Amanecer (novela)

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Amanecer

Título original Breaking Dawn
Autor Stephenie Meyer
Publicación 2014 (hace 5 años)
Idioma Español

Amanecer (en inglés Breaking Dawn) es la cuarta y última novela de la saga Crepúsculo escrita por Stephenie Meyer y la última narrada desde la perpectiva de Bella Swan. A diferencia de sus predecesoras Crepúsculo, Luna Nueva y Eclipse, Amanecer está contada por Bella y por Jacob Black.

Citas[editar]

  • Bella Swan: «Te quedas sin opciones cuando amas a tu potencial asesino. ¿Acaso es posible huir o luchar si eso causa un grave perjuicio a quien quieres? Si la vida es cuanto puedes darle y de verdad le amas por encima de todo, ¿por qué no entregársela?»
    • Fuente: Libro Uno: Bella.Prefacio


  • Renée: «Bueno, de acuerdo, habría preferido que esperaras unos años más. Quiero decir, ¿acaso te parezco suficientemente mayor como para ser una suegra?. No contestes.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 1: Comprometida


  • Bella Swan: «¿Jasper? ¿Qué es lo que hacen los vampiros en sus despedidas de soltero? ¿No le iréis a llevar a un club de striptease, verdad?»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 2: La Larga Noche


  • Bella Cullen: «Resultaba más fácil bailar con Charlie. No era mucho mejor para esto que yo, así que nos mecimos prudentemente de un lado al otro en una cerrada formación en cuadro. Edward y Esme giraron a nuestro alrededor como si fueran Fred Astaire y Ginger Rogers.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 4: El Gesto


  • Jacob Black: «Soy la amabilidad personificada.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 4: El Gesto.


  • Edward Cullen: «Para ser tan pequeñaja eres de lo más irritante.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 4: El Gesto.


  • Bella Cullen: «Vaya, pensé para mis adentros; a fin de cuentas era un vampiro; lo mismo nos estábamos dirigiendo a la Atlántida.»
    • Fuente:Libro Uno: Bella. Capítulo 5: Isla Esme.


  • Bella Cullen: «Un regalo. ¿Quién regala una isla?. Fruncí el ceño. No me había dado cuenta de que la extrema generosidad de Edward era un comportamiento aprendido.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 5: Isla Esme.


  • Bella Cullen:«¿Cómo podía la gente hacer esto, tragarse todos sus miedos y confiar en otra persona sin reservas, con menos que el compromiso total que Edward me había ofrecido?»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 5: Isla Esme.


  • Bella Cullen: «Edward yo soy feliz "reflexioné", lo era, ahora estoy un poco cabreada.»


  • Bella Cullen: «No tengas miedo. Somos como una sola persona. De pronto me abrumó la realidad de mis palabras. Ese momento era tan perfecto, tan auténtico. No dejaba lugar a dudas
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 5: Isla Esme


  • Bella Cullen: «¿Por qué estoy cubierta de plumas?»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 5: Isla Esme.


  • Edward Cullen: «Duermes como si estuvieras muerta, Bella. No has dicho ni una sola palabra en sueños desde que llegamos aquí. Si no fuera por los ronquidos, habría temido que hubieras entrado en coma.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 6: Distracciones.


  • Edward Cullen: «¿Quieres que te cante? Cantaré toda la noche si eso mantiene a raya tus pesadillas.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 6: Distracciones.


  • Bella Cullen: «No estaba fingiendo nada, Edward. No me paso el tiempo libre conspirando, como hacen algunos: "¿Qué podemos hacer hoy para dejar rendida a Bella?" inquirí haciendo una pobre imitación de su voz. Él se echó a reír, sin rastro de culpabilidad
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 6: Distracciones.


  • Jacob Black: «La vida es un asco y encima te mata. Sí, vale, no tendré esa suerte.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Prefacio.


  • Jacob Black: «Si una bala me alcanzara la sien, ¿me mataría o sólo dejaría un revoltijo que después habría que limpiar?»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 1: A la espera de que empiece de una vez la maldita pelea.


  • Jacob Black: «Le había visto enfadado y también arrogante, y en una ocasión con el semblante transido de dolor, pero aquellas facciones estaba más allá de la agonía. El tipo estaba medio desquiciado. Ni siquiera alzó los ojos para mirarme. Mantenía fija la mirada en el sofá contiguo con una expresión que hacía creer que alguien le había prendido fuego y no apartaba las manos engarfiadas del asiento.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 2: Tan seguro como que hay infierno que no ve lo que se le viene encima.


  • Jacob Black: «¡Dios!, sacrificarse y morir por el engendro del monstruo. ¡Muy propio de Bella!»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 2: Tan seguro como que hay infierno que no ve lo que se le viene encima)
  • Jacob Black: «Me pregunté si no se le habría aflojado algún tornillo. ¿Los vampiros pueden enloquecer?»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 2: Tan seguro como que hay infierno que no ve lo que se le viene encima.


  • Jacob Black: ¿«Hacer que Bella escuche razones? ¿Pero tú en qué mundo vives?»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 2: Tan seguro como que hay infierno que no ve lo que se le viene encima.


  • Rosalie Hale: «Por encima de mi cadáver
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 3: ¿Que por qué no me largué? Ah, sí, vale, porque soy imbécil.


  • Sam Uley: «El sacrificio de Bella es un alto precio a pagar, y todos hemos de admitirlo así. Estamos aquí para actuar contra todo aquello capaz de acabar con la vida humana, y cualquier excepción a ese código de conducta es de lo más desolador. Todos nosotros vamos a lamentar la acción de esta noche.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 3: ¿Que por qué no me largué? Ah, sí, vale, porque soy imbécil.


  • Jacob Black: «Si miraba a Carlisle Cullen sin el velo de la animadversión, resultaba imposible decir que matarla no era un asesinato. Era tan bueno como cualquiera de los hombres a los que protegíamos. Quizás incluso mejor.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 3: ¿Que por qué no me largué? Ah, sí, vale, porque soy imbécil..


  • Jacob Black: «¿Te asustas de Leah y haces buenas migas con la rubia psicópata? Me llegó un siseo desde el segundo piso. Estupendo, me había oído.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 6: Suerte que tengo un estómago de hierro


  • Jacob Black: «¡Qué lástima que Edward no le pudiera leer los pensamientos a su esposa! Entonces, él le daría la murga contándoselos a todos y ella no tardaría en acabar harta y dejarle.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 6: Suerte que tengo un estómago de hierro.


  • Jacob Black: «¿Sabes cómo se ahoga a una rubia, Rosalie? Pega un espejo en el fondo de una charca.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 7: Te haces idea de lo mal que va todo cuando te sientes culpable por ser borde con un vampiro.


  • Jacob Black: «El problema de alternar con vampiros era que terminabas acostumbrándote a ellos y acababas por hacerte un lío en cuanto a la forma de ver el mundo. Al final, pensabas en ellos como amigos.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 7: Te haces idea de lo mal que va todo cuando te sientes culpable por ser borde con un vampiro.


  • Jacob Black: «Eh, ¿sabes cómo se llama a una rubia con cerebro? Golden Retriever.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 8: Tic, Tac, Tic, Tac, Tic, Tac.


  • Rosalie Hale: «Me has manchado el pelo de comida.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 8: Tic, Tac, Tic, Tac, Tic, Tac.


  • Jacob Black: «A ver si te sabes este chiste, psicópata. ¿Cómo muere la célula del cerebro de una rubia? (...) La célula cerebral de una rubia muere... en soledad.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 9: Alerta, exceso de información.


  • Jacob Black: «Y podía ver perfectamente cómo el mundo entero giraba en torno a ese punto. Hasta el momento, nunca jamás había visto la simetría del cosmos, pero ahora me parecía evidente. La gravedad de la Tierra ya no me ataba al suelo que pisaba. Lo que ahora hacía que tuviera los pies en el suelo era la niñita que estaba en brazos de la vampira rubia. Renesmee.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 11: Esto no tiene nombre.


