Louis-Ferdinand Céline

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Louis-Ferdinand Céline Auguste Destouches
«La moral de la humanidad a mí me la trae floja, como a todo el mundo, por cierto».
«La moral de la humanidad a mí me la trae floja, como a todo el mundo, por cierto».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 53 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Louis Ferdinand Auguste Destouches (n. Courbevoie; 27 de mayo de 1894 – m. París; 1 de julio de 1961), más conocido por su seudónimo Louis-Ferdinand Céline («Céline» era el nombre de su abuela y uno de los nombres de su madre), abreviado generalmente como Céline, fue uno de los escritores franceses más traducidos y difundidos del siglo XX, médico de profesión.

Citas[editar]

  • «Estamos todo el tiempo viajando en el tiempo, sólo que la gran mayoría se deja embotar por su historia personal y cree que esto es lo único que existe».[sin fuentes]
  • "La naturaleza es algo espantoso e incluso cuando está domesticada con firmeza, como en el Bois, aún produce como angustia a los verdaderos ciudadanos."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932] Madrid: Edhasa, 2007, pp. 68-69.
  • "La moral de la Humanidad a mí me la trae floja, como a todo el mundo, por cierto."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932] Madrid: Edhasa, 2007, p. 361.
  • "Éstos, los moros, no es beber lo que les interesa, sino darse por culo… está prohibido beber en su religión, por lo visto, pero darse por el culo no."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932] Madrid: Edhasa, 2007, p. 362.
  • "La raza, eso que tú llamas así, es solamente esa gran pandilla de gente mísera como yo, legañosos, pulgosos, ateridos, que han acabado aquí perseguidos por el hambre, la peste, los tumores y el frío, llegados tras ser vencidos de los demás rincones del mundo. No podían ir más lejos por el mar. Pues eso es nuestra nación y esos son nuestros compatriotas."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "El amor es el infinito puesto al alcance de los caniches. ¡Y yo tengo dignidad!"
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "Lo mejor que puedes hacer, verdad, cuando estás en este mundo, es salir de él. Loco o no, con miedo o sin él."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "Por mucho que me diese vueltas y vueltas sobre el pequeño colchón, no llegaba a conseguir ni el más pequeño momento de sueño. Incluso masturbándose en esos casos no se siente ni consuelo, ni distracción. Entonces es la verdadera desesperación."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "¡Ah! ¡Divertirse con su muerte mientras la fabrica, eso es el Hombre, Ferdinand!"
    • Fuente: Muerte a crédito, [1936]
  • "Fui a reunirme con Molly y le conté todo. Para ocultarme la pena que le causaba hizo muchos esfuerzos, pero no era difícil ver, de todos modos, que sufría. Ahora la besaba yo más a menudo, pero la suya era una pena profunda, más auténtica que la nuestra, porque nosotros más bien tenemos la costumbre de exagerarla. Las americanas, al contrario. No nos atrevemos a comprender, a admitirla. Es un poco humillante, pero, aún así, es pena sin duda, no es orgullo, no son celos tampoco, ni escenas, solo la pena de verdad del corazón y no nos queda más remedio que reconocer que todo eso no existe en nuestro interior, que para el placer de sentir pena estamos secos. Nos da vergüenza no ser más ricos del corazón y de todo y también haber juzgado, de todos modos, a la humanidad más vil de lo que en el fondo es."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "(...) ¡Ah, tenían muchas verdades que revelarle! ¡Y hermosas! ¡Y no trilladas! ¡Luminosas! ¡Deslumbrantes! "¡Eso es!", empezó a decir el buen pueblo, "¡sí señor! ¡Exacto! ¡Muramos todos por esto!" Lo único que pide siempre, el pueblo, es morir. Así es. "¡Vida Diderot!", gritaron y después, "¡Bravo, Voltaire!". ¡Eso sí que son filósofos! (...) ¡Al menos, esos son tíos que no le dejan palmar en la ignorancia y el fetichismo, al buen pueblo! ¡Le muestran los caminos de la libertad! ¡Lo emancipan! ¡Sin pérdida de tiempo! En primer lugar, ¡que todo el mundo sepa leer los periódicos! ¡Es la salvación! ¡Qué hostia! ¡Y rápido! ¡No más analfabetos! ¡Hace falta algo más! ¡Simples soldados-ciudadanos! ¡Que voten! ¡Que lean! ¡Y que peleen! ¡Y que desfilen! ¡Y que envíen besos! Con tal régimen, no tardó en estar bien maduro el pueblo."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "Cuando los grandes de este mundo empiezan a amarnos es porque van a convertirnos en carne de cañón."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "En ese oficio de dejarse matar, no hay que ser exigente, hay que hacer como si la vida siguiera, eso es lo más duro, esa mentira."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "Un día, volvió, el celoso, de improviso. Se la encontró, a la guapiña, de palabrita arriba de dos caballeros; fue tan su conmoción, que sacó el revolver y disparó primero a ella y después a sí mismo, una bala en plena boca. Murieron abrazados. — Hacía un cuarto de hora apenas que había salido."
    • Fuente: Muerte a crédito, [1936]
  • "Me faltan algunos odios todavía, estoy seguro de que existen."
  • "¡Es más difícil renunciar al amor que a la vida!"
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]
  • "La mujer que sabe tener en cuenta nuestra miserable naturaleza se convierte fácilmente en nuestra amada, nuestra indispensable y suprema esperanza."
    • Fuente: Viaje al fin de la noche, [1932]