Josemaría Escrivá de Balaguer

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

José María Julián Mariano Escrivá de Balaguer y Albás, nacido con el nombre José María Escrivá Albás (Barbastro, Huesca, 9 de enero de 1902 – Roma, 26 de junio de 1975), sacerdote español fundador en 1928 del Opus Dei y santo de la Iglesia Católica.


Citas[editar]

A[editar]

  • "A ese Dios invisible, lo encontramos en las cosas más visibles y materiales."
    • Nota: De una homilía pronunciada en la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.
  • "A Jesús siempre se va y se "vuelve" por María."
  • "Agradece, como un favor muy especial, ese santo aborrecimiento que sientes de ti mismo."

B[editar]

  • "Bendito sea el dolor. Amado sea el dolor. Santificado sea el dolor... ¡Glorificado sea el dolor!"

C[editar]

  • "Cada vez estoy más persuadido: la felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la tierra."
  • "Con la gracia de Dios, tú has de acometer y realizar lo imposible..., porque lo posible lo hace cualquiera."
  • "Contigo, Jesús, ¡qué placentero es el dolor y qué luminosa la oscuridad!"
  • "Convéncete de ahora para siempre, convéncete de que salir de la barca [la vocación cristiana] es la muerte. Y de que, para estar en la barca, se necesita rendir el juicio (...) Si te sales de la barca, caerás entre las olas del mar, iras a la muerte, perecerás anegado en el océano, y dejarás de estar con Cristo (...) compañía que voluntariamente aceptaste."
    • Nota: Meditación: “Vivir para la gloria de Dios”
  • "Cuando los cristianos lo pasamos mal, es porque no damos a esta vida todo su sentido divino."
    • Fuente: Vía Crucis, estación VI, 5.
  • "Cuanto más alta se alza la estatua, tanto más duro y peligroso es después el golpe en la caída."

D[editar]

  • "Dios os llama a servirle en y desde las tareas civiles, materiales, seculares de la vida humana: en un laboratorio, en el quirófano de un hospital, en la cátedra universitaria, en la fábrica, en el taller, en el hogar de familia y en todo el inmenso panorama del trabajo, Dios nos espera cada día."
    • Nota: De una homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.
  • "Donde la mano siente el pinchazo de las espinas, los ojos descubren un ramo de rosas espléndidas, llenas de aroma."
    • Fuente: Vía Crucis, estación VI, 5.
  • "Donde no hay mortificación, no hay virtud".

E[editar]

  • "El cristiano debe amar a los demás, y por tanto, respetar las opiniones contrarias a las suyas, y convivir con plena fraternidad con quienes piensan de otro modo"
  • "El matrimonio es para la clase de tropa y no para el estado mayor de Cristo."
  • "El matrimonio es una vocación divina."
  • "El pedante interpreta como ignorancia la sencillez y la humildad del docto."
  • "El plano de santidad que nos pide el Señor, está determinado por estos tres puntos:
La santa intransigencia, la santa coacción y la santa desvergüenza."
  • "El trabajo es la vocación inicial del hombre, es una bendición de Dios, y se equivocan lamentablemente quienes lo consideran un castigo."
  • "En la línea del horizonte, hijos míos, parecen unirse el cielo y la tierra. Pero no, donde de verdad se juntan es en vuestros corazones, cuando vivís santamente la vida ordinaria..."
  • "Eres calculador. —No me digas que eres joven. La juventud da todo lo que puede: se da ella misma sin tasa."
  • "Eres curioso y preguntón, oliscón y ventanero: ¿no te da vergüenza ser, hasta en los defectos, tan poco masculino? -Sé varón"
  • "Es mala disposición oír la palabra de Dios con espíritu crítico."
  • "Es más fácil bullir que estudiar, y menos eficaz."
  • "Es privilegio del superior ser magnánimo con el subordinado."

Esto es la historia de un pequeńin al que Dios amaba con locura

* "Extrema el respeto al superior cuando te consulte y hayas de contradecir sus opiniones. -Y nunca le contradigas delante de quienes le estén sujetos, aunque no lleve razón."

H[editar]

  • "Hay que darse del todo, hay que negarse del todo: es preciso que el sacrificio sea holocausto."
  • "Hay un algo santo, divino, escondido en las situaciones más comunes, que toca a cada uno de vosotros descubrir."
    • Nota: De una homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.

L[editar]

  • "La alegría de los pobrecitos hombres, aunque tenga motivo sobrenatural, siempre deja un regusto de amargura. -¿Qué creías? -Aquí abajo, el dolor es la sal de nuestra vida."
  • "La castidad, la de cada uno en su estado: soltero, casado, viudo, sacerdote, es una triunfante afirmación del amor."
  • "¡La guerra! -La guerra tiene una finalidad sobrenatural-me dices desconocida para el mundo: La guerra ha sido para nosotros... -La guerra es el obstáculo máximo del camino fácil -Pero tendremos, al final, que amarla, como el religioso debe amar sus disciplinas."
  • "La intransigencia no es intransigencia a secas: es 'la santa intransigencia'.
  • "La mentira tiene muchas facetas: reticencia, cabildeo, murmuración... Pero es siempre arma de cobardes."
  • "La atención de la mujer casada debe centrarse en el marido y en los hijos. Como la del marido debe centrarse en su mujer y en sus hijos."
    • Fuente: La mujer en la vida del mundo y de la Iglesia, punto 107
  • "La resistencia de una cadena se mide por su eslabón más débil."
  • "La verdadera virtud no es triste y antipática, sino amablemente alegre."
  • "La vocación cristiana consiste en hacer endecasílabos de la prosa de cada día."
    • Nota: De una homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.
  • "Las puertas del Opus Dei están abiertas de par en par para quienes se quieran marchar."
  • "Lo que se necesita para conseguir la felicidad, no es una vida cómoda, sino un corazón enamorado."
  • "Los enamorados no saben decirse adiós: se acompañan siempre."

M[editar]

  • "Mira que el corazón es un traidor. -Tenlo cerrado con siete cerrojos."

N[editar]

  • "No concibo que pueda haber obediencia verdaderamente cristiana, si esa obediencia no es voluntaria y responsable. Los hijos de Dios no son piedras o cadáveres: son seres inteligentes y libres, y elevados todos al orden sobrenatural, como la persona que manda."
    • Nota: De una entrevista aparecida en la revista 'Palabra', octubre de 1967.

O[editar]

  • "O sabemos encontrar en nuestra vida ordinaria al Señor, o no lo encontraremos nunca."
    • Nota: De una homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.
  • "Obedecer..., camino seguro. —Obedecer ciegamente al superior..., camino de santidad. —Obedecer en tu apostolado..., el único camino: porque, en una obra de Dios, el espíritu ha de ser obedecer o marcharse".
  • "Oro, plata, joyas..., tierra, montones de estiércol. —Goces, placeres sensuales, satisfacción de apetitos..., como una bestia, como un mulo, como un cerdo, como un gallo, como un toro. Honores, distinciones, títulos..., cosas de aire, hinchazones de soberbia, mentiras, nada."

P[editar]

  • "Para tantos, la comprensión que exigen a los demás consiste en que todos se pasen a su partido."
  • "¡Porque me da la gana! Que es una razón muy sobrenatural."[sin fuentes]

Q[editar]

  • "¡Qué poco vale la penitencia sin la continua mortificación!".

S[editar]

  • "Si alguien se descaminara, le quedaría un remordimiento tremendo: sería un desgraciado. Hasta esas cosas que dan a la gente una relativa felicidad, en una persona que abandona su vocación se hacen amargas como la hiel, agrias como el vinagre, repugnantes como el rejalgar."
    • Fuente: Meditaciones. Tomo III.. p. 384-389
  • "Si amas al Señor, no habrá criatura que no encuentre sitio en tu corazón."
    • Fuente: Vía Crucis, estación VIII, 5.
  • "Si queréis entregaros a Dios en el mundo, antes que sabios —ellas no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas— habéis de ser espirituales, muy unidos al Señor por la oración: habéis de llevar un manto invisible que cubra todos y cada uno de vuestros sentidos y potencias: orar, orar y orar; expiar, expiar y expiar".
  • "Si sabes que esos dolores -físicos o morales- son purificación y merecimiento, bendícelos".
  • "Si sabes que tu cuerpo es tu enemigo, y enemigo de la gloria de Dios, al serlo de tu santificación, ¿Por qué le tratas con tanta blandura?"
  • "Suponen los tontos, los desaprensivos, los hipócritas, que los demás son también de su condición... –Y esto es lo penoso–, y como si lo fueran, los tratan."

T[editar]

  • "Tras la guerra viene la paz. ¿ Y qué es la paz ? La paz es algo muy relacionado con la guerra. La paz es consecuencia de la victoria!"
  • "También en estos tiempos, a despecho de los que niegan a Dios, la tierra está muy cerca del Cielo."
  • "Te juegas la vida por la honra... Juégate la honra por el alma."
  • "Trata a tu cuerpo con caridad, pero no con más caridad que la que se emplea con un enemigo traidor."
  • "Todas las cosas de este mundo no son más que tierra. —Ponlas en un montón bajo tus pies, y estarás más cerca del cielo."

Sobre Escrivá[editar]

  • "Cuando en 1957 una alta personalidad envió a Escrivá sus felicitaciones porque un socio había sido nombrado ministro en la dictadura de Franco en España, obtuvo esta respuesta más bien seca: «Qué me importa a mí que sea ministro o barrendero? Lo que me importa es que se santifique con su trabajo.»"
  • Cuenta Luis Carandell en "Vida y milagros de monseñor Escrivá de Balaguer" la anécdota de que, cuando el dictador Franco nombró los primeros ministros de la Obra, el fundador llegó eufórico a una reunión de fieles. '¡Nos han hecho ministros!'
  • "El fundador vino una vez a España, exclusivamente a hablar a un grupo de personas y nos dijo justo al terminar el Concilio Vaticano II:
    "Hijas mías vengo a deciros que la Iglesia va muy mal, va al desastre, lo que os digo es que pidáis por la Iglesia, porque está muy mal, este Concilio es el Concilio del diablo".
    • Rosario Badules en Escrivá de Balaguer - ¿Mito o Santo? Ed. Libertarias 1992
  • En mayo de 1974, en un viaje a Sao Paulo en Brasil, Escrivá de Balaguer se dirigió a la multitud, en el Palacio de Convenciones, Anhemi Park. Les dijo a las mujeres allí reunidas:
«Cuando viene el marido del trabajo, de su labor, de su tarea profesional, que no te encuentre a ti rabiando. Arréglate, ponte guapa y, cuando pasen los años, arregla un poquito más la fachada, como se hace con las (viejas) casas. ¡Él te lo agradece tanto!» Michael Walsh, El mundo secreto del Opus Dei, Cap. 9
  • Era un hombre complejísimo. Puesto a ser simpático, era el que más; puesto a ser antipático, lo mismo.
    • Declaraciones de Miguel Fisac a "Época", 10 de febrero de 1992.
  • " Escrivá posee la fuerza de los clásicos, el temple de un Padre de la Iglesia. "
    • Cornelio Fabro, religioso, en El temple de un Padre de la Iglesia, Madrid, Rialp, 2002.
  • " Lo que más me llamó la atención de su personalidad fue, en primer lugar, la refrescante serenidad que emanaba de él y que envolvía toda la conversación. Después, el increíble ritmo con que fluían sus ideas; y, finalmente, la sorprendente capacidad de entablar contacto inmediatamente con sus interlocutores. "
    • Viktor Frankl, psiquiatra vienés, fundador de la logopedia, en John Allen: Opus Dei: una visión objetiva de la realidad y los mitos de la fuerza más polémica dentro de la Iglesia Católica, Barcelona, Planeta, 2006, p. 72.
  • " Las enseñanzas de este nuevo santo han sido una bendición de Dios, especialmente para la juventud, que ha sabido encauzarla fabulosamente. "
  • " Monseñor Escrivá vivió de manera plena el momento presente, abriéndose a él y dándose a sí mismo completamente. "
  • " Nos enseñó el amor a la libertad y el respeto a la libertad de todos. "
  • " [Las] palabras del beato Escrivá de Balaguer […] me han alentado a vivir de fe en mi trabajo, a no olvidarme nunca de rezar antes de subir a un escenario, a hablar con Dios, de un modo un otro, a lo largo de la jornada: a entender que mi fe puede trascender también mi ámbito personal. "
  • " Predicó incansablemente la llamada universal a la santidad y al apostolado. "
    • Juan Pablo II, Ceremonia de beatificación de Josemaría Escrivá, 17-V-1992.
  • " Tenía muy mal carácter. Siempre estaba dando patadas a las puertas y dando broncas por cualquier nimiedad. Pero si le interesabas por algo tenía un gran don teatral para envolverte con halagos. "
    • María del Carmen Tapia a la revista "Tiempo", 3 de febrero de 1992, pág. 12.
  • " Todo en la manera de ser de mons. Escrivá provenía de la oración, de ese diálogo permanente que mantenía con Dios y eso se vertía finalmente en las almas que tenía a su alrededor. "