  • Jacob Black: «Un sonido nuevo llegó procedente del segundo piso, el único capaz de llegarme al alma en ese momento interminable. Un golpetero frenético, un latido alocado... Un corazón en proceso de cambio.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 11: Esto no tiene nombre.


  • Bella Cullen: «James rompiéndome una pierna con su pie. Aquello no había sido nada en comparación, como un lugar mullido, como descansar en una cama de plumas. Lo habría preferido cientos de veces. Cien roturas de pierna. Las habría preferido y me habría sentido agradecida incluso.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 1: Febril.


  • Bella Cullen: «Únicamente deseaba morir. O mejor, no haber nacido nunca. Toda mi existencia no podía compensar este dolor. No merecía la pena vivir todo esto sólo a cambio de un latido más de mi corazón.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 1: Febril.


  • Bella Cullen: «Encima de mi cabeza refulgía una luminosidad cegadora, a pesar de lo cual todavía era capaz de ver los hilos incandescentes de los filamentos dentro del globo de la bombilla y distinguía todos los colores del arco iris en la luz blanca, y al borde mismo del espectro, un octavo color cuyo nombre no conocía.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 2: Nuevo.


  • Bella Cullen: «Él esbozó esa clase de sonrisa que me hubiera detenido el corazón si aún hubiera seguido latiendo.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 2: Nuevo.


  • Bella Cullen: «De forma instintiva me tensé para defenderme. Cualquier vampiro que viera a Jasper por primera vez habría experimentado la misma reacción. Las cicatrices eran como una valla publicitaria que anunciaba «¡Peligro!». ¿Cuántos vampiros habían intentado matar a Jasper? ¿Cientos, miles? El mismo número que, sin duda, había muerto en el empeño.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 2: Nuevo.


  • Bella Cullen: «¿Le has puesto a mi hija de apodo el nombre del monstruo del Lago Ness? Y después le salté a la garganta.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 4: La Promesa.


  • Bella Cullen: «Le vamos a decir a Alice que salí disparada a ver los vestidos, y también que me pasé horas jugando a probármelo todo. Mentiremos
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 6: Sorpresa.


  • Emmett Cullen: «Pero parece que alguien de por aquí también se ha apuntado un tanto no hace mucho.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 7: Un favor.


  • Emmett Cullen: «Yo ni siquiera estoy seguro de que sea de verdad un vampiro, así que mucho menos uno reciente. Es demasiado comedida.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 8: Soy brillante.


  • Bella Cullen: «Era como si hubiera nacido para ser vampiro. Esa idea me hizo querer echarme a reír, pero también me dieron ganas de cantar. Había encontrado mi verdadero lugar en el mundo, el lugar en el que por fin encajaba, el lugar donde podía brillar.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 8: Soy brillante.


  • Garrett: «¿Quién os gobierna, nómadas? ¿Respondéis ante alguien que no seáis vosotros mismos? Decidme, ¿vais a ser libres de elegir vuestro camino o van a ser los Vulturis quienes decidan vuestra forma de vida? He venido a prestar testimonio y me quedo para luchar. A los Vulturis no les importa nada la muerte de la chica. Persiguen la muerte de nuestro libre albedrío.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 19: Argucias.


  • Bella Cullen: «Te amo, más que a mi propia vida.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capitulo 19: Argucias.


  • Edward Cullen: «Adiós, Jacob, hermano mío... hijo mío...»"
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 19: Argucias.


  • Bella Cullen: «Nadie lo había deducido todavía, pero sabía que Aro iba a tardar medio segundo en suponer, si es que no lo había hecho ya, que mi escudo era mucho más poderoso de lo que él conocía a través de Edward. (...) Por lo que le dediqué a Jane una enorme sonrisa de presunción.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 20: Poder.


  • Bella Cullen: «Alcé la cabeza y le besé con una pasión capaz de prenderle fuego al bosque. Y yo ni lo habría notado.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 20: Poder.


  • Bella Cullen: «Y entonces continuamos apurando con alegría esa pequeña pero perfecta fracción de nuestra eternidad.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 21: Y vivieron felices y comieron perdices.


