Juan de Mairena

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

Juan de Mairena son consejos, sentencias y donaires de Juan de Mairena y de su maestro Abel Martín. Es una obra de Antonio Machado.

Caos[editar]

  • Dios no se tomó el trabajo de hacer nada, porque nada tenía que hacer antes de su creación definitiva. Lo que pasó fue que Dios vio el Caos, lo encontró bien y dijo: «Te llamaremos mundo». Eso fue todo.
  • El caos no existe más que en nuestra cabeza... Allí lo hemos hecho nosotros.
  • El caos era la parte inteligente de la obra.
  • El verdadero acto de invención fue la creación de la nada, no del caos.

Poesía y filosofía[editar]

  • La filosofía es el mundo al revés (Hegel). La poesía es el revés de la filosofía, o sea el anverso del mundo. (Abel Martí).
  • Después de la verdad, nada hay tan bello como la ficción. Los grandes poetas son metafísicos fracasados (no todos). Los grandes filósofos son poetas que creen en la realidad de sus poemas.
  • Juan de Mairena enseñaba a sus discípulos más aventajados a estudiar la estructura poética de los grandes sistemas metafísicos.
  • Poesía: Diálogo del hombre con el tiempo.
  • ¿Por qué cantaría el poeta sin la angustia del tiempo, si esa fatalidad de que todas las cosas no sean para nosotros, como para Dios, todas a la par, sino dispuestas en serie y encartuchadas como balas de rifle, para disparar una tras otra?

Citas varias[editar]

  • Lo clásico es el empleo del sustantivo, acompañado de un adjetivo definidor.
  • Lo dramático es acción, como tantas veces se ha dicho. En efecto, acción humana, acompañada de conciencia, y por ello, siempre de palabra, A toda merma en las funciones de la palabra correspondiente un igual empobrecimiento de acción. Sólo quienes confunden la acción con el movimiento gesticular va poco a poco desapareciendo del teatro.
  • ¿Dijiste media verdad? Dirán que mientes dos veces si dices la otra mitad.
  • Desconfiad de los autodidactas,sobre todo de los que se jactan de serlo.
  • La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero.