Nicolás Copérnico

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Mikołaj Kopernik
«Si por casualidad hay [charlatanes] que [...] se atrevieran a rechazar y atacar esta estructuración mía [...] condenaré su juicio como temerario».
«Si por casualidad hay [charlatanes] que [...] se atrevieran a rechazar y atacar esta estructuración mía [...] condenaré su juicio como temerario».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 471 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Mikołaj Kopernik (n. Toruń, Prusia; 19 de febrero de 1473 – m. Frombork, Prusia; 24 de mayo de 1543), conocido en latín Nicolaus Copernicus y en español como Nicolás Copérnico, fue el astrónomo que formuló la primera teoría heliocéntrica del Sistema Solar. Su libro, De revolutionibus orbium coelestium (‘de las revoluciones de las esferas celestes’), es usualmente concebido como el punto inicial o fundador de la astronomía moderna, además de ser una pieza clave en lo que se llamó la «revolución científica» en la época del Renacimiento.

Citas[editar]

  • “Si por casualidad hay [charlatanes] que, aún siendo ignorantes de todas las matemáticas, presumiendo de un juicio sobre ellas por algún pasaje de las escrituras, malignamente distorsionado de su sentido, se atrevieran a rechazar y atacar esta estructuración mía, no hago en absoluto caso de ellos, hasta el punto de que condenaré su juicio como temerario.”
  • Prefacio de De Revolutionibus Orbium Coelestium (Sobre las revoluciones de los orbes celestes), 1543.

Sobre Copérnico[editar]

  • "La teoría copernicana contiene numerosas aserciones absurdas y erróneas".
  • "[La] obra, publicada por aquel entonces, ha sido bien recibida por la Santa Iglesia, y leída y estudiada por todo el mundo, sin que jamás se haya formulado reparo alguno a su doctrina. Sin embargo, al mismo tiempo que se va comprobando, en base a exactos experimentos y necesarias demostraciones, la certeza de las teorías copernicanas, no faltan personas que, aún sin haber visto jamás el libro, premian las múltiples fatigas de su autor con la consideración de herético".