  • Emmet Cullen: V«aya, que lástima, eres la única persona del mundo que podría haberlo logrado, porque él no estaría en sus cabales para evitarlo, y además tenías una excusa perfecta. Me muero por ver cómo le haría sin esa ventaja.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 22: Promesas..


  • Edward Cullen: «Creo que sería mucho más divertido si Jacob estuviera despierto cuando ocurra la gran revelación, ¿no crees?. Quizá así haya alguien que exprese el nivel adecuado de entusiasmo.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 24: Sorpresa.


  • Bella Cullen: «Renesmee llevaba puesto el guardapelo que le había dado al amanecer, y en el bolsillo de su chaqueta llevaba el reproductor de MP3 que Edward le había regalado, una cosa diminuta capaz de albergar cinco mil canciones, lleno con las favoritas de Edward. En la muñeca llevaba la versión quileute, intrincadamente trenzada, de un anillo de compromiso. Edward había apretado los dientes al verlo, pero a mí no me molestó.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 34: Declaración.


  • Edward Cullen:«Hum...Aro, ¿tendrías la amabilidad de pedirle a Jane que dejara de atacar a mi esposa?. Todavía estamos discutiendo las pruebas.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 38: Poder.


  • Jasper Hale: «La experiencia me indica que el miedo es un incentivo más que fuerte que la expectativa de lucro para que ciertas relaciones laborales funcionen.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 39: Y vivieron felices para siempre.

Diálogos[editar]

<!-- Agregar los diálogos en el mismo orden en que aparecen en la obra -->

  • Alice Cullen: «Nadie osará considerarte insignificante cuando haya acabado contigo.»
    Bella Swan: «Sí claro, pero eso será sólo porque les dará miedo que les chupes la sangre.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 3: El gran día.
  • Quil Ateara: «¿Se te ha ocurrido salir con chicas?» (...)
    Jacob Black: «Tampoco yo veo las caras de las chicas, Quil, no las veo.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 1: A la espera de que empiece de una vez la maldita pelea.
  • Seth Clearwater: «No son nuestros enemigos, Jake.»
    Jacob Black: «¡Cierra la boca, niño! Que sientas una adoración enfermiza por esa sanguijuela, como si fuera un héroe, no cambia la ley. (...) Me toca un pie si hace tiempo te lo pasaste bien luchando junto a él.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 1: A la espera de que empiece de una vez la maldita pelea.
  • Jacob Black: «Te lo dije...»
    Bella Cullen: «¿Sabías que el "te lo dije" tiene un hermano, Jacob? Se llama "cierra ese maldito pico".»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 3: ¿Que por qué no me largué? Ah, sí, vale, porque soy imbécil.
  • Sam Uley: «Esto no va sobre los Cullen, sino sobre Bella. Ella nunca has sido tuya y jamás te ha elegido, y ¡aún así continúas destruyendo tu vida por ella!»
    Jacob Black: «Tal vez estés en lo cierto, pero vas a destruir a la manada por ella, Sam. No importa cuántos sobrevivan esta noche, siempre tendrán ese crimen sobre sus conciencias.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 4: Las dos primeras cosas de la lista de «lo que jamás querría hacer.
  • Sam Uley: «No puedes dar la espalda a la tribu, Jacob. (...)»
    Jacob Black: «El hijo de Ephaim Black no ha nacido para seguir al de Levi Uley.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 4: Las dos primeras cosas de la lista de «lo que jamás querría hacer.
  • Jacob Black: «¿Te enfadarías mucho conmigo si mato a tu hermana, Seth?»
    Seth Clearwater: «Bueno, probablemente, sí.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 5: Los hay que no entienden el concepto de «persona non grata».
  • Seth Clearwater: «Son vampiros, supongo. Quiero decir, tiene sentido, y si eso de la copa de sangre ayuda a Bella, es algo positivo, ¿no? (...)»
    Leah Clearwater: «A mamá se le cayó demasiadas veces de pequeño.»
    Jacob Black: «Y parece que los porrazos se los dio todos en la cabeza.»
    Leah: «También solía roer y chupetear las barras de la cuna.»
    Jacob: «¿Llevaban una mano de pintura de plomo?»
    Leah: «Tiene toda la pinta.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 6: Suerte que tengo un estómago de hierro.
  • Jacob Black: «Cierra esa bocaza, Seth, por favor.»
    Seth Clearwater: «Cerrada.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 8: Tic, Tac, Tic, Tac, Tic, Tac.
  • Jacob Black: «Está chupado borrarle la memoria a una rubia. Basta con soplarle por el oído, tiene la cabeza tan hueca que se le van las ideas.»
    Rosalie Hale: «A ver si buscas chistes nuevos.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 8: Tic, Tac, Tic, Tac, Tic, Tac.
  • Leah Clearwater: «Dices eso porque estás enamorado de Bella, pero la imprimación te alejaría de ella, ya sabes, y ya no tendrías que sufrir por su causa.»
    Jacob Black: «¿Acaso quieres tú olvidar lo que sientes por Sam?»
    Leah: «Eso creo.»
    Jacob: «Suspiré. Su mente era un lugar mucho más saludable que la mía.»
    • Fuente: Libro Dos: Jacob. Capítulo 9: Alerta, exceso de información.
  • Leah Clearwater: «Ella es todo lo que tu quieres, y todo lo que no puedes tener.»
    Bella Cullen: «¡Tú, chucho estúpido! ¿Cómo has podido hacerlo? ¡Es mi bebé
    Jacob Black: «¡Bella, no ha sido idea mía!»
    Bella: «Yo la he tenido en mis brazos una sola vez y ¿ya te crees con derecho a no sé qué estúpida reclamación lobuna? ¡Es mía»!
    Jacob: «Podemos compartirla. (...)»
    Bella: «¿Cómo has podido imprimar a mi bebé? ¿Has perdido la cabeza?»
    Jacob: ¡«Ha sido involuntario!»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 4: La promesa.

