Amor, curiosidad, prozac y dudas

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Amor, curiosidad, prozac y dudas
Título original Amor, curiosidad, prozac y dudas
Autor Lucía Extebarría
Publicación 1997 (hace 22 años)
Idioma Castellano

Amor, curiosidad, prozac y dudas es una novela de Lucía Extebarría publicada en 1997.

Citas[editar]

  • «Apenas el recuerdo incierto y añorado de las horas felices, las únicas que cuentan, las realmente vividas».
  • «Aunque nunca lo dijimos, estuvimos enamorados, pero el amor no dura para siempre».
  • «Apple fabrica varios millones de ordenadores al año. Millones de mundos virtuales diseñados a diario por demiurgos de veintisiete años, microsiervos de coeficiente de inteligencia desmedido...».
  • «Que me lleve de nuevo a aquellas fechas en que todavía me llamabas tuya».
  • «Sin embargo no sabe lo que es despertarse junto a alguien y compartir el desayuno en la cama».
  • «Tenía mis libros, mis discos y mi universo propio; y no me importaba el de las demás».
  • «Descubrí que nunca había estado enamorada de Gonzalo, sino de la idea misma del amor».
  • «Ojalá la vida fuese tan fácil de arreglar como los contratiempos domésticos».
  • «Hace falta mucho valor para hacer una cosa así».
    • Nota: Hablando del suicidio.
  • «Cuando le dije que iba a casarme, ella no hacía más que repetir una y otra vez que me lo pensase. Que no me precipitase. Que no hiciese algo de lo que podía acabar arrepintiéndome; una persona no debería casarse con alguien a quien no está muy seguro de conocer».
  • «Me parece que no hay forma de volver a hilar una pareja cuando las cosas se han agriado».
  • «A veces, no sé, me siento como una pieza de un rompecabezas que apareció por equivocación en la caja que no le correspondía».
  • «No echamos de menos a las personas que amamos. Lo que echamos de menos es la parte de nuestra vida que se va con ellas, que ya no va a existir si no están ellas».
  • «La belleza, lo esencial, es invisible a los ojos».
  • «A veces pienso que eso fue lo que hizo que me enamorase de esa manera de Lain: que materializó todas mis fantasías de adolescente».
  • «Me encantaba su escritura desaliñada e imprecisa... me encantaban las notas que iba dejando por toda la casa en papeles amarillos. Las manos, huesudas y nerviosas. Los dedos larguísimos. Y la voz [...] Me gustaba la manera que tenía de manejar las cosas, los tenedores, los bolígrafos, los lápices... Me gustaba su calma, su sempiterna copa de whisky con hielo...».
  • «La ignorancia es una traidora que se ha aliado con la imaginación».
  • «La pasión es la amenaza más presente, no importa lo racional que creas que eres».
  • «Mejor echar algo de menos que acabar echándolo de más; llegar al punto en que la ternura se convierte en amabilidad».
  • «Le vi marcharse y no dije una palabra. Quería morirme. Desintegrarme. Estaba harta de toda esa gente que utiliza su amor como arma».

Capítulo Q, capítulo LL, capítulo Y[editar]

  • «Tenía la boca seca, como si hubiera masticado tiza».
  • «He intentado olvidar, pero la memoria, la muy traidora, aprovecha cuando duermo, cuando estoy indefensa».
  • «[...] esas cosas que te hacen levantarte cada mañana con la ilusión de que el día que comienza va a ser distinto del anterior y del siguiente».

Bibliografía[editar]

Etxebarria, Lucía. Amor, curiosidad, prozac y dudas. Editorial Grupo Planeta Spain, 2010. ISBN 978-84-2703-685-7.