Octave Mirbeau

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Octave Mirbeau
«La obra de arte no se explica y no se puede explicar. La obra de arte se siente y uno la siente, nada más».
«La obra de arte no se explica y no se puede explicar. La obra de arte se siente y uno la siente, nada más».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 97 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Octave Mirbeau, Trévières, Normandía, 16 de febrero de 1848, † París 16 de febrero de 1917, fue un escritor francés, periodista, crítico de arte, autor de novelas, de obras teatrales y de cuentos.

Citas[editar]

  • « Por muchos siglos que dure el mundo y que se desarrollen y sucedan las sociedades, iguales unas a otras, un hecho único domina todas las historias: la protección de los grandes y el aplastamiento de los pequeños ».
    • La huelga de los electores
  • « Una cosa que me asombra prodigiosamente, es que, en el momento científico en que estoy escribiendo, tras las innumerables experiencias y los escándalos periodísticos, pueda todavía existir en nuestra querida Francia un elector, un solo elector, ese animal irracional, inorgánico, alucinante, que consienta abandonar sus negocios, sus ilusiones o sus placeres, para votar a favor de alguien o de algo ».
    • La huelga de los electores
  • « Los corderos van al matadero. No se dicen nada ni esperan nada. Pero al menos no votan por el matarife que los sacrificará ni por el burgués que se los comerá. Más bestia que las bestias, más cordero que los corderos, el elector designa a su matarife y elige a su burgués. Ha hecho revoluciones para conquistar ese derecho ».
    • La huelga de los electores
  • « Me repugna el derramamiento de sangre, el sufrimiento y la muerte. Amo la vida, toda vida es para mí sagrada. Esta es la causa por la que encuentro en el ideal del anarquismo lo que ninguna forma de gobierno puede dar: amor, belleza y paz entre los hombres ».
    • Combats politiques
  • « La literatura sigue todavía sollozando por dos o tres estúpidos sentimientos artificiales y convencionales, siempre los mismos, empantanada en sus errores metafísicos, embrutecida por la falsa poesía del panteísmo idiota y bárbaro. He llegado a la convicción de que no hay nada más vacío, nada más estúpido, nada más perfectamente abyecto que la literatura ».
    • Correspondance générale, vol. II
  • « El arte, no es volver a hacer lo que otros hicieron... es hacer lo que uno ha visto con sus ojos, sentido con sus sentidos, comprendido con su cerebro ».
    • En el cielo
  • « La obra de arte no se explica y no se puede explicar. La obra de arte se siente y uno la siente, nada más ».
    • Combats esthétiques
  • « En la vida, nadie ama a nadie, nadie socorre a nadie, nadie comprende a nadie !... Cada uno está solo, completamente solo, entre los millones de seres que le rodean... ¡ Cuando se pide a alguno un poco de su piedad, de su caridad, de su valor, éste duerme !... Puede uno llorar, rómperse la cabeza contra las paredes, morir... ellos duermen, duermen todos... y ese Dios bondadoso, ¿ que hace entre esos durmientes ?... ¡ acaso ronca también en su nube !... Y responde a todos los miserables que tienden hacia El sus suplicantes manos : "¡ Dejadme dormir, canallas ! ¡ Mañana !" »
    • El abate Julio
  • « Reducirás tus conocimientos sobre el funcionamiento de la humanidad al estricto necesario : 1° el hombre es una bestia mala y estúpida ; 2° la justicia es una infamia ; 3° el amor es una porquería ; 4° Dios es una quimera… Amarás la naturaleza ; incluso la adorarás […]. Lamentablemente vives en una sociedad, bajo amenazas de leyes opresivas, entre instituciones abominables que son la inversión de la naturaleza y de la razón primitivas. Eso te crea múltiples obligaciones […] y todas ellas engendran vicios, crímenes, vergüenzas, salvajismo, que se te enseña respetar bajo el nombre de virtudes y deberes. […] Por eso, es mejor disminuir el mal disminuyendo el número de obligaciones sociales y particulares, alejándote lo más posible de los hombres y acercándote a las bestias, las plantas, las flores ; viviendo como ellas de la vida espléndida que extraen de la fuente misma de la naturaleza, es decir de la belleza ».
    • El abate Julio
  • « La podredumbre es la eterna resurrección de la vida...»
    • El Jardín de los suplicios
  • « Las mujeres llevan una fuerza inexorable de destrucción ! ».
    • El Jardín de los suplicios