Juan Pablo I

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Albino Luciani Tancon,
Juan Pablo I
«Amar significa viajar, correr con el corazón hacia el objeto amado. Amar a Dios es, por tanto, viajar con el corazón hacia Dios».
«Amar significa viajar, correr con el corazón hacia el objeto amado. Amar a Dios es, por tanto, viajar con el corazón hacia Dios».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 36 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Albino Luciani Tancon (17 de octubre de 1912 - 28 de septiembre de 1978) fue un sacerdote católico, teólogo y escritor italiano, nombrado papa el 26 de agosto de 1978, con el nombre de Juan Pablo I.

Frases de Juan Pablo I[editar]

  • “Como niño de pecho en brazos de su madre, así en mí está mi alma”.
  • «Dios es Padre, más aún, es madre».[1]
  • “Hoy, nosotros los viejos, estamos avanzando en número en toda la línea”.
  • “El amor a Dios es también viaje misterioso, es decir, uno no lo emprende si Dios no toma la iniciativa primero. Ésto quiere decir, amar a Dios no poco sino muchísimo; no detenerse en el punto a que se ha llegado sino, con su ayuda, avanzar en el amor”.
  • “Yo no realizo una acción, si antes no la quiero; no la quiero, si antes no la deseo; no la deseo, si antes alguien no me la ha presentado como deseable y simpática”.
  • “Más que el hombre, en el divorcio, es víctima la mujer. Él, aún si tiene cincuenta años, especialmente si está bien provisto de dinero, encuentra fácilmente una mujer joven, agradable, con la cual "rehacerse la vida". ¿Pero ella? Especialmente si está un poco estropeada, porque ha dado todo al marido, al trabajo, a los hijos, ¿quién la quiere? Hela aquí arrojada a la basura como un limón exprimido, destinada casi siempre o a una soledad llena de tristeza o a una vida de costumbres no buenas.”.
  • “El poder político, católico o no, ni puede obligar a abrazar la fe religiosa que no gusta, ni puede impedir abrazar y profesar una fe que gusta”.
  • “Después del tercer escrutinio, me habría gustado desaparecer sin llamar la atención”.
  • “Usted, Eminencia, ha sido un profeta pero mi pontificado será breve”.
  • “Estoy pensando en estos días que conmigo el Señor actúa un viejo sistema suyo: toma a los pequeños del fango de la calle y los pone en alto; toma a la gente de los campos, de las redes del mar, del lago, y hace de ellos apóstoles. Es su viejo sistema”.
  • “Personalmente, cuando hablo solo con Dios y la Virgen, más que adulto prefiero sentirme niño. La mitra, el solideo, el anillo desaparecen; mando de vacaciones al adulto y también al obispo, para abandonarme a la ternura espontánea que tiene un niño delante de papá y mamá. El rosario, oración simple y fácil, a su vez, me ayuda a ser niño y no me avergüenzo de ello en absoluto”
  • “Amar significa viajar, correr con el corazón hacia el objeto amado. Amar a Dios es, por tanto, viajar con el corazón hacia Dios”.
  • “Ayer por la mañana, fui a la Sixtina a votar tranquilamente. Nunca habría imaginado lo que iba a suceder. Apenas comenzó el peligro para mí, los dos colegas que tenía al lado me susurraron palabras de ánimo”.
  • “Procuremos que haya más oraciones y menos batallas”.
  • “Si acaso estamos enfermos de maldad, fuera de camino, tenemos un título más para ser amados por el Señor”.
  • “Nadie vino a decirme: «Tú llegarás a Papa», Si me lo hubieran dicho, habría estudiado más, me habría preparado”.
  • “No es la violencia la que puede todo, sino el amor”.
  • “Señor, creo”.
  • “El Señor nos ha dado este cuerpo, animado de un alma inteligente, y una bella voluntad. Y ha dicho: esta máquina es buena, pero trátala bien.”.
  • “Es necesario de verdad estar en regla con nosotros mismos”.
  • “Humildes, humildes: es la virtud cristiana que a todos toca”.
  • “Dios detesta las faltas, porque son faltas. Pero, por otra parte, ama, en cierto sentido, las faltas en cuanto le dan ocasión a Él de mostrar su misericordia y a nosotros de permanecer humildes y de comprender también y compadecer las faltas del prójimo”.

Lema papal[editar]

  • "Humilitas."
    • Traducción: "Humildad"
    • Nota: destacando su postura por ser el último de los siervos del Señor.

Referencias[editar]