Pablo VI

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
"...el que olvida el punto de partida pierde fácilmente la meta."
Pablo VI

Giovanni Battista Enrico Antonio Maria Montini (1897-1978), Papa de la Iglesia Católica entre 1963 y 1978.

Citas[editar]

  • “El Nuevo Testamento, que conserva la enseñanza de Cristo y los apóstoles [...], no requiere abiertamente el celibato de los ministros consagrados [...]. Jesús mismo no lo consideró un requisito previo al seleccionar a los Doce, ni los apóstoles lo requirieron de los que iban a presidir las comunidades cristianas primitivas”. (Sacerdotalis Caelibatus [Celibato sacerdotal, 1967].) La Sacerdotalis Caelibatus confirma plenamente la doctrina eclesial del celibato sacerdotal, ya que esta frase (que sacada de contexto, como en este caso, puede inducir a error) solo se encuentra en una de sus partes inciales, en las que plantea las diversas objeciones que se plantea a dicho celibato, pero posteriormete confirma la postura de la Iglesia Catolica a favor del Celibato Sacerdotal.
  • "La paz se llama hoy desarrollo de los pueblos, a los que todavía faltan demasiados cosas necesarias a la vida."
  • "La vida no pertenece al hombre. Le sobrepasa porque ha sido recibida de Dios. Es sagrada. Ningún hombre puede disponer de ella a su antojo."
    • Encíclica Humanae vitae.
  • "No desprecies el recuerdo del camino recorrido. Ello no retrasa vuestra carrera, sino que la dirige; el que olvida el punto de partida pierde fácilmente la meta."
  • "Se puede pecar contra la verdad lo mismo por omisiones calculadas como por informaciones inexactas."
  • "De entre alguna fisura el humo de Satanás entró en el templo de Dios."
    • En referencia al acto vandálico sufrido por La Piedad, de Miguel Ángel
  • Logo Wikisource Wikisource alberga textos de Pablo VI.
  • Un fils bien singulier, un artisan paradoxal de la paix, puisqu’il l’a recherchée à l’écart du monde, en Dieu seul.
    • Traducción: "Un hijo singular, paradojicamente un artesano de la paz, ya que quería alejarse del mundo, sólo en Dios". Pablo VI durante la canonización de Charbel Makhlouf el 9 de octubre de 1977. ([1])