Música cristiana

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

La música cristiana es la música dedicada a Jesucristo. Su motivación principal es movida por la fe cristiana, y además suele predicar o contener mensajes bíblicos. El término también se puede aplicar a la música que se toca en iglesias y congregaciones modernas.

Citas[editar]

  • «Por tanto, no seáis imprudentes, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. Y no os embriaguéis de vino, en lo cual hay disolución; mas sed llenos de Espíritu; hablando entre vosotros con salmos, y con himnos, y canciones espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando gracias siempre de todo al Dios y Padre en el Nombre del Señor nuestro, Jesús, el Cristo».
    • La Biblia; (Efesios 5:17-20).
  • «¿Está alguno entre vosotros afligido?; Haga oración.
    ¿Está alguno alegre?; Cante».
    • La Biblia; (Santiago 5:13:).
  • «La voz de la humildad es la música de Dios, y el silencio de la humildad es la retórica de Dios».
  • «De toda la música, la que llegó mas lejos al cielo, es la del latido de un corazón amoroso».
  • «No es suficiente ofrecer el vaso vacío de nuestra alegría a Dios, o nuestra voz para cantar en un tono musical único, sino que también es necesario que llenemos nuestra voz alegre con la materia santa y la buena voluntad, por la cual sólo Dios puede ser razonablemente alabado».
  • «Dios no se complace con la música abajo tanto como lo hace con las canciones de acción de gracias de las viudas aliavadas y los huérfanos apoyados; de regocijo, consuelo, y personas agradecidas».
  • «Amar a la gente, ser respetuoso hacia ellos, es mucho más importante que escribir o hacer música».
  • «No estoy seguro de lo que el Señor tiene preparado para mi futuro, pero puedo decir con certeza que la música no es mi vida. Cristo es mi vida. Me encanta escribir, cantar y tocar canciones que Él me da para compartir, pero lo que sea que Él tenga para mí en cinco o diez años, quiero estar dispuesto a pasar a eso».
  • «Donde hay música devocional, Dios con su gracia está siempre presente».
    • Johann Sebastian Bach; original: "Bei einer andächtigen Musik ist allezeit Gott mit seiner Gnaden Gegenwart".
  • «Como en toda la música, el bajo cifrado no debería tener ningún otro fin y objetivo que la gloria de Dios y la recreación del alma. Donde no se tiene esta en cuenta, no hay verdadera música, sino sólo un despotrique y clamor infernal».
    • Johann Sebastian Bach; citado por Ludwig Prautzsch Bibel und Symbol in den Werken Bachs p. 7 [1]; traducción de Albert Schweitzer (trans. Ernest Newman) J. S. Bach (New York: Dover, 1966) vol. 1, p. 167.
  • Nuestras canciones no son la causa de nuestra pérdida del sentido de la grandeza de Dios, aunque las canciones son sorprendentemente influyentes. No, nuestras canciones reflejan esta pérdida. Cantando himnos centrados en Dios es deseable, pero más de lo que es necesario. Cantamos lo que sentimos, lo que creemos. Una vez que redescubrimos la grandeza de Dios, la vamos a cantar. Nuestra canción se hará eco de nuestra convicción.
    • Tom Wells, Take Heart! 1987, p. 105.
  • «La flauta, el tamborín y el arpa aquí se asocian tan íntimamente con los cultos paganos sensuales, así como con las festividades salvajes y actuaciones descaradas del degenerado teatro y circo; es fácil entender sus prejuicios en contra de su uso en la adoración».
    • San Agustín, respecto al canto en Alejandría bajo Atanasio.
  • «Nuestra iglesia no utiliza instrumentos musicales, como arpas y salterios, para alabar a Dios a pesar de ello, para que ella no parezca judaizarse».
  • «Hemos traído a nuestras iglesias cierta música de ópera y de teatro, un parloteo como tal, confuso y con algunas palabras desordenadas como el que no creo que haya estado en alguno de los teatros griegos o romanos. Los anillos de la iglesia con el ruido de las trompetas, tuberías y dulcémeles, y voces humanas se esfuerzan por llevar su parte con ellos. Los hombres corren a la iglesia como a un teatro, para tener sus oidos encantados. Y por ello los hacedores de órganos son contratados con sueldos grandes, y una compañía de niños, que pierden todo su tiempo a aprender estos tonos quejumbrosos».
    • Erasmo, Comentario sobre 1 Cor. 14:19
  • «La música hermosa es un arte de profetas que pueden calmar las agitaciones del alma, es uno de los regalos más bellos y encantadores que Dios nos ha dado».
    • Martín Lutero
  • «Oh por mil lenguas para cantar la alabanza de mi gran Redentor, la gloria de mi Dios y Rey, los triunfos de su gracia! Mi misericordioso Señor y mi Dios,ayúdame a proclamar, a difundir a través de toda la tierra en el extranjero los honores de tu nombre. ¡Jesús! el nombre que cautiva nuestros miedos, que nos ofrece cesar nuestras penas, esta música en los oídos del pecador, esta la vida y salud, y paz. Él rompe el poder del pecado, deja lubre al prisionero, su sangre puede hacer sucio al más limpio; su sangre aprovechó para mí. Él habla, y al escuchar su voz, nueva vida los muertos reciben, los tristes, los corazones rotos, se regocijan, el probre humilde cree».