Luis Buñuel

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Luis Buñuel Portolés
«El amor sin pecado es como el huevo sin sal».
«El amor sin pecado es como el huevo sin sal».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikinews-logo.svg Noticias en Wikinoticias.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 31 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Luis Buñuel Portolés (Calanda, Teruel, Aragón, España, 22 de febrero de 1900 - † Ciudad de México, México, 29 de julio de 1983) fue un director de cine español naturalizado mexicano. La gran mayoría de su obra fue realizada en México y Francia y es considerado uno de los más importantes y originales directores de la historia del cine.

Citas[editar]

  • «Admiro al hombre que permanece fiel a su conciencia, cualquier cosa que ésta le inspire».
  • «Ahora sí que muero».
    • Sus últimas palabras.
  • «El amor sin pecado es como el huevo sin sal».
  • «El misterio es el elemento clave en toda obra de arte».
  • «La moda es la manada; lo interesante es hacer lo que a uno le da la gana».
  • «Me gusta acostarme y levantarme temprano, en eso soy antiespañol».
  • «Una cosa lamento: no saber lo que va a pasar. Abandonar el mundo en pleno movimiento, como en medio de un folletín. Yo creo que esta curiosidad por lo que suceda después de la muerte no existía antaño, o existía menos, en un mundo que no cambiaba apenas. Una confesión: pese a mi odio a la información, me gustaría poder levantarme de entre los muertos cada diez años, llegarme hasta un quiosco y comprar varios periódicos. No pediría nada más. Con mis periódicos bajo el brazo, pálido, rozando las paredes, regresaría al cementerio y leería los desastres del mundo antes de volverme a dormir, satisfecho, en el refugio tranquilizador de la tumba».
    • Fragmento de Mi último suspiro.
  • «No me gustan mucho los ciegos, como a la mayoría de los sordos».
  • «Un paranoico, como un poeta, nace, no se hace».
  • «Salvador Dalí sedujo a muchas mujeres, en especial a mujeres norteamericanas; pero estas seducciones acostumbraban habitualmente a consistir en hacerlas acudir a su apartamento, desnudarlas, freír un par de huevos, colocarlos en los hombros de la mujer y ponerla de patitas en la calle sin haber articulado ni una sola palabra».

Frases de sus películas[editar]

  • «Tu dios no es más que un fantasma».
  • «Tened hijos de la prostitución. Al primero llamadle "Tú no eres mi pueblo" y al segundo, "Se acabó la misericordia"».
  • «No soporto la simetría».
  • «Ojalá los mataran a todos antes de nacer!»
  • «¡Qué alegría haber matado a nuestros hijos!»

Citas sobre Buñuel[editar]

  • «Fue un gran creador, por su físico parecía un hombre duro; pero era la persona más tierna que he conocido, era fiel a la amistad, a sus amigos, era muy puntual y con un gran sentido del humor, infantil y muy severo con sus hijos, parecía chapado a la antigua; desde el primer día que nos conocimos fuimos muy buenos amigos y nos llamamos tío y sobrino hasta su muerte».
  • «Me queda el recuerdo de su trato personal y de una amistad que duró hasta su muerte. Siempre llevaba al cuello una Leica y preparaba sus películas al detalle. En Viridiana llega al extremo de especificar la situación de cada mendigo en la escena de la última cena. Le gustaba moralizar a su aire, estaba muy influido por Gracián. Fue un hombre extremadamente amable y de una educación exquisita. Era firme en sus convicciones, solitario, aunque de vez en cuando necesitaba la compañía de amigos. Era un gran conversador, misógino: no le gustaban las mujeres para conversar. Las respetaba, pero se sentía incómodo, era muy tímido con ellas. Su sentido del humor era excepcional tenía ese ingenio cazurro de los aragoneses. Era un sentido del humor muy chungo. Una cultura vastísima pero a la vez metía chistes baturros, muy elementales. No gustaba de participar en recogida s de premios. Aunque en el fondo le halagaba, porque era un hombre contradictorio. Un tipo muy racial de tipo celtíbero tirando a muy íbero».