Revolución francesa

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
“Érase el mejor de los tiempos y el más detestable de los tiempos; [...] la primavera de la [esperanza] y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos y nada poseíamos.”
Charles Dickens

La Revolución francesa fue un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras numerosas naciones de Europa que enfrentaban a partidarios y opositores del sistema denominado del Antiguo Régimen. Se inició con la autoproclamación del Tercer Estado como Asamblea Nacional en 1789 y finalizó con el golpe de estado de Napoleón Bonaparte en 1799.

Citas[editar]

  • “Érase el mejor de los tiempos y el más detestable de los tiempos; [...] la primavera de la [esperanza] y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos y nada poseíamos.”
    • Charles Dickens
    • Nota: Las palabras con las que comienza la obra maestra de la literatura intitulada Una historia de dos ciudades, de Charles Dickens, contrastan con maestría los diferentes pensamientos, sentimientos y perspectivas que los sucesos provocan.
    • Nota: Las dos ciudades a las que se hacía referencia eran Londres y París, durante el caos de la Revolución francesa. Para los oprimidos ciudadanos de la Francia del siglo XVIII, la proclamación que hizo la Revolución respecto a los derechos humanos ciertamente fue una “primavera de esperanza”. Pero para los que apoyaban el antiguo régimen, el sistema político saliente, era un “invierno de la desesperación” que conducía a la muerte y la destrucción.
  • [La revocación del Edicto de Nantes] “fue uno de los factores evidentes de la Revolución francesa”.
  • “Precisamente para dejar de lado tal consecuencia, considerada engorrosa, los burgueses de la Asamblea constituyente inventaron de 1789 a 1791 la teoría de la soberanía nacional. El pueblo es por ellos asimilado a la ‘Nación’, considerada como un ser real, distinto de los miembros que la componen. El único titular de la soberanía es ahora la nación, la cual se expresa por medio de sus representantes [...]. La doctrina de la soberanía nacional es democrática en apariencia, [mas] no en la realidad, ya que puede servir para justificar prácticamente todas las formas de gobierno y en particular la autocracia” (cursivas del autor).
    • Maurice Duverger
    • Instituciones políticas y derecho constitucional, de Maurice Duverger, 1968, traducción de Jesús Ferrero.
    • Nota: bajo el sistema que había defendido Rousseau, todos los ciudadanos tendrían la misma capacidad decisoria en la elección de los gobernantes. Esta teoría habría llevado a una democracia basada en el sufragio universal, un resultado que no contaba con el beneplácito de los dirigentes de la Revolución francesa.