Alice Cullen: «Ya sé qué vamos a hacer... nos lo jugaremos, a piedra, papel o tijeras.»
Edward Cullen: «¿Por qué no nos dices simplemente quién va a ganar?»
Alice: «Yo. Estupendo.»

    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 6: Sorpresa.
  • Bella Cullen: «¿Qué aspecto tengo?»
    Edward Cullen: «Algo estrafalario. Aunque claro...»
    Alice Cullen: «Sí, sí, ella siempre tiene ese aspecto extravagante.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 7: Un favor.
  • Jacob Black: «Bella se supone que es una mujer madura, casada, madre y todo eso. ¿No debería mantener una actitud más digna? (...)»
    Bella Cullen: «¿Qué quiere?»Edward Cullen: «Menos dignidad.»
    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 8: Soy brillante.

Garrett: «Te seguiré adonde quieras si sobrevivimos a esto, mujer.»
Kate: «A buenas horas me lo dices...»

    • Fuente: Libro Tres: Bella. Capítulo 19: Argucias.
  • Edward: «Hola, Charlie»
    Bella: «¡No!»
    Edward: «¿Qué?»

Bella: «¡Espera hasta que cuelgue la pistola!»

    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 1: Comprometida.
  • Edward: «¿Te acuerdas de cuando le dijimos a Charlie que queríamos casarnos y él pensó que estabas...embarazada?»
    Bella: «Y pensó en pegarte un tiro. Admítelo....Lo consideró seriamente durante un segundo.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 2: La larga noche.
  • Emmet: «Si no haces que salga Edward, entraremos por él.»
    Bella (A Edward): «!Vete antes de que destruyan la casa.¡»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 2: La larga noche.
  • Bella: «Hum, supongo que debería haber oído eso.»
    Edward: «Creo que, en gran medida, pierdes la capacidad de observación cuando tienes la atención fija en otra cosa.»
    Bella: «Sí, puede que estuviera algo absorta.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 6: Distracciones.
  • Bella: «¿Quieres que vayamos ahora a explorar la zona de desastre?.»
    Edward: «Quizás sea más considerado si esperamos hasta que estemos solos. Puede que tú no te des cuenta cuando me pongo a destrozar muebles, pero probablemente ellos se asustarían.»
    • Fuente: Libro Uno: Bella. Capítulo 6: Distracciones.