteis solos? Sin pensar en vosotros mismos.

‘’Alguien me está observando’’

Hoy en día un hombre podría vagar por una eternidad sin poder encontrar un lugar donde ser él mismo.

Desistid. ¡Aullad a la luna!

¿Cómo hemos dejado que nos ocurriera esto? ¿Por qué insistimos en mirar, cuando nuestro instinto nos dice, que apartemos la vista? Quizá sea porque todos tenemos algo que esconder… Esa cosa que tenemos enterrada, apartada en la oscuridad junto a todo lo demás… Todos estamos deseando comprobar en secreto que el monstruo que llevamos dentro sigue estando, dentro. Ahí está, si miráis lo suficientemente bien lo veréis. Os verán. (Josh)



Capítulo 5


Cada cultura tiene su particular forma de decir adiós. El consuelo y los rituales que nos preparan a los vivos para la muerte. Eso facilita el viaje hacia lo que viene después. Asumiendo que haya un después. Pero al final, la muerte es un viaje que hacemos solos. Para algunos de nosotros, ese viaje nos lleva a un camino oculto a través de un bosque oscuro, donde en vez de respuestas encontramos un montón de nuevas preguntas. (Sally)



Capítulo 6


¿Qué diferencia separa a un humano de un monstruo? A parte de la genética, a parte de la horrible verdad. Caminamos por las mismas calles, llevamos la misma ropa. Respiráis y ahí estamos, aspirando el mismo aire. Caminamos tras vuestros pasos. E incluso un monstruo puede poseer la emoción más dominante del ser humano.

El miedo.

Sabemos lo suficiente como para recordar lo que fuimos una vez. Sabemos lo suficiente como para temer lo que ahora podemos hacer. Y como los humanos, nos obsesionamos. Sobre el amor, sobre la vida, sobre cada…causa perdida. […]Tenemos las mismas debilidades que vosotros, pero incluso eso no nos hace normales…. Pero si nos hace inolvidables... (Aidan)



Capítulo 7


Hay un verdadero monstruo escondido bajo la cama. Nosotros os tenemos más miedo del que nos tenéis vosotros. Esa expresión en vuestras caras, ese grito en vuestras gargantas cuando por fin nos veis… Es suficiente para hacernos olvidar, que alguna vez también fuimos humanos […] Es ese resquicio de humanidad el que nos hace salir de debajo de las escaleras y mostrarnos ante vosotros. Porque incluso un monstruo puede tenerle miedo a la oscuridad. (Sally)



Capítulo 8


Una de las habilidades más increíbles de la especie humana es el poder de mentir, ya sea para algo bueno o malo, como beneficio o supervivencia; manipulamos la verdad. Es una capacidad que aprendemos temprano y que perfeccionamos con el tiempo. Engañamos a nuestros padres, a nuestros profesores, a nuestros jefes…e incluso a nosotros mismos.

Nos decimos que hemos perdido peso, que hemos dejado de fumar, que en realidad somos muy buenas personas […] ¿Y que pasa cuando no conseguimos engañarnos a nosotros mismos? ¿Cuándo no podemos convencernos de que, en el fondo, no somos lo que sale en las pesadillas…? (Sally)



Capítulo 9


Esa horrible necesidad de tener que tocar a alguien, de que te toquen. En algunos de nosotros, nunca desaparece… Y al final, esa necesidad nos lleva a un límite. El monstruo de Franquestaine; pobre pringado. No dejó de intentar conseguirlo. Y Drácula lo tuvo fácil; bebía, mataba… Fin de la historia. No estaba interesado en hacer amigos […] Da igual si estamos muertos, vivos o en algún lugar intermedio, porque sois vosotros, lo humanos, los que nos perseguís a nosotros, y no nos dejáis marchar (Josh)



Capítulo 10


La inmortalidad es algo fácil de dar por sentado. Crees que es algo que tendrás para siempre ¿Qué mas da cometer un pequeño error?

Por eso es fundamental lo de el ‘’para siempre’’. Las decisiones que tomamos, la gente a la que perdemos, nuestros errores, son indelebles sin la dulce muerte para borrar nuestros propios recuerdos.

Puede que creamos que la mayor recompensa de la vida eterna es el poder que te otorga. Somos intocables […] El poder es una ventaja, algo que permite que tus infinitos días sean más soportables. Pero gobernar el mundo solo…no merece la pena (Bishop)



Capítulo 11


La única constante en la vida, es el cambio. La gente como especie, experimenta un constante estado de metamorfosis.

Justo cuando empezábamos a estar cómodos nadando en el mar acabamos sobre la tierra. Cuando empezamos a dominar lo de gatear nos ponemos de pie sobre ambas piernas. Nuestro instinto es resistirnos al cambio, temerlo. Así que lo envolvemos con una bonita palabra llamada ‘’evolución’’ y esperamos que así la píldora sea más fácil de tragar […] La cuestión es, que al cambio le da igual si te encanta o lo odias, el cambio es indiferente, incorregible y no se le negará, nada. (Aidan)



Capítulo 12


Justo antes de una gran tormenta, solía ir con mi padre al puerto. Mirábamos las nubes. Sentíamos el aire. Hay una inquietante quietud justo antes de que el cielo se abra, un silencio. Se puede sentir como la tormenta se va formando… Oler el diluvio mientras se acerca… […] Cuando sabes que vas a tener una muerte violenta, cuando es la única forma de que puedas morir…todo se reduce a la espera para esa tormenta final.

Si dicha espera, no te mata antes. (Sally)


  • Nadie merece morir más que tú y nadie merece ganar más que yo. Pero yo no soy como tú (Sally)



Capítulo 13


Esto no debería de haber funcionado por muchas razones. Pero durante un pequeño instante, durante un increíble momento, sí que funcionó ¿verdad?

Y me sentí humano, vivo.

Pero tenías razón.

Un secreto estropea las cosas. Es algo malvado, oscuro, corrosivo […] Es una larga historia y bastante difícil de creer, pero es hora de que sepas la verdad. Ahora que ya no tengo Nada que perder […] Y cuando me vaya, por lo menos quiero que sepas qué era, quiero que sepas lo que significabas para mí. No hay nada que me importe más. Ya no… (Josh)


Carta de Josh: Nora, esto no debería de haber funcionado por muchas razones. Pero durante un pequeño instante, durante un increíble momento, sí que funcionó ¿verdad? La verdad es que nunca esperé encontrar lo que encontré contigo. Esa…posibilidad de tener un futuro al que había renunciado hace tanto tiempo.

Pero no puedo dar ese paso hacia el futuro sin ayudar primero a mi familia, no sólo a mis padres y a mi hermana; a los que he hecho daño durante tanto tiempo, sino a mi familia de aquí, de Boston. Ellos forman parte de mi secreto, parte de mi supervivencia. Y se lo debo. No sé siquiera si seguiré aquí después de esta noche pero si lo estoy...



2ª Temporada[editar]

Capítulo 1


La libertad es sólo una forma bonita de decir que ahora estás sólo. Para bien o para mal, te has quedado sin opciones. Pero lo llamamos libertad, y escribimos canciones sobre ello. Probablemente las escuchéis en el coche y nunca penséis demasiado en ello. Para algunas personas, resulta excitante no tener un futuro planificado. Para otros, significa empezar a ahogarse en toda esa nada. Quizá disfrutéis durante un momento de la pureza de hacer lo que queráis, cuando queráis… Cerveza para desayunar, sexo a media tarde… pero las obligaciones aparecen sin avisar; Deberes, un código moral.

Algunos de nosotros estamos predestinados a volver a nuestras jaulas. La libertad sólo es el momento de clama previo a que se desate el terror… […]

Porque no importa de qué te hayas liberado, sólo consigues avanzar por la carretera, con las ventanillas bajadas y la música a tope hasta que te ves obligado a girar, a tomar una decisión y a condenarte a tu siguiente aventura. (Aidan)


Capítulo 2


Lo único que quería era volver a dormir. Soñar. Después de todo, morí en pijama.

Estaba lista.

Me perdí ese descanso, esa huida. Ese seductor descanso de ocho horas…

Pero resulta, que los monstruos no tienen descansos. Dormir no te permite escapar. Sólo es un nido donde incubar más pesadillas. No puedes despertarte, tu corazón se acelera, y… te das cuenta ¡Dios! de que sólo era un sueño. No sientes esa euforia por saber que estás a salvo […]

Porque, para nosotros, las pesadillas sí que se convierten en realidad. Ya lo han hecho. (Sally)



Capítulo 3


Una cosa que los humanos y los monstruos tienen en común es el hecho de que ambos son capaces de destruir. Todos dejamos una gran carnicería antes de despertar […] La diferencia, es que los humanos se sienten mal por el dolor que causan, quieren reparar los daños, poner una tirita. Puede que no sea tan fácil.

