Alberto Larraguibel

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Alberto René Larraguibel Morales
Alberto Larraguibel y Huaso realizando la marca, 1949.
Alberto Larraguibel y Huaso realizando la marca, 1949.
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 24 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.


Alberto René Larraguibel Morales (Angol, Región de la Araucanía, 30 de mayo de 1919-Santiago, Región Metropolitana de Santiago, 12 de abril de 1995). Militar y jinete chileno.

Citas[editar]

  • «Me dirigí a la cancha y en la entrada noté mucho nerviosismo, todos me apuraban. Me fui a la nave y ordené al soldado caballerizo que me siguiera e hiciera todo lo que yo le ordenara. Le dije: "Dale una vuelta al caballo alrededor de la pista y déjalo y que coma algunas hojas si quiere". Así lo hizo, y el caballo, nervioso, le dio tarascones a las matas de cardenal que cuidadosamente adornaban el recinto. Dimos una vuelta más, mientras todos insistían en que yo montara. Deseaba que el caballo viera al público y se tranquilizara. Ante tanta insistencia, no me quedó más que subir a mi cabalgadura, lo que hice con toda calma».[sin fuentes]
  • «En el primer intento Huaso rehusó. Si lo hubiera "huasqueado" se habría puesto nervioso, porque un animal se da cuenta cuando se le está pidiendo algo superior a sus fuerzas. En el segundo intento debo haberme equivocado en un centímetro, porque Huaso pasó las manos, pero rozó con el vientre y las patas, botando la vara».[sin fuentes]
  • «Volví a desmontar y a medir las distancias, una y dos veces; el mayor Montti se colocó en un lugar determinado para dar el "ya" desde donde debía empezar a apurar el caballo. Lo conduje por última vez frente al salto, le hablé, lo acaricié, le transmití toda mi fuerza y mi fe y le dije: Huaso, esta es nuestra oportunidad. Ahora o nunca. Entonces picó justo donde me lo había fijado y en un accionar mágico de elasticidad, potencia, decisión y armonía, voló por el aire, salvando el obstáculo con cero falta».[sin fuentes]

Referencias[editar]