Batman: Arkham Origins

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Batman: Arkham Origins es un juego desarrollado por Warner Bros. Games en 2013. Es una precuela de Batman: Arkham Asylum (2009) y Batman: Arkham City (2011).

Citas[editar]

Batman[editar]

[Mientras le da una paliza a Máscara Negra]

  • Si no me equivoco, aún puedo romperte otras nueve costillas.

[Después de darle una paliza a Máscara Negra]

  • Puedo controlar tu marcapasos a distancia. ¿Quieres saber qué se siente a doscientas cincuenta pulsaciones por minuto?

Máscara Negra[editar]

[Mientras mira a Copperhead pegándole a Batman]

  • Mátalo y te pagaré lo que sea. Si sufre, te daré el doble.
  • Par de birrias. Sois tal para cuál.

Lonnie Machin/Anarky[editar]

  • [Introducción] Ciudadanos de Gotham, ¡vuestro lamento ha sido escuchado! Soy Anarky, la voz del pueblo. ¡He venido a salvaros de la plaga e corrupción que asola esta otrora ciudad orgullosa! Los que han sido elegidos para protegernos se niegan a actuar. ¿Por qué iban a hacerlo? Los han comprado, les han pagado para obviar lo que vean. Si no han de actuar, yo lo haré. Con la primera luz del alba, ¡la raíz de la ruina de Gotham será destruida! Ahora podéis volver a vuestra programación habitual de propaganda y basura consumista.
  • [Contactando a Batman] Hola, Batman. Esperaba que tuvieras un minuto. Verás, quiero contarte una historia de crimen y violencia, de codicia y de venganza. Más también de redención. De segundas oprtunidades. De cambio. He colocado tres bombas en los lugares más corruptos de Gotham. A diferencia de aquellos a los que busco derrocar, creo en la elección. Te la ofrezco: deja que exploten o desactívalas. Tus acciones determinarán lo que haga contigo.
  • [Monólogo después de su derrota.] ¿Te has preguntado por qué se pusieron tan mal las cosas? Yo sí. Todo el rato. Verás, no creo que los responsables sean Roman Sionis ni Oswald Cobblepot. Sólo son un reflejo de nuestra apatía. Nuestra codicia. Nuestro miedo. Torcemos la vista cuando todo apesta. Nos refugiamos en el trabajo. Devoramos propaganda disfrazada de ocio. El mensaje nunca cambia: no pienses, no cuestiones. ¿Y qué le pasa a una sociedad que se abandona? Se pudre. Se llena de mentirosos, tunantes y matones. Por todas partes. El ejecutivo en su ático no es mejor que el camello de la esquina. Uno y otro luchan por medrar... a toda costa. Fidelidad. Era el criterio que definía antaño a las ciudades. Sumábamos esfuerzos a una causa en común. Cuidábamos unos a otros. Nos protegíamos. Buscamos amparo frente a la oscuridad y a lo que moraba en ella. La unión era el progreso. Ahora... todo ha cambiado. Idolatramos la competitividad. Construimos baluartes en torno a nosotros. Luchamos. Traicionamos. Nos hemos convertido en aquello que temíamos. Sigues limpiando la suciedad de todos, Batman. Nadie va a aprender a cuidar de sí mismo. Los que no te odian, empezarán a confiar en ti . A depender de ti. ¿Qué pasará cuando te ocurra algo, te hagas viejo, o te aburras o mueras? ¿Qué pasará? ¿O acaso no concibes el mundo si no gira en torno a ti? Eres un hipócrita. Vas por ahí "repartiendo justicia". Diciéndole a la gente lo que puede hacer o no. Luchando por la libertad de Gotham... siempre y cuando se ajuste a tu visión pervertida. La voluntad del murciélago. ¿O no? No eres un héroe. Eres un déspota. No haces valer la ley. La eliminas. Hay forma de hacer que esto funcione. De enseñarte que compartimos las mismas metas. Tal vez fui demasiado lejos con las bombas y las amenazas. Reconozco mi error. Tal vez podría aprender de ti. Y tal vez, también, podría enseñarte algo yo también. Porque estás tan ocupado haciéndote el héroe que has olvidado cómo vivimos el resto. No todos somos tan fuertes. No todos tenemos tus recursos. Tu fuerza. Tu habilidad. Tal vez es ese el problema. Te has acostumbrado tanto al poder que te crees mejor que los demás. Sin tacha. ¿Es así? ¿No somos tan buenos como tú? ¿Sabes qué? Lo retiro. No quiero trabajar contigo. No tienes nada que ofrecerme. Creo que ya lo he entendido. No has acabado conmigo porque haya delinquido. No. Lo has hecho porque no soportas la competencia. Es eso, ¿a que sí? Déjame que te diga algo: ¿te has preguntado alguna vez si esta ciudad es así por tu culpa? Yo lo he hecho. Y no sólo yo... Y empiezo a creer que tenemos razón.

Diálogos[editar]

[Después de ser envenenado]

Batman: ¿Qué me has hecho?
Copperhead: Te he matado. En seguida, tu cuerpo se dará cuenta. Je... Eso es. Resístete. Con cada esfuerzo aceleras tu final.
  • [Después de que Luciérnaga sale volando de la habitación]
Joker: ¡Vamos, grandullón!
Bane: No, viene a por ti.
[Bane se levanta y se acerca al Joker]
Bane: Y cuando llegue aquí, lo mataré.
[Bane se para frente al Joker]
Bane: Así que espera.
[Bane empuja al Joker contra una silla]
Joker: (riendo) Vaya, puede ser interesante. ¡Wuii!
  • [Mientras Batman se prepara para dejar la Batcueva, Alfred lo intercepta.]
Alfred: Amo Bruce. Deténgase, señor. ¡Bruce!
Bruce Wayne: ¿Pero qué...?
Alfred: En conciencia, no puedo dejar que se vaya. Estos asesinos lo superan y...
Bruce Wayne: ¿Que qué?
Alfred: No es un curtido justiciero. Es un joven con un fondo fiduciario y mucha furia. Esto le ha superado. No quiero que acabe de esta forma.
Bruce Wayne: (harto) Alfred, ¿qué es lo que ves cuando me miras? ¿Al niño al que le atabas los zapatos por la mañana, al adolescente al que llevaste a su primera cita? Mientras estás aquí por la noche, yo estoy ahí afuera. Soy lo único que interfiere entre los inocentes y los malhechores.
Alfred: Tal vez lo sea, pero...
Bruce Wayne: No, no tal vez. Lo soy. Cuando el asaltante o el ladrón vacilan, lo hacen por miedo. Eso es lo que soy. Por eso contrataron asesinos. Porque soy el motivo por el que los criminales se alegran de ver salir el sol. Por eso, no, Alfred... No estoy superado. Esto no acabará esta noche. No acabará para mí.