Las soluciones rápidas no siempre funcionan. Una vez que has abierto ciertas puertas, jamás puedes volver a cerrarlas […]

Un monstruo.

A un monstruo de verdad no le importa nada el caos que desate. La sangre que derrame. Lo más duro de saber que eres capaz de causar dolor (muerte incluso) es que constantemente evitas hacer tal cosa. Sobre todo, cuando cada parte de tu ser quiere hacer daño y acabar con cada persona con la que entras en contacto. (Josh)



Capítulo 4


La mayoría de la gente no puede hacerlo; ocultar sus verdaderos sentimientos. Fingir ser algo que no son.

Pero eso no cambia quien eres o lo que eres. […] Si odias lo que eres, harás cualquier cosa para negarlo. Alimentarás la mentira hasta que se convierta en realidad. Pero no puedes deshacerte de quien eres.

Te estará esperando […]

Nos esforzamos mucho por esconder lo que está ahí de verdad; una mano de pintura sobre la madera podrida; contabilidad creativa; las pelucas… Pero entonces, te das cuenta de que esa mentira que llevabas tanto tiempo elaborando…. […] Al final la única persona que se cree esa mentira, eres tú. (Josh)



Capítulo 5


Al final del día, lo único que queremos cualquiera de nosotros es sentirnos bien. Y ya sea un largo y húmedo beso en una noche oscura o una aguja en el brazo, nos atormenta hasta que cedemos. Hasta que nos permitimos volver a sentirnos bien.

Y no hay nada que siente mejor en el mundo, que rendirte ante tu monstruo interior […]

Cada monstruo tiene su propia versión de lo que es una adicción. Está escrito en nuestra naturaleza. Necesitamos la sangre, la fuerza, el poder… Pero la maldición de aquellos de nosotros que tenemos impulsos oscuros, es que cuando dejamos que nuestras ansias internas se apoderen de nosotros, son otros los que pagan el precio […] Y cuando un monstruo zarpa hacia los bajos fondos, no hay forma de saber que destrucción dejará al despertar. (Aidan)



Capítulo 6


Una de las peores partes de morir, fue esa décima de segundo en la que pensé; mamá y papá no pueden salvarme de esta. Cerré los ojos esperando que sólo fuera un mal sueño, que mamá pudiera despertarme. Pero en vez de eso, me desperté así […] No te das cuenta hasta que es demasiado tarde, de que tus padres te protegieron de la verdad […]

Nuestros padres nos cuentan historias pensando que jamás tendrán que explicarnos que no son reales. Creyendo que morirán y se irán antes de que la realidad nos golpee…

Pero la sangre es para siempre.

Veinte, treinta…trescientos años después…. Seguimos necesitando una mano a la que agarrarnos en la oscuridad. (Sally)



Capítulo 7


Desde que nacemos tendemos a clasificarnos. Pasamos mucho tiempo de nuestra vida intentando definirnos. La verdad, es que sólo hay dos categorías; los predadores y las presas. […] Una vez que eliges en qué lado estás ¿puedes vivir con las consecuencias? (Nora)



Capítulo 8


Incluso en la batalla más desfavorable hay un momento en el que la corriente puede cambiar. Llegan los suministros, los refuerzos aparecen por la colina. Donde no había posibilidad de rescate, surge un nuevo camino. […] Pero cuando la ayuda llega por fin, ¿es para ti o para el enemigo? (Aidan)



Capítulo 9


Los lazos que creamos nos permiten hacer la vista gorda a veces, ignorar en que se han convertido.

Nos aferramos a lo que queremos recordar de esa persona, no a lo que tenemos enfrente ahora mismo. […]

Amigos, padres, mentores… Nos aferramos a esa imagen idealizada que tenemos de ellos. Incluso aunque sea una ilusión, porque si no podemos seguir creyendo en ellos… ¿En qué lugar nos deja eso a nosotros? […]

Al recordar esa mejor versión de nuestros amigos, recordamos también que alguna vez nosotros fuimos así de prometedores, de fuertes, de vivos… (Josh)



Capítulo 10


A todos nos gusta pensar que somos fuertes, que somos capaces de resolver nuestros propios problemas[…] Nos decimos a nosotros mismos puedo hacerlo Superaré esta mala racha y saldré fortalecida Seré mejor persona A veces tenemos razón, a veces sólo se trata de enfocarlo de la forma adecuada y tener la voluntad para superarlo. Pero, para resolver el problema, primero hay que reconocer que existe.

Y a veces, nuestro obstáculo más desafiante no son las circunstancias, no son una fuerza externa u otra persona; Somos nosotros mismos.

Y al final, la mayoría de nosotros no tenemos la fuerza suficiente como para enfrentarnos a las consecuencias de esa situación.

Para admitir que somos imperfectos.

Y nos estancamos.

Nadie puede salvarse a sí mismo si no sabe el peligro que corre (Sally)



Capítulo 11


A la gente le encanta este cliché: El tiempo lo cura todo[…]

Pero cuando vives lo suficiente, te das cuenta de que la mayoría de los clichés son ciertos […] Es increíble lo que incluso el más pequeño transcurso del tiempo es capaz de conseguir. Las heridas que puede cerrar, las imperfecciones que puede suavizar […]

Pero al final todo se reduce al tamaño de la herida, ¿no es así?

Si la herida es lo suficientemente profunda quizá no haya forma de evitar que se infecte.

Aunque tengamos todo el tiempo del mundo… (Aidan)



Capítulo 12


Antes solía temer a la oscuridad.

Cuando tienes seis años, una habitación llena de sombras puede resultar igual de aterradora para ti, que el cielo nocturno para cualquier hombre de la antigüedad. Y esas cosas que se supone que te acechan de noche, pueden resultar de lo más real.[…]

Solía imaginar que algo se escondía en la oscuridad de los rincones de mi habitación; Un monstruo o un fantasma Y me acurrucaba en la cama aterrorizado, mientras gritaba llamando a mi madre. Al final crecí, y lo superé. Aprendí que si era capaz de resistir, el sol siempre volvería a salir. Pero entonces…todo cambió. Y la noche y la oscuridad, pasaron a significar algo muy diferente;

Que la transformación estaba al llegar. […] Entonces los terrores nocturnos de mi infancia volvieron. Porque ahora, yo soy una de esas cosas que te asaltan. (Josh)


  • -¿Esta era la razón, durante todo este tiempo, por la que me dejaste? (Julia)
  • -Te quería lo suficiente Josh, pero nunca te lo creíste… (Julia)



Capítulo 13


Yo era una niña buena. Hacía los deberes, me comía las verduras…Le daba un beso de buenas noches a mi madre.[…]

Era paciente, era amable. Pero estoy empezando a pensar que las cosas buenas no les ocurren a aquellos que esperan. Nos comportamos todo lo bien que pudimos mientras pudimos.

Y ahora, es hora de probar otra cosa.[…]

Llegamos a este mundo gritando. ¿Cómo podemos abandonarlo sin luchar? (Sally)



  • -Ahora estas a salvo Aidan. Por eso volví; eres libre (Shuren)
  • -Después de esto… después de décadas ¿Crees que la libertad…la libertad ganada así, de verdad significa algo para mí sin ti?. No, no acepto tus condiciones. (Aidan)
  • -Aidan, te dije que era débil. Tú eres mi debilidad. No puedes pedirme que me quede a verte morir… (Shuren)


  • -¿Sabes lo qué he venido pensando de camino aquí? Para la mayoría, volver a casa da seguridad. Donde te escondes hasta que pasa lo peor. Y yo ya no podré esconderme aquí nunca más.Soy el monstruo al que quieren mantener alejado. (Josh)
  • -Escucha, la gente está en shock. Están sufriendo y eso no quiere decir que tú no…(Emily)
  • -No.Tenías razón. No debería haber venido, ha sido… egoísta. Pensé que conseguiría que me perdonaran por mi error. Casi, conseguí que me perdonara por mi error.(Josh)
  • - Pero lo hiciste ¡Os vi juntos!(Emily)
  • -Lo que viste fue a mí aferrándome a algo que jamás iba a ocurrir.(Josh)
  • -No puedo imaginarme lo horrible que debió ser para ti, estar ahí…Pero no fue tu culpa.
  • -Tú no lo entiendes…Esto jamás habría pasado si yo no fuera como soy.(Josh)
  • -Josh, no tenías ningún control sobre la situación. No dejes que algo aleatorio enturbie la verdad.(Emily)