De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
«Si tienes frío, el té te calentará. Si tienes calor, el té te refrescará. Si estás deprimido, te animará. Si estás excitado, te calmará». William Gladstone (29 de diciembre de 1809 – 19 de mayo de 1898), político británico.
«Nunca puedes tomar una taza de té lo suficientemente grande o leer un libro lo suficientemente largo para mi gusto». C. S. Lewis (29 de noviembre de 1898 – 22 de noviembre de 1963), escritor británico.
«El amor y el escándalo son los mejores endulzantes para el té». Henry Fielding (22 de abril de 1707 - 8 de octubre de 1754), novelista y dramaturgo inglés
«Un hombre sin té en él es incapaz de comprender la verdad y la belleza». Okakura Kakuzō (14 de febrero de 1862 – 2 de septiembre de 1913), académico japonés, El libro del Té (1906).

El es una infusión de las hojas y brotes de la planta del té. La palabra té es de etimología china (chino: 茶, pinyin: chá). La palabra "té" se aplica a veces a otras infusiones.

Citas[editar]

  • «Si esto es café, por favor, tráigame un poco de té, pero si esto es té, por favor, tráigame un poco de café».
    • Atribuida a Abraham Lincoln (12 de febrero de 1809 – 15 de abril de 1865), ex-presidente de los EE.UU.
  • «El amor y el escándalo son los mejores endulzantes para el té».
    • Henry Fielding (22 de abril de 1707 - 8 de octubre de 1754), novelista y dramaturgo inglés.
  • «Los ingleses tienen sólo tres cosas buenas: el té, que viene de la India, y Oscar Wilde y yo que somos irlandeses».
    • George Bernard Shaw (26 de julio de 1856 – 2 de noviembre de 1950), escritor irlandés, Premio Nobel de Literatura en 1925 y ganador del Óscar en 1938.
  • «Así que cada taza de té, cada cigarrillo, se convierte en una celebración porque para muchos de nosotros puede que sea nuestra última noche».[1]
  • «Un hombre sin té en él es incapaz de comprender la verdad y la belleza».[2]
    • Okakura Kakuzō (14 de febrero de 1862 – 2 de septiembre de 1913), académico japonés.
  • «El té carece de la arrogancia del vino, del individualismo consciente del café, de la inocencia sonriente del cacao».[3]
    • Okakura Kakuzō
  • «El té es una de los pilares de la civilización de este país».[4]
    • George Orwell (25 de junio de 1903 – 21 de enero de 1950), escritor y periodista británico.
  • «El uso apropiado del té es para divertir a los ociosos, y relajar al estudioso, y diluir las comidas completas de aquellos que no pueden hacer ejercicio, y no recurren a la abstinencia».[6]
    • Samuel Johnson (18 de septiembre de 1709 – 13 de diciembre de 1784), escritor inglés.
  • «Tráedme una taza de té y el Times».
    • Reina Victoria(24 de mayo de 1819 - 22 de enero de 1901), reina del Reino Unido desde 1837, primer mandato al acceder al trono.
  • «¡Gracias a Dios por el té! ¿Cómo sería el mundo sin el té? ¿Cómo existió? Me alegro de no haber nacido antes que el té».[7]
    • Sydney Smith (3 de junio de 1771 – 22 de febrero de 1845), escritor y clérigo inglés.
  • «Me gusta tanto el té que podría escribir toda una tesis sobre sus virtudes. Consuela y anima, sin los riesgos asociados a los licores espirituosos. ¡Suave hierba! Deja que el rendimiento dela uva florida te ceda el paso. Tu dulce influencia blando es un inspirador más seguro de la felicidad social».[8]
    • James Boswell (29 de octubre de 1740 – 19 de mayo de 1795), abogado y escritor escocés.
  • «Nunca puedes tomar una taza de té lo suficientemente grande o leer un libro lo suficientemente largo para mi gusto».[9]
    • C. S. Lewis (29 de noviembre de 1898 – 22 de noviembre de 1963), escritor británico.
  • «Donde hay té, hay esperanza».[10]
    • Arthur W. Pinero (24 de mayo de 1855 - 23 de noviembre de 1934), actor y dramaturgo inglés.
  • «Venga, vamos a tomar un poco de té y a seguir hablando de cosas felices».[11]
    • Chaim Potok (17 de febrero de 1929 – 23 de julio de 2002), escritor y rabino estadounidense.
  • «Té y libros-. Mmmmmm, dos de los exquisitos placeres de la vida que en conjunto casi nos aportan la felicidad».
    • Christine Hanrahan, naturalista canadiense.
  • «Las mujeres son como bolsitas de té, no saben lo fuertes que son hasta que se introducen en el agua caliente».[12]
    • Variante: «Una mujer es como una bolsita de té, usted no puede decir lo fuerte que es hasta que la pone en agua caliente».
    • Nancy Woodhall (1945-1997), experta estadounidense en medios de comunicación y vicepresidente de The Freedom Forum. Esta frase también se ha atribuido a Eleanor Roosevelt (11 de octubre de 1884 - 7 de noviembre de 1962), escritora, diplomática, activista por los derechos humanos, feminista estadounidense y esposa del Presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt, y a Nancy Reagan (6 de julio de 1921-), viuda del expresidente de Estados Unidos Ronald Reagan.[13]
  • «El espíritu de la bebida del té es de paz, confort y refinamiento».[14]
    • Arthur Gray, escritor estadounidense, en The Little Tea Book (1903)
  • «Yo veo al té como destructor de la salud, debilitador del estado de ánimo, engendrador de feminización y pereza, disipador de la juventud y fabricante de miseria para la vejez. De este modo consigue que el miserable progrese hacia la muerte que él encontrará diez o quince años antes de lo que la habría encontrado si hubiera hecho que su esposa hubiese fabricado cerveza en vez de hacer el té».[15]
    • William Cobbett (9 de marzo de 1763 – 18 de junio de 1835), periodista y escritor inglés.
  • «El té en Irán tiene el mismo papel que el vino en Francia».[16]
    • Rose-Marie Kivijärvi, directora del documental Tea and coffee society (2009)
  • «No hay ningún problema tan grande o grave que no pueda verse muy disminuido con una buena taza de té».
    • Bernard-Pablo Héroux
  • «Para un inglés, el té es mucho más importante que el papel higiénico».
  • «Tomar una taza diaria de té hará sin duda que el boticario se muera de hambre».
    • Proverbio chino
  • «Mejor tres días sin comida que un día sin té».
    • Proverbio chino

Referencias[editar]

  1. William Craig: Enemigo a las puertas.
  2. Kakuzo Okakura, El libro del Té (1906)
  3. The Book of Tea. Kakuzō Okakura. Forgotten Books, 1930. ISBN 1-60506-135-2, pág. 6
  4. Smothered under journalism: 1946. Obras completas de George Orwell, Volumen 18, George Orwell, Peter Hobley Davison, Ian Angus, Sheila Davison. Secker & Warburg, 1998, ISBN 0-436-20377-4
  5. Lock, Stock and Two Smoking Barrels. Película escrita y dirigida por Guy Ritchie (10 de septiembre de 1968-).
  6. Samuel Johnson: Essay on tea (1757). Citado en: Handbook of Behavior, Food and Nutrition. Victor R. Preedy, Ronald Ross Watson, Colin R. Martin. Springer, 2011. ISBN 0-387-92270-9, pág. 628
  7. Sydney Smith, Lady Holland's Memoir (vol. I, p. 383)
  8. Boswell's London Journal, 1762-1763. James Boswell, Frederick Albert Pottle. Yale University Press, 2004. ISBN 0-300-09301-2, pág.189
  9. Citado en: Little Giant Encyclopedia: Tea Leaf Reading Jacky Sach. Sterling Publishing Company, Inc., 2008. ISBN 1-4027-5637-2, pág. 102
  10. 365 Things Every Tea Lover Should Know. Harvest House Publishers, 2008. ISBN 0-7369-2250-4, pág. 40
  11. Citado en: 99 Things to Do Between Here and Heaven. Kathleen Long Bostrom, Peter Graystone. Westminster John Knox Press, 2009. ISBN 0-664-23324-4, pág. 61
  12. "Tribute: Annual forum established to honor Nancy Woodhull" (1997), pág. 76. Citado en: Women in Public Relations: How Gender Influences Practice. Larissa A. Grunig, Linda Childers Hon, Elizabeth L. Toth. Routledge, 2004. ISBN 0-8058-5493-2, pág. 93
  13. Citado en: Little Giant Encyclopedia: Tea Leaf Reading. Jacky Sach. Sterling Publishing Company, Inc., 2008. ISBN 1-4027-5637-2, pág. 117
  14. The Little Tea Book. Arthur Gray. BoD – Books on Demand, 2010. ISBN 3-86195-440-0, pág. 1
  15. Cottage Economy. William Cobbett. (1821)Reeditado por Applewood Books, 2009. ISBN 1-4290-1277-3, pág. 19
  16. Tea and Coffee Society